Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Daniel Roberto Viola
13 de febrero de 2018

Las Palmas-Buenos Aires: El viaje sinfín de una camiseta

Guardar en Mis Noticias.

[Img #63013]

 

BUENOS AIRES. Redacción Iusport.-El 27 de noviembre pasado, un amigo canario me avisó del envío de una camiseta de la UD Las Palmas. El obsequio debía hacer el recorrido desde la isla Gran Canaria hasta Buenos Aires. El servicio postal elegido fue el Correo Oficial Argentino.

 

En las proximidades de la Nochebuena y la Navidad, (20 de diciembre) recibí un telegrama anoticiándome que había llegado una encomienda a mi nombre. Pero antes de hacerme de la misma, debía declarar bajo juramento el contenido y el valor de la mercadería ante la Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina (AFIP).

 

Dicho telegrama rezaba: "Recibimos un envío internacional procedente de España. No posee contenido declarado. Sin datos y peso declarado. Lo hemos registrado en nuestras oficinas bajo el código XX que es el que tendrás que usar en tu declaración simplificada de envíos postales internacionales ante AFIP-ADUANA. Fue clasificado para distribuirlo a través del servicio -puerta a puerta- y podemos entregártelo en este domicilio. Si hubiese algún cambio sobre la modalidad de distribución, vas a recibir un nuevo telegrama."

 

El mensaje llevaba la advertencia que hasta el 19/01/2018 podía cumplir con tales requisitos, caso contrario, el envío sería devuelto al país de origen. Rápidamente me conecté vía web usando mi clave de seguridad para gestionar la declaración jurada y pagar el arancel aduanero. El costo fue de $ 608,40 y contemplaba el derecho de importación  más el Impuesto al Valor Agregado más la "tasa de gestión" del Correo Argentino.

 

Así las cosas, sólo me quedaba esperar que ese pequeño paquete llegara a mi domicilio, ubicado a siete cuadras del Obelisco, emblema de la ciudad. Desde ese momento, revisé día a día el sitio web del Correo Argentino hasta detectar que el día 5 de enero de 2018 la encomienda estaba en "poder del cartero". Los encargados del edificio ya estaban avisados desde hacía más de un mes.

 

Grande fue mi sorpresa en la mañana del Día de Reyes cuando ví que en el casillero de entrega decía: "DESCONOCIDO". Entonces les envié un correo electrónico de reclamo. El día 9 de enero desde el servicio "Customer Service Webmail" me respondieron: "Le informamos que el envío se encuentra en devolución al remitente". Entonces fue que le informé lo ocurrido a mi amigo canario quien todavía no puede salir del asombro.

 

El 7 de febrero último, la camiseta regresó a Las Palmas con una pegatina del Correo Argentino donde se lee: "Domicilio: Desconocido" y más abajo una leyenda manuscrita: "No existe" "05/01/2018 10.59 horas".

 

Tan insólita como falsa anotación cae por sí misma, con sólo repararse que en ese domicilio el cartero dejó el telegrama de aviso unos días antes. Queda en evidencia que "el cartero no llamó dos veces" y que esta vez dejó de cumplir con la entrega comprometida en un tórrido día de verano.

 

Así fue que la camiseta emprendió una nueva excursión por el oceáno Atlántico en busca de su azorado remitente. Nobleza obliga y con las disculpas del caso, acabo de recomendarle a mi amigo español que la volviera empacar pero ahora por un correo privado.

 

Espero pronto redimir de tamaña descortesía a la tan ansiada camiseta amarilla y que mi hijo finalmente pueda vestirla con orgullo.         

Enlaces automáticos por temática
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress