Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Miguel Fraguela
13 de junio de 2018

La utilización de una "sociedad pantalla" y la hemeroteca se llevaron por delante al Ministro

Guardar en Mis Noticias.

Pedro Sánchez dijo en 2015 que no contaría con quien utilizara sociedades pantalla

[Img #71858]

 

 

Maldita hemeroteca. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya avisó en una entrevista realizada en febrero de 2015 de que no tendría a nadie a su lado que hubiera empleado sociedades pantalla para pagar menos impuestos.

 

Fue el 9 de febrero de 2015 en una entrevista en Telecinco, tras conocerse que el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ingresó en la cuenta de su empresa 425.150 euros recibidos de gobiernos latinoamericanos por hacer un informe con el fin de pagar menos a Hacienda.

 

Entonces, exigió al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que expulsara del partido a Monedero, cuya conducta tachó de "inmoral".

 

Y sentenció: "Si tengo en mi dirección a un responsable político que crea una sociedad interpuesta para pagar la mitad de impuestos, esta persona al día siguiente estaría fuera de mi ejecutiva. Es mi compromiso con los votantes y los españoles. Me gustaría que Iglesias hiciese lo propio".

 

Unas palabras que numerosos medios han rescatado de la hemeroteca después de la polémica que ha llevado a la dimisión del hasta hoy ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, tras conocerse que defraudó a Hacienda 218.000 euros y que ha tenido que pagar 366.000 euros.

 

Según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Huerta declaraba a través de una sociedad, lo que permitía tributar menos que si lo hubiera hecho como renta personal con el IRPF.

 

"Me voy para que el ruido de esa jauría no rompa este proyecto ilusionante, el de Pedro Sánchez", ha argumentado Huerta al anunciar su dimisión, en la que ha subrayado que es inocente.

 

ESCUCHAR EL AUDIO

 

 

La "sociedad pantalla"

 

 

Carlos Alsina explicó esta mañana en Onda Cero lo que le ha ocurrido al ya exministro de Cultura y Deporte con Hacienda, tras la información adelantada por El Confidencial sobre el presunto fraude fiscal.

 

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid resolvió el año pasado contra Maxim Huerta, que había recurrido la decisión del llamado tribunal económico administrativo, un órgano de la administración ante el que los contribuyentes pueden recurrir cuando no comparten decisiones de la Agencia Tributaria. El Tribunal Superior entendió que Hacienda tenía razón al reclamar al escritor 243.000 euros de sanción, incluyendo recargo e intereses (como es costumbre en Hacienda) por los tres ejercicios fiscales mencionados. Huerta fue condenado a abonar también las costas del proceso.

 

Añadía Alsina: Éste es el hecho, irrefutable: el ministro tiene una condena por fraude fiscal. Y cabe pensar que Pedro Sánchez no estaba enterado cuando procedió a su nombramiento. Hoy lo iremos sabiendo

 

El periodista de Onda Cero recuerda que desde los años noventa era costumbre en muchos profesionales, artistas, periodistas de radio y televisión, crear una sociedad (una pequeña empresa) y facturar sus servicios a la compañía que los contrataba a través de esa sociedad. Cuando era presentador en TeleCinco, Huerta utilizó —como muchos otros profesionales— este sistema. La cadena, lo la productora del programa, pagaba a la sociedad del periodista y éste declaraba a Hacienda los ingresos, gastos y beneficios de esa sociedad. Pagaba el impuesto de sociedades que le correspondía. El procedimiento de la sociedad, perfectamente legal, permitía pagar menos que si uno declaraba sus ingresos como renta personal, es decir, IRPF. Por sociedades se pagaba menos que por IRPF. Y Hacienda, en aquel momento, no le veía ningún problema.

 

Pues bien, con la llegada de Montoro al ministerio, en 2012, los criterios del fisco cambiaron. Lo que hasta entonces se consideraba correcto pasó a considerarse fraudulento. En las inspecciones abiertas a decenas de profesionales, entre ellos presentadores de televisión y radio, tertulianos, artistas, Hacienda estableció que los servicios profesionales debían tributarse como IRPF.

 

Es decir, que si Maxim Huerta estaba contratado por ser Máxim Huerta, debía declarar como IRPF sus ingresos, por mucho que tuviera constituida una sociedad. Hacienda hizo sus inspecciones, calculó lo que esos profesionales habían dejado de pagar y comunicó sus sanciones.

 

En la mayoría de los casos, los asesores fiscales de los afectados le discutieron al fisco sus nuevos criterios, pero la mayoría de los inspeccionados optaron por pagar lo que se les reclamaba y modificar, en adelante, su forma de funcionar conforme a los criterios nuevos de Hacienda.

 

Sólo algunos profesionales llevaron la discrepancia hasta el final y recurrieron las sanciones de Hacienda. Maxim Huerta fue uno de ellos. Los tribunales están dando la razón a Hacienda en casi todos los casos, lo que supone que aquellos que recurrieron, además de tener que pagar, arrastran ahora una condena judicial. Al avalar las sanciones de Hacienda, los tribunales están condenando por fraude fiscal, no necesariamente delito, a los contribuyentes afectados.

Enlaces automáticos por temática
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress