Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Sellés
14 de abril de 2018

Competición deja en una multa el botellazo del Huesca-Albacete

Guardar en Mis Noticias.

Este viernes el Comité de Competición de la RFEF se reunió para analizar los aspectos disciplinarios del Huesca-Albacete. El partido se disputó este pasado jueves debido a que había sido aplazado diez días atrás por el resbalón del jugador del Albacete Pelayo Novo que le había provocado la precipitación desde la tercera planta de su hotel de concentración.

 

En dicho encuentro, que terminó con empate a cero, el árbitro navarro Eduardo Prieto Iglesias destacó que se habían producido incidentes por parte del público. En concreto, y según reza el acta arbitral, “en el minuto 78 de partido mi asistente número dos me comunicó que desde el fondo de la portería más cercana a su posición, se lanzó una botella de agua de litro, llena de líquido y con tapón. Dicho objeto, pese a ir en dirección de dicho asistente, no llegó a impactar en él. Dicha incidencia se puso inmediatamente en conocimiento del delegado de campo”.

 

El Comité de Competición ha optado por la vía más benévola y ha decidido calificar el incidente como una alteración del orden del encuentro de carácter leve. Ello supone una sanción al SD Huesca de hasta 602 euros.

 

Puesto que en el acta arbitral no se identifica de qué equipo era el seguidor que lanzó la botella, de acuerdo con el artículo 15, se sanciona al club oscense. La regla general indica que “cuando con ocasión de un partido se altere el orden, se menoscabe o ponga en peligro la integridad física de los árbitros, jugadores, técnicos o personas en general, […] incurrirá en responsabilidad el club organizador del mismo, salvo que acredite el cumplimiento diligente de sus obligaciones y la adopción de medidas de prevención exigidas por la legislación deportiva para evitar tales hechos o mitigar su gravedad”.

 

Por lo tanto, el Comité de Competición ha optado por la sanción más benévola, puesto que el Huesca no es un club disciplinariamente problemático. Además, como relata el acta, la botella no llegó a alcanzar su objetivo, en este caso, el árbitro asistente.

 

Sólo queda por determinar si la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, así como LaLiga identificarán al infractor y le impondrán una sanción.

 

ACTA ARBITRAL DEL SD HUESCA - ALBACETE

Enlaces automáticos por temática
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress