Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Miguel Fraguela
22 de abril de 2018

Terremoto en el deporte federado tras la sentencia del Constitucional sobre la Licencia Única

Guardar en Mis Noticias.

[Img #67721]

 

Así podemos calificar la situación que se presenta al Gobierno y a las federaciones españolas tras la sentencia del pasado día 12 de abril, que dimos en primicia en IUSPORT el viernes pasado, por la que, de facto, se carga de un plumazo la polémica Licencia Única promovida por Miguel Cardenal, impulsado eso sí, por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y que fue aprobada en septiembre de 2014.

 

Para empezar, a partir de ahora las licencias expedidas por las federaciones autonómicas ya no habilitarán para disputar competiciones no estatales en el resto de las comunidades autónomas. Este es el meollo de la sentencia, que, en la práctica, supone retornar a septiembre de 2014, mes en el se aprobó la reforma que ha quedado desmontada ahora por el Tribunal Constitucional.

 

En cuanto a sus efectos ante la Federación española correspondiente, eso ya existía antes de la reforma. Las licencias expedidas por las federaciones autonómicas ya tenían validez estatal cuando eran comunicadas a la Federación española y se abonaba la cuota estatal correspondiente.  

 

Ojo con la parte dispositiva de la sentencia

 

Ahora bien, como advierte acertadamente el prestigioso jurista Alberto Palomar en IUSPORT, la sentencia, "si no se lee entera induce a error, porque en el fallo se indica que el artículo 32.4 de la Ley del Deporte, tras la modificación introducida por la Ley  15/2014, de 16 de septiembre, no es inconstitucional interpretado en los términos del fundamento jurídico tercero de la propia Sentencia".

 

"Esta apariencia formal de confirmación encubre, sin embargo, una auténtica declaración de inconstitucionalidad y, sobre todo, una pérdida deliberada de la operatividad de la denominada licencia única, o lo que es lo mismo, nos devuelve a la situación anterior, pero con daños colaterales y la necesidad de que el legislador se pronuncie nuevamente", añade Palomar. 

 

En todo caso, el Tribunal Constitucional deja claro en su fundamentación en la sentencia de 12 de abril pasado que "Lo razonado hasta aquí justifica exclusivamente la inconstitucionalidad del que hemos denominado efecto "transversal" u "horizontal" de la licencia deportiva única, no el "vertical".

 

Lo que decíamos: a partir de ahora las licencias expedidas por las federaciones autonómicas ya no habilitarán para disputar competiciones no estatales en el resto de las comunidades autónomas, precisamente lo que era novedoso en la Licencia Única respecto a la situación anterior. 

 

Así nació la Licencia Única

 

El BOE del 17 de septiembre de 2014 publicó la Ley 15/2014, de 16 de septiembre, de racionalización del Sector Público y otras medidas de reforma administrativa, en cuyo art. 23 se modificaba el art. 32 de la Ley del Deporte, implantando la ya famosa Licencia Deportiva Única, que entró en vigor el 1 de julio de 2015.

 

Decía el preámbulo de la nueva ley, en lo que toca a la Licencia:

 

"Uno de los objetivos de la CORA es la simplificación de procedimientos para ciudadanos y empresas, reduciendo trabas burocráticas e impulsando la Administración electrónica. El presente texto recoge modificaciones básicas de normativas necesarias para la implantación de algunas de las sugerencias de simplificación más ambiciosas que se recogen en el informe".

 

"En el ámbito deportivo, una de las principales reformas consiste en la implantación de una licencia deportiva única que, una vez obtenida, habilite a su titular para participar en cualquier competición oficial, cualquiera que sea su ámbito territorial. Esta medida contribuye decisivamente a la extensión del principio de unidad de mercado al ámbito del deporte no profesional, ya que permitirá eliminar duplicidades y reducir los trámites administrativos necesarios para la práctica deportiva".

 

"... en el texto se establece que, en el supuesto de que tales circunstancias se dieran, las federaciones nacionales serán compensadas por las federaciones autonómicas por tales conceptos, así como por el resto de servicios que, en su caso, pudieran prestar a dichas federaciones autonómicas. En los casos que proceda dicha compensación, se determinará conforme a los criterios que se establezcan reglamentariamente y siempre previo acuerdo adoptado en la Asamblea General de la Federación Nacional".

 

Las Autonomías se rebelaron contra la Licencia Única

 

Varias comunidades autónomas se opusieron desde el principio a la Licencia Única. Así, además de Cataluña, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordó la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra ese precepto de la Ley 15/2014, de Racionalización del Sector Público.

 

La Junta consideró que esta medida conllevaría graves perjuicios, especialmente en el deporte base, con una bajada prevista de más del 50% en las licencias autonómicas, la eliminación de más de 200 empleos y una reducción de entre cinco y seis millones de euros en los ingresos de las federaciones de la comunidad.

 

A juicio del Gobierno andaluz, el artículo 23 de esta norma estatal –que modificó la Ley 10/1990 del Deporte– suponía una grave injerencia en las competencias autonómicas exclusivas sobre la materia, al establecer una licencia única para participar en cualquier competición oficial con independencia de su ámbito territorial. 

 

Entre otros perjuicios, con la reforma, los más de 500.000 deportistas federados andaluces tendrían que abonar una cuota a la correspondiente federación española, supeditada a los criterios económicos que ésta determine, aunque no compitan a nivel estatal.

 

La legislación hasta entonces vigente, y que ahora vuelve a cobrar vigencia, con más de 35 años de aplicación, imponía este pago sólo cuando el deportista participaba en competiciones de ámbito estatal.

 

Crónica de un error anunciado

 

No podrán alegar Miguel Cardenal, Ana Muñoz y la vicepresidenta Soraya que no fueron advertidos en su momento. Alberto Palomar, toda una autoridad en esta materia, lo advirtió en noviembre de 2013.

 

Como dice Palomar, la denominada “licencia única” fue desde el principio un error. El primer error estaba en aplicar a este ámbito los efectos de la unidad de mercado y de la Ley la Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de Garantía de la Unidad de Mercado.

 

Esta Ley trataba de considerar que las licencias y autorizaciones producían plenos efectos en todo el territorio del Estado con independencia de la Comunidad Autónoma en la que se hubieran expedido.

 

El propio efecto de extensión de efectos extraterritoriales ya había sido objeto de una enmienda máxima con la publicación de la STC  de 22 de junio de 2017 que declaró la inconstitucionalidad de los artículos 19,29 y 18 (parcialmente) y la disposición adicional décima de la Ley 20/2013, de 9 de diciembre.

 

Continúa Palomar: "Adicionalmente del marco general de ubicación – ciertamente erróneo- la elección del deporte como uno de los ámbitos de la unidad de mercado era otro error operativo ya que no se había pensado que la función piramidal de la organización deportiva era esencialmente vertical (cada Comunidad Autónoma con el Estado) y su conceptuación como un <<totum>>  era muy compleja en el ámbito sancionador, en el ámbito electoral, en el de organización de la competiciones, en la organizaciones del deporte, en suma. Conceptualmente la idea de asociar el conjunto del deporte a una actividad económica era, igualmente, un decisión no pensada".

 

"La situación y el dislate llegó a tales términos que el mandato del legislador de desarrollar reglamentariamente la disposición nunca se llegó a realizar y no se conocieron proyectos ni intereses en el desarrollo reglamentario que pedía la norma".

 

"En este estado de cosas, unas federaciones españolas adaptaron su normas, otras no, y otras las adaptaron formalmente pero no las aplicaron. La falta de intensidad aplicativa era probablemente la consecuencia necesaria o ineludible de una reglamentación disfuncional, poco operativa y nada adaptada", añade Palomar. 

 

Cuando se dicta la STC de 22 de junio de 2017 y se declara la inconstitucionalidad de los títulos habilitantes de alcance autonómico y en su proyección extraterritorial y estatal la suerte  de la modificación de la ley del deporte estaba, ciertamente, sentenciada, y con ello la de la Licencia Única.


El 80% del deporte federado en contra

 

El 14 de febrero se celebró una reunión en el CSD a la que acudieron representantes de federaciones de Galicia, Madrid, Andalucía, Cataluña, Aragón, País Vasco, Castilla y León y Valencia, lo que equivalía a más de 450 federaciones autonómicas, o lo que es lo mismo, cerca del 80% del Deporte Federado Español.

 

En una carta, estas federaciones hicieron saber al CSD de Miguel Cardenal y Ana Muñoz su frontal oposición a la iniciativa, pero también fueron desoídos.

 

Las PNL contra la Licencia Única

 

En 2014 se promovió una PNL en la que se instaba al Gobierno a desistir del proyecto de Licencia Única, a la que no hizo caso el PP.

 

En 2016 se aprobó una PNL contra la Licencia Única, por lo que el Gobierno tuvo tiempo de sobra para abolirla, algo que tendrá que hacer ahora por mandato del Tribunal Constitucional.

 

------

 

TEXTO ÍNTEGRO DE LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DE 12 DE ABRIL DE 2018

 

TEXTO ÍNTEGRO DE LA PNL APROBADA EN 2016

 

TEXTO APROBADO EN 2014 DE LA LICENCIA ÚNICA

 

PNL DE 2P14 CONTRA EL PROYECTO DE LICENCIA ÚNICA  [2014]

 

 

NOTA DE LAS FEDERACIONES AUTONÓMICAS EN CONTRA DE LA INICIATIVA  [febrero de 2014]

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DE JUNIO DE 2017

 

Noticias relacionadas Enlaces automáticos por temática Artículos de opinión relacionados
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress