24 de abril de 2018
Última actualización: 07:47
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Daniel Roberto Viola
12 de enero de 2018

El jefe de la barrabrava vuelve acusar a los directivos de Independiente de Argentina

Guardar en Mis Noticias.

[Img #60596]

 

El juez federal de la ciudad de Quilmes (Argentina),  Luis Armella, recibió ayer la denuncia girada por Gabriel Vitale, el juez de Lomas de Zamora quien procesó con prisión preventiva a la cúpula de la barra brava de Independiente de Avellaneda y al vicepresidente segundo de la institución, Noray Nakis, más también tiene como imputado por asociación ilícita a Héctor "Yoyo" Maldonado, secretario del club y protesorero del sindicato  Camioneros.


La nueva causa por lavado de activos se basa en una denuncia de Pablo Álvarez y su mano derecha, Damián Langaronne, quienes hicieron dos nuevas ampliaciones indagatorias donde contaron los negocios espurios que habrían gestionado algunos integrantes de la comisión directiva de Independiente.

 

El jefe de los barrabravas, "Bebote" Álvarez según publica el diario La Nación, habría dado dos direcciones para registrar que corroborarían sus palabras, pero el juez Vitale, que declinó la competencia de todo el caso, prefirió no hacer lugar al pedido y dejó que todo lo resuelva el juez federal Armella. 


En su denuncia Álvarez sostiene que el producto de cada venta que hacía Independiente pasaba por una cuenta en un paraíso fiscal (el club tiene abierta una en Luxemburgo desde la época en que presidía Javier Cantero) y de ahí llegaba a la Argentina a una mesa de dinero relacionada a un importante empresario gastronómico hincha del "Rojo", y en la que estaba involucrado otro vicepresidente del club y el propio Pablo Moyano, hijo del presidente de la institución, Hugo Moyano.

 

"Bebote" Álvarez también aseguró que el club terminó las obras de construcción del estadio por medio de una empresa relacionada directamente a la familia Moyano y que se habrían pagado sobreprecios que después regresaban en forma de retorno.

 

En medio de estas graves denuncias, el exjuez Daniel Llermanos, abogado de Pablo Moyano, asegura que todo es una operación "berreta de delincuentes y marginales que están presos por la colaboración del club con la Justicia". Por el momento, resta esperar la decisión del juez federal Armella. 

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress