Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción de Iusport
15 de mayo de 2018
El Gobierno modificará el decreto de federaciones tras el varapalo judicial

El Gobierno impondrá por decreto la mayoría absoluta en la moción de censura federativa

Guardar en Mis Noticias.

Lo adelantamos en IUSPORT el pasado 11 de octubre, cuando, junto a Rafa Fernández en Onda Cero, dimos la primicia de una sentencia de la Audiencia Nacional que anulaba parcialmente la Orden ministerial electoral en lo concerniente a las mociones de censura en las federaciones

[Img #69344]

El 29 de agosto de 2017 advertiamos en IUSPORT que la mayoría cualificada que exigen los estatutos complicaba una posible moción de censura a Villar como presidente de la RFEF.

 

Lo decíamos porque mientras sus estatutos exigen una mayoría cualificada, para que prospere, de dos tercios, la Orden ministerial de las elecciones federativas y el vigente reglamento electoral de la RFEF sólo requieren la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General.

 

El 11 de octubre dábamos cuenta de la sentencia de la Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Sexta), del dia 2 que ponía el sistema de las mociones de censura patas arriba.

 

Esta sentencia, recaída en el contencioso que puso la RFEF contra la Orden Ministerial ECD/2764/2015 , de 18 de diciembre, promovida por Miguel Cardenal, declaraba nulo y por no puesto "lo previsto en el artículo 19.f) en relación a las mayorías precisas para que triunfe la moción de censura, mención que debe tenerse por no puesta".

 

¿Y qué es lo que decía ese precepto?

 

"19.f) El acto de la votación, que deberá ser secreta, seguirá idénticos parámetros que los previstos para la elección de Presidente. Para que la moción de censura prospere y cese de forma automática el Presidente, se requerirá que, sometida a votación, sea aprobada por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General".

 

Decía la sentencia del 2 de octubre que "La realidad es que la Orden recurrida, al regular detalladamente la moción de censura y los porcentajes de voto favorable que son precisos para su estimación, hace inviable la aplicación de los Estatutos aprobados por la Federación, que gozan con la protección que les atribuye el artículo 12.2.j) del R.O. 1835/91".

 

Y añadía: "Un examen detallado del precepto impugnado permite concluir que ha vulnerado y hecho ineficaz normas de rango superior (el R.O. 1835/91 que impone que las Federaciones aprueben sus propios Estatutos) al que debía desarrollar, por lo que hay que concluir que ha incurrido en "ultra vires", produciéndose entonces una nulidad de pleno derecho, con arreglo a lo establecido en el artículo 62.2 de la Ley 30/1992 ("serán nulas de pleno derecho las disposiciones administrativas que vulneren la Constitución, las leyes y otras disposiciones administrativas de rango superior")  y 23.3 de  la  Ley 50/1997 , de 27 de  noviembre, del Gobierno  ("Los reglamentos no podrán regular materias objeto de reserva de Ley, ni infringir normas con dicho rango")".

 

"Deberá anularse, pues, dicho apartado en lo referido al régimen de mayorías para que triunfe una moción de censura", concluye la sentencia.

 

¿Cuál era la consecuencia?

 

Pues que podría instarse por cualesquiera afiliados a la RFEF (u otra federación) un recurso para que, a su vez, se declare nulo, en este punto, el reglamento electoral.

 

Decimos esto, porque la sentencia no suponía automáticamente la anulación de los acuerdos de las federaciones que aprobaron los reglamentos electorales y adaptaron este punto a la Orden ministerial.

 

Es decir, la Audiencia Nacional declaró "no puesto" el apartado 19.f), pero no se pronunció  expresamente sobre los reglamentos federativos electorales, los cuales seguirían en vigor tal y como están en la actualidad mientras no sean anulados por los tribunales o reformados por las asambleas de las federaciones.

 

¿Qué hará el CSD?, nos preguntamos en octubre

 

"Pues dos cosas: primera, recurrir la sentencia para que no adquiera firmeza, y segunda, promover de forma paralela la modificación del decreto 1835/1991, de federaciones deportivas españolas, de manera que quede claro en una norma con el rango adecuado cuál es el quórum exigido en las federaciones deportivas para que prospere una moción de censura, que según la Orden ministerial es la mayoría absoluta, no dos tercios".

 

Y así ocurrió: el Gobierno recurrió la sentencia ante el Supremo y lo perdió. El 22 de marzo pasado, el alto tribunal inadmitió el recurso, por lo que la sentencia adquirió firmeza. 

 

Y ahora tramita la modificación del decreto 1835/1991, de federaciones deportivas españolas, de manera que quede claro en una norma con el rango adecuado cuál es el quórum exigible en las federaciones deportivas para que prospere una moción de censura.

 

En estos momentos está abierto el trámite de consulta previa, que finaliza el día 23. Al tratarse del trámite previo, aún no existe proyecto normativo redactado, pero todo indica que la reforma del decreto consistirá en insertar en el mismo el mismo contenido del art. 19.f) de la Orden ministerial electoral antes transcrito, o lo que es lo mismo, se mantendrá el quórum de la mayoría absoluta, no dos tercios, para que prospere una moción de censura.

 

ACCESO A LA WEB DEL CSD SOBRE CONSULTA PÚBLICA PREVIA

 

TEXTO ÍNTEGRO DE LA SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL

 

TODOS LOS DOCUMENTOS DE LAS ELECCIONES DE LA RFEF 

Noticias relacionadas
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress