Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ramón Fuentes
9 de julio de 2018

Rubiales confirma que la Supercopa será a partido único el 12 de agosto

Guardar en Mis Noticias.

 

Arropado por Carlos del Campo, adjunto al presidente de LaLiga, y por David Aganzo, presidente de AFE, Luis Rubiales ha informado del acuerdo de la junta directiva referente a la Supercopa.

 

El presidente de la RFEF ha confirmado que será en sede neutral, preferentemente en Tánger, y con compensación económica para los clubes.

 

Aclaró que la sede de Tánger requiere aún completar una negociación a varias bandas que está en curso.

 

No obstante, el Sevilla emitió en la noche del domingo un comunicado vía Twitter en el que reiteraba su posición contraria a que se dispute a partido único.

 

Salvo que el club andaluz rectifique su postura, el asunto tiene pinta de terminar en la mesa de la presidenta del CSD o, incluso, en los tribunales.

 

¿Está habilitada la RFEF para imponer una fecha de la Supercopa?

 

El artículo 214 del Reglamento relativo al calendario y horario de partidos habla de circunstancias especiales para la RFEF a la hora de fijar un partido. Más si afecta a la Liga de Primera división, presente en la Junta de este lunes junto a la AFE

 

Lo cierto y verdad que los Estatutos de la RFEF le otorgan esta potestad a la Junta en cuanto “al control y buen fin de las competiciones de ámbito nacional e internacional, en los casos que corresponda”.

 

Pero, además, el propio Reglamento en su artículo 214 sobre el calendario y horario de partidos, le otorga esta potestad a la RFEF. Es más el propio Pepe Castro, presidente del Sevilla, dejó deslizar esta posibilidad el pasado jueves.

 

El artículo textualmente dice lo siguiente: “La RFEF, oído el parecer de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, cuando se trate de Primera y Segunda División, y prescindiendo de dicho trámite en los demás casos, podrá, ponderando la concurrencia de especiales circunstancias y a solicitud de uno de los clubs contendientes, con la anuencia del otro, autorizar que se adelante o retrase un determinado encuentro, siempre desde luego que no se altere el orden de partidos establecido en el calendario oficial”.

 

Parece claro que estamos ante muchas de las situaciones que recoge el propio artículo. Sin duda se trata de una “circunstancia especial”, además puede afectar a la propia Primera, en cuanto que sino se juega el día 12 de agosto; sólo cabría la opción de ser el 12 y 19 de agosto, lo cual afecta de lleno a la primera jornada liguera que arranca el 18 de agosto.

 

Enlaces automáticos por temática
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress