// Google Analytics (function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-42624090-1', 'auto'); ga('create', 'UA-284980-4', 'auto', {'name': 'canariasahora'}); ga('create', 'UA-284980-14', 'auto', {'name': 'caius'}); ga('send', 'pageview'); ga('canariasahora.send', 'pageview'); ga('caius.send', 'pageview'); // Fin Google Analytics
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Silvio Bogliari
7 de abril de 2018

El crowdfunding y los TPO’s

Guardar en Mis Noticias.

[Img #66724]Los fondos de inversión (en adelante con la signa en ingles TPO’s) han adquirido el papel de nuevos protagonistas del panorama futbolístico de los últimos años; en este sentido la “batalla jurídica” entre prohibición o regulación de los TPO’s tendrá una nueva etapa el próximo 24 de mayo cuando la Corte de  Apelación de Bruselas se pronunciará sobre el asunto Seraing y Doyen contra FIFA.

 

El club belga es el primer equipo sancionado en base a la nueva prohibición de FIFA ya que en 2015 estipuló un contrato nombrado “Cooperation Agreement” (1) en que Doyen obtenía bajo pagamento de 300.000 €, el 30% de los derechos económicos de tres futbolistas del club belga.

 

Los TPO’s están actualmente prohibidos en los artículos 18 bis (2) y 18 ter (3) del “Reglamento Sobre el Estatuto y Trasferencia de los Jugadores” (RETJ) de FIFA que tutelan la independencia y autonomía de los clubes en las decisiones relativas al mercado de fichajes como en asuntos liberales internos; asimismo los mencionados artículos prohíben expresamente que sujetos terceros a los clubes puedan ser titulares de cualquier tipo de derechos o beneficios sobre las trasferencias de futbolistas.

 

A pesar de la prohibición, en el RETJ no existe ninguna referencia expresa y directa a los TPO’s, de modo que, es necesario interpretar que se entiende por terceros en el seno de la FIFA.

La única referencia presente en el RETJ dirigida a sujetos terceros, es la siguiente: “parte ajena a los dos clubes entre los cuales se traspasa a un jugador, o a cualquiera de los clubes anteriores en los que el jugador estuvo inscrito previamente”, decretando que la categoría “terceros” resulte ser increíblemente amplia (intermediarios, familiares de los jugadores, aficionados, jugadores y clubes no partes del contrato).

 

La ausencia de precisión y la mencionada generalización, crean una inseguridad jurídica que al mismo tiempo puede producir formas para saltar la prohibición: aquí se inserta una práctica actual en el deporte, el crowdfunding.

 

El crowdfunding o micromecenazgo es una alternativa a la financiación tradicional, una financiación moderna que evita el recurso a los prestamos bancarios.

 

Con el crowdfunding cualquier empresario particular o persona jurídica, puede pedir dinero privado para financiar sus proyectos: normalmente las inversiones en el crowdfunding se realizan a través de donaciones, pero también pueden incluir participaciones accionarias u otros beneficios concedidos del beneficiario a los inversores ( el crowdfunding de acciones y el de recompensas).

 

En el deporte el crowdfunding es ya ampliamente conocido (baste pensar a la financiación de los gimnasios) pero hay que destacar como en los últimos años tal forma de financiación ha aterrizado incluso en el futbol.

 

En Inglaterra en 2015 se lanzó una plataforma de crowdfunding que permite conectar los aficionados a los equipos: Arsenal, Crystal Palace, Fulham, Manchester United, Portsmouth y Norwich City ya recurrieron al crowdfunding para financiar proyectos de mejorías estructurales de los clubes.

 

También en Italia, Frosinone y Parma hicieron recurso al crowdfunding: el Parma en 2015 vino declarado en bancarrota y utilizó ese nuevo método de financiación para recomenzar de las categorías amateurs. Asimismo, esa forma de recaudar recursos no resulta desconocida a la liga española (4): el Espanyol (5) en febrero ha concluido un acuerdo de patrocinio con una empresa de crowdfunding. 

 

A través de ese financiamiento moderno los aficionados participan económicamente a los proyectos lanzados por los clubes que necesitan de “cash” para realizarlos; la esencia del crowdfunding es destacable visto que anula las barreras entre los clubes y los seguidores, permitiendo a los aficionados sentirse más parte de sus sueños, parte de sus emociones.

 

En este aspecto, hay que mencionar el único precedente jurisprudencial de la Comisión Disciplinaria de FIFA relativo al caso del club belga Sint Truidense VV y del jugador griego Paganiotis Kynigopoulos (6). En tal asunto los aficionados (terceros ajenos al club) financiaron a través del crowdfunding el fichaje del jugador.

 

El Sint Truidense VV utilizó los servicios de una empresa de crowdfunding para recaudar las inversiones de los aficionados: se obtuvieron 236.606 € que sirvieron para fichar al joven griego.

 

El error del club fue firmar un contrato en que cedía el 30% de la futura reventa del jugador a otra empresa encargada de fijar el valor de mercado del jugador y otros parámetros; a causa de ese contrato el club fue sancionado con 50.000 € de multa. Sin embargo, tras un año de la sentencia, FIFA no emitió la exposición de motivos y por eso el club no pudo apelar la decisión de la Comisión Disciplinaria, acordando restituir el dinero invertido a los aficionados.

 

A causa de este precedente poco claro, hoy en día no es tan simple establecer si las normas FIFA prohíben el crowdfunding.

 

Frente a la incertidumbre jurídica de la legislación deportiva internacional que carece de normas especificas como la Ley española 5/2015 de 27 de abril de Fomento de la Financiación Empresarial, el crowdfunding aparece entonces como una posibilidad futura para los fondos de inversión de saltar la prohibición de FIFA (igual a la ya experimentada de los traspasos puentes).

 

Un fondo de inversión podría presentarse al club y actuar en calidad de aficionado pactando algún beneficio con los directivos de los clubes, como podrían ser porcentajes sobre el valor de mercado u otros beneficios como permiten el crowdfunding de acciones o de recompensas.

 

Las normas FIFA prohíben alterar la independencia de los clubes e intervenir en asuntos internos laborales: por eso el crowdfunding si en futuro no vulnerará la autonomía de los clubes debería ser considerado legal, así como fue considerada legal la operación de Doyen en el asunto de Marcos Rojo (7).

****

 

Silvio Bogliari

Baker Mckenzie

Madrid

 

NOTAS:

(1) Arbitrage TAS 2016/A/4490 RFC Seraing c. Fédération Internationale de Football Association (FIFA), sentence du 9 mars 2017, en http://jurisprudence.tas-cas.org/Shared%20Documents/4490.pdf

(2) Art. 18 bis FIFA RETJ: “Ningún club concertará un contrato que permita al/los club(es) contrario(s) y viceversa o a terceros, asumir una posición por la cual pueda influir en asuntos laborales y sobre transferencias relacionadas con la independencia, la política o la actuación de los equipos del club”.

(3) Art. 18 ter FIF RETJ: “Ningún club o jugador podrá́  firmar un contrato con un tercero que conceda a dicho tercero el derecho de participar, parcial o totalmente, del valor de un futuro traspaso de un jugador de un club a otro, o que le otorgue derechos relacionados con futuros  fichajes o con el valor de futuros  fichajes”.

(4) “Bonos, bolsa y crowdfunding, el futbol español busca alternativas a la banca”, en https://www.palco23.com/entorno/bonos-bolsa-y-crowdfunding-el-futbol-espanol-busca-alternativas-a-la-banca.html

(5) “El Espanyol ficha a una empresa de crowdfunding para su equipación”, en https://www.palco23.com/clubes/el-espanyol-ficha-a-una-empresa-de-crowdfunding-para-su-equipacion.html

(6) J.Himpe, “Third-party ownership: FIFA sanctions Belgian football club for crowdfunding”, en http://www.sportsandtaxation.com/2016/04/third-party-ownership-fifa-sanctions-belgian-football-club-for-crowd-funding-campaign/

(7) CAS 2014/O/3781-3782, “In this regard the Panel concluded that “among all the creditors of Sporting (representing a consolidated debt of €500 million), Doyen was certainly not in a position to prevent Sporting from continuing its economic and other activities. Furthermore, responding to Sporting’s claim that its freedom to act was drastically curtailed by the ERPAs, the Panel held that the facts of the case demonstrate “that on important occasions, Sporting was free to act as it wished. In short, Sporting failed to demonstrate with concrete evidence that Doyen’s ERPAs were used to forced the club to take key economic decisions”.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress