22 de noviembre de 2017
Última actualización: 10:07
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Luis Pérez Triviño y Juan Antonio Sánchez-Bote
3 de mayo de 2015

Violencia en el fútbol: el entorno familiar

Guardar en Mis Noticias.

José Luis Pérez Triviño y Juan Antonio Sánchez-Bote

[Img #10072][Img #10073]La violencia en el fútbol: del entorno familiar al papel de los propios futbolistas

Empieza a ser habitual hablar de la violencia en los campos de fútbol de nuestro país, ya sea en competiciones profesionales o en el deporte base. No es que el fenómeno sea novedoso. Mucho nos tememos que ha estado ahí incrustado desde siempre. Muchos niños, influenciados por sus padres consideran que el evento más importante de la semana es lucirse en el partido del sábado y así aspirar a ser el próximo Messi o Ronaldo. Y lo mismo pasa por la cabeza de los padres. Y si el niño no lo logra porque el rival es mejor o porque el árbitro le ha expulsado, en ocasiones el mismo jugador y en otras, los padres, dejan salir su frustración de forma violenta dirigiéndola a los rivales o al conjunto arbitral.

 

Y es que es llamativo que cada vez más jóvenes que practican deporte puedan llegar a las manos entre sí, agredir a entrenadores, colegiados y en las propias gradas se escuche toda clase de insultos, como los hechos ocurridos recientemente en un partido correspondiente a la Copa Centenario Senior de la Federación Andaluza (femenino), en el que la árbitro menor de edad fue gravemente agredida y vejada tanto por el entrenador, jugadoras y familiares locales. La agresión a un entrenador de 17 años en un partido de cadetes en Cornellá, o la agresión a un árbitro en encuentro disputado de la cuarta división catalana. Además de estos recientes casos han sucedido en las últimas fechas incidentes de violencia sexista en terrenos de juego de Cádiz, Melilla o el citado anteriormente de Granada. O el reciente suceso de violencia de padres sobre jugadores menores descrito en primera persona por Nacho San Martín esta misma semana.

 

Pero desde hace ya algún tiempo, afortunadamente, empieza a extenderse en la opinión pública un mayor grado de percepción y de preocupación sobre el problema. Así, al menos, los episodios de violencia, racismo o machismo que se desarrollan por los distintos campos de fútbol de la geografía española aparecen en los medios de comunicación como una lacra que amenaza la pureza del deporte y de sus efectos beneficiosos sobre los menores y jóvenes.

 

Somos conscientes de que erradicar la violencia en el deporte es una tarea ardua  y complicada, pero sin duda, el problema de fondo desde nuestro punto de vista se encuentra quizás en la pérdida continua de valores morales en el deporte base. Un problema educacional en el seno familiar y en los propios colegios o escuelas deportivas. El deporte es visto cada vez más no como una práctica valiosa en sí misma, sino en un medio para conseguir otros objetivos: fama, éxito, dinero. Parece claro que este cambio de valores asociados al deporte no es únicamente responsabilidad de los agentes que gobiernan el deporte, sino que es un problema social en conjunto.

 

Estamentos como la Liga Nacional de Futbol Profesional (LNFP), se preocupan por intentar erradicar la violencia en los terrenos de juego de nuestro fútbol profesional, pero, ¿qué ocurre con la violencia en competiciones no oficiales y en especial, en el deporte base?. Las medidas adoptadas recientemente por LNFP son loables pero no dejan de estar dirigidas principalmente a las competiciones profesionales dejando de lado el problema que afecta al deporte base. Pero sobre todo, dichas medidas son parciales y cortoplacistas, en la medida que inciden poco en la educación deportiva durante el período de formación de los menores tanto en los colegios como en el ámbito familiar. Siendo  importante aquí el papel del de las organizaciones mencionadas, LFP y RFEF (debiendo incluir también a la AFE), lo es más del CSD como principal institución que vela por el deporte en España. Aunque es cierto que poco a poco se van llevando a cabo campañas en ese sentido, parece evidente que deberían tener un apoyo político por parte de los poderes públicos para que puedan tener éxito. Y es que como hemos señalado antes, es la sociedad en su conjunto la que está interesada en que la práctica deportiva se desarrollo por cauces normales.

 

Si hay algo que nos parece que estas instituciones pueden hacer es actuar directamente sobre los verdaderos protagonistas, los futbolistas, ya que ejercen sobre los menores una enorme influencia. Y es que una mala imagen por parte de un jugador famoso puede tirar por la borda campañas enteras destinadas a prevenir y erradicar la violencia o el racismo. Un mal gesto de Ronaldo, un escupitajo de Messi o un insulto racista a un jugador de color tienen más efecto en la mente de un niño que toda la campaña publicitaria fomentando el respeto en el fútbol. No se nos escapa, por otro lado, que para lograr este objetivo también habría que incidir sobre los clubes que tanto presionan sobre sus jugadores para obtener las deseadas victorias o títulos. Un redimensionamiento de estos factores externos que afectan a la actitud de los jugadores en el campo de juego es tan necesario como complicado. Pero…

 

Por lo tanto, y siendo conscientes de que atajar el problema es difícil y que se necesita una implicación de muchos agentes políticos, sociales y educativos en la tarea, creemos que sería beneficioso compatibilizar medidas educativas (que tendrán sus efectos a largo plazo) con otras más directas e inmediatas: actuando sobre los futbolistas directamente, haciéndoles ver que quieran o no, son modelos éticos que son seguidos por millones de niños y que por lo tanto, deben tener un grado de concienciación mayor acerca de las repercusiones de sus actos cuando están dentro del terreno de juego.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004