Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Alejandro Fernández de Romarategui
5 de junio de 2018

“Designated veteran extension”. El riesgo contractual de la NBA

Guardar en Mis Noticias.

[Img #71165]Nos encontramos en el tramo final de la temporada, a la espera de conocer el ganador de las ansiadas y una vez más repetidas Finales de la NBA entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors. Además de ello, el mes que viene se produce el famoso e ilusionante sorteo del Draft con grandes expectativas en jóvenes talentos como Luka Doncic, Deandre Ayton, Mo Bamba, etc.

 

Justamente a falta de menos de 20 días para la noche del Draft y para que comience el baile en las plantillas de las franquicias NBA, existe una, en especial, con una preocupación relevante que puede desestabilizar una solidez y estabilidad trabajada durante años. Los San Antonio Spurs han pasado por una de sus temporadas más extrañas de los últimos años. Un equipo repleto de veteranos que parecía desgastado y sin un plus que hiciese crear una esperanza entre los fans. Además de ello, se unió la pronta baja de la estrella del equipo Kawhi Leonard y, finalmente, la trágica pérdida de la mujer de Greg Popovich, un tremendo golpe para uno de los entrenadores más valorados en la historia de la NBA.

 

[Img #71166]Llegados a esta situación, la química entre Kawhi y el Staff de los San Antonio Spurs parece haberse enfriado y la prensa americana señala al nuevo círculo cercano del jugador que está tratando de convencer al mismo para optar por firmar con una franquicia con gran mercado. ¿Quién podría hacerle cambiar de opinión en estos momentos? Sin duda alguna, quien apostó por él desde el primer momento, Greg Popovich.

 

Una de las informaciones publicadas en las últimas semanas por el periodista Tom Osborn del San Antonio Express News señala que la franquicia estaría dispuesto a ofrecer al jugador un contrato por valor de 219 Millones de dólares como extensión. La cantidad no es exactamente lo que preocupa, dado que era esperable que se le ofreciera una extensión de “Designated Veteran Player” o “Supermax”. La preocupación nace en las posibles consecuencias que pueda acarrear el ofrecimiento de este contrato en un momento tan delicado.

 

La liga introdujo justamente este tipo de contrato conocido como “Designated Veteran Extension” – (Art. VII. Sección Séptima. Apartado a)  del Convenio Colectivo NBA) - para otorgar al equipo una mejor oportunidad de retener a su superestrella, tratándose de una posibilidad contractual muy exclusiva. Únicamente las franquicias que hayan drafteado o traspasado por un jugador en la modalidad contractual “Rookie” pueden llegar a usarlo. Por su parte, únicamente los jugadores que tengan un rendimiento alto y considerable pueden ser elegidos para estos contratos, teniendo en cuenta los galardones o selecciones individuales que otorga la NBA anualmente.

 

Todo ello se traduce en que los San Antonio Spurs tengan la opción de ofertar a Kawhi Leonard un tipo de contrato mucho mejor que el que pueda ofrecer cualquier otra franquicia NBA, comenzando en un salario inicial superior y con unos incrementos superiores año tras año.

 

  • Máximo que Kawhi podría lograr en otro lugar: $170 Millones en 5 años

 

  • Máximo que Kawhi podría lograr en los Spurs: $219 Millones en 6 años

 

¿La diferencia? Alrededor de 50 millones de dólares que difícilmente se pueden rechazar por un jugador como Leonard, dado que no se trata de un jugador que cuente con grandes contratos de patrocinio ni con un potencial para ello. Su máximo sponsor en la actualidad es la marca Jordan y difícilmente podría neutralizar la perdida potencial de 50 millones mediante nuevos patrocinios.

 

Este tipo contractual es válido para todas las franquicias NBA pero rara vez utilizado. ¿Por qué? Existen dos precedentes claros en este sentido. Por un lado, DeMarcus Cousins cuando militaba para los Sacramento Kings y, por otro lado, Jimmy Butler con los Chicago Bulls. Ambos jugadores salieron del equipo mediante traspaso antes de llegar a recibir una oferta “supermax” por parte del equipo, simplemente por la peligrosidad económica que acarrea este contrato. Supone confiar plenamente en un jugador, alrededor del cual se debe construir una plantilla, asumiendo riesgos como lesiones futuras, falta de entendimiento jugador-dirección y la limitación de cara a un periodo de 6 años de traspasar un contrato con cifras tan elevadas.

 

En el caso de Kawhi Leonard, su salario representaría el 35% del “Cap Salary” del equipo, es decir, del presupuesto con el que cuentan para pagar a todos los integrantes de la plantilla. Además de ello, en el quinto año del contrato el jugador llegaría a los $50 Millones. Por ello mismo la dirección deportiva de la franquicia debe contar con plenas garantías de que Kawhi volverá a tener el nivel que tenía como jugador, que logrará recuperar la química con la dirección técnica del equipo y sobre todo que se pueda construir alrededor de él.

 

La falta de entendimiento con la dirección técnica y deportiva es lo que más preocupa en la franquicia de Texas. Esta dificultad supone un escollo más en las negociaciones dado que si la cuestión simplemente se limitase a una valoración económica, cabría esperar a realizar el “Trainning Camp” y antes de comenzar la temporada decidirían si ofrecer el “supermax” o una extensión reducida. Las diferencias con la dirección suponen que Kawhi deseará una oferta lo antes posible para sentirse valorado de nuevo, de lo contrario, puede que nos encontremos ante el gran reto de los Spurs de reconvertirse.

 

Alejandro Fernández de Romarategui Torrijos

[email protected]

International Sports Lawyer

Enlaces automáticos por temática
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress