27 de abril de 2018
Última actualización: 10:09
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Sellés
19 de diciembre de 2017

La denuncia del Atlético podría dejar a Griezmann sin jugar durante 4 meses

Guardar en Mis Noticias.

El FC Barcelona estrenará las navidades con una denuncia. La que ha decidido interponer el Atlético de Madrid ante la FIFA por los contactos del club catalán con el entorno de Antoine Griezmann. Una denuncia que nace de un desliz lingüístico de Guillermo Amor, director de relaciones institucionales del FC Barcelona, el pasado domingo en el micrófono de Mónica Marchante. Unos hechos que el club catalán de forma involuntaria ha confirmado en lugar de dejar que se queden en el saco de los rumores.

 

Confirmar que “puede ser que haya habido un acercamiento” con Griezmann o su entorno es un error garrafal, pero la denuncia que interpone el Atlético tampoco tendrá efectos parciales. Con esta denuncia, el FC Barcelona se expone a que la FIFA le vuelva a dejar sin poder inscribir jugadores en dos plazos de fichajes. Sería la segunda sanción que recibe el conjunto azulgrana en menos de cinco años, algo que no habla muy bien de la gestión de la directiva de Josep Maria Bartomeu.

 

Pero para entender las consecuencias de la interposición de esta denuncia debemos de acudir al Reglamento de Transferencia de la FIFA. Dicha normativa permite a cualquier jugador tener “libertad de firmar un contrato con otro club si su contrato con el club actual ha vencido o vencerá dentro del plazo de seis meses”. El pasado mes de junio el Atlético de Madrid anunció la renovación de Antoine Griezmann hasta junio de 2022, por lo que esta circunstancia está descartada.

 

¿Cómo debe de proceder un club si quiere a un jugador de otro equipo con contrato en vigor? El Reglamento de Transferencias establece que “debe comunicar por escrito su intención al club del jugador antes de iniciar las negociaciones con el jugador”. Es decir, el FC Barcelona tendría que haber hablado con el Atlético de Madrid antes que con el jugador, en caso de que hubiese sucedido como parece. Algo similar sucedió con el Santos y el Real Madrid en el año 2011, cuando los blancos estaban interesados en hacerse con los servicios de Neymar Jr.

 

Ante la violación de dicho procedimiento, el Código Disciplinario contempla varios tipos de sanciones. Castigos leves como “represión o advertencia”, “multa” hasta la “prohibición de efectuar transferencias” o la “anulación de premios”. Además, el Sistema de Correlación de Transferencias de la FIFA sostiene que “todos los usuarios (jugadores, clubes y federaciones) deberán actuar de buena fe”.

 

Indemnización del Barça

 

En el caso de que la FIFA admitiese la denuncia y aceptara las alegaciones atléticas, el FC Barcelona estaría obligado, ante todo, a pagar una indemnización. En el capítulo dedicado a la ruptura de contratos sin causa justificada, el Reglamento de Transferencia de jugadores establece que “en todos los casos, la parte que rescinde el contrato se obliga a pagar una indemnización”. La Comisión Disciplinaria de la FIFA calcularía dicha indemnización teniendo en cuenta la legislación nacional, la ficha de Griezmann en el Atlético de Madrid o sus posibles retribuciones en el FC Barcelona.

 

La normativa destaca, además, que el derecho a una indemnización es un derecho ‘personalísimo’, es decir, que no puede cederse a terceros. En concreto, se estipula que “si un jugador profesional debe pagar una indemnización, él mismo y su nuevo club tienen la obligación conjunta de efectuar el pago”. Acudiendo a un precedente, en enero de 2012 la FIFA sancionó al FC Nantes, equipo por aquel entonces de la Segunda División de Francia, con la prohibición de fichar en los próximos dos mercados de fichajes. El equipo francés quería fichar a Ismael Bangoura, quien tenía contrato con el Al Nasr. Así, entre el club francés y el jugador tuvieron que abonar una “compensación por incumplimiento de contrato” de 4,5 millones de euros.

 

Posible sanción de 4 meses a Griezmann

 

Por otra parte, la FIFA tiene fijado en su normativa una sanción deportiva, además de la pecuniaria. En concreto, establece que “deberán imponerse sanciones deportivas a un jugador que rescinda un contrato durante el periodo protegido”. El periodo protegido, como se ha contado al principio, es el periodo en el que el jugador no tiene “libertad de firmar” con otro club si no le quedan menos de 6 meses de contrato.

 

La FIFA sanciona este hecho con “una restricción de cuatro meses en su elegibilidad para jugar en cualquier partido oficial”. Sin embargo, si se produjesen circunstancias agravantes, la sanción se elevaría a seis. La sanción entraría en vigor en el momento en que se notificara la decisión al jugador.

 

Siguiendo con el precedente que se ha contado anteriormente, la FIFA sancionó al jugador del Al Nasr, Ismael Bangoura, por romper su contrato a través de la negociación directa con el Nantes con una suspensión durante cuatro meses.

 

Dos periodos sin poder inscribir

 

Por último, cabe destacar la sanción deportiva que acarrearía la denuncia del Atlético para el FC Barcelona. La normativa establece que “deberán imponerse sanciones deportivas al club que rescinda un contrato durante el periodo protegido, o que haya inducido a la rescisión de un contrato”.

 

Aunque explícitamente el Barcelona lo negara, la FIFA considera que “debe suponerse, a menos que se demuestre lo contrario, que cualquier club que firma un contrato con un jugador profesional que haya rescindido su contrato sin causa justificada ha inducido al jugador profesional a la rescisión del contrato”.

 

Para ser más exactos, la sanción que contempla FIFA para estos casos es “prohibir al club la inscripción de nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, durante dos periodos de inscripción completos y consecutivos”. Además, “el club podrá inscribir a nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, sólo a partir del próximo periodo de inscripción posterior al cumplimiento íntegro de la sanción deportiva respectiva”.

 

Por lo tanto, conocida la noticia de que el Atlético de Madrid ha denunciado al Barcelona por su “acercamiento” con el entorno de Griezmann, en Iusport hemos detallado las consecuencias que esta denuncia puede acarrear para las partes. La normativa es clara y está avalada por antecedentes parecidos. Cabe matizar que los antecedentes conocidos son casos en los que se consumió esa ruptura unilateral de contrato para firmar por otro club. En el caso del Atlético, todavía no se ha roto de forma unilateral el contrato, aunque se podría sancionar igualmente el inducir a ello. Sin embargo, los reglamentos nunca son absolutos, sino que son interpretativos y será el Comité de Disciplina el que tenga la última palabra.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress