Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Miguel Fraguela
19 de diciembre de 2017

Infantino descarta que Italia sea repescada pero no desmiente la amenaza a España

Guardar en Mis Noticias.

El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, excluyó la posibilidad de que la selección de fútbol italiana sea repescada para el Mundial de Rusia 2018 al defender que "hay que clasificarse en el campo".

 

Infantino consideró que la clasificación fallida de Italia es "una tragedia" para el movimiento futbolístico transalpino y agregó que hay que "aprender de las derrotas", al margen de una ceremonia organizada en Roma por el Comité Olímpico italiano (CONI).

 

Al ser preguntado sobre si todavía queda alguna posibilidad de que Italia sea repescada para la Copa del Mundo rusa, el presidente de la FIFA reaccionó con una sonrisa y contestó con un contundente "hay que clasificarse en el campo, chicos".

 

Varios medios italianos especularon en los últimos tiempos sobre algunas posibilidades que pudiesen provocar una repesca de Italia y la reciente noticia de la inquietud de la FIFA por la situación de la Real Federación de Fútbol española (RFEF) alimentó dichas suposiciones.

 

El pasado 15 de diciembre, la FIFA explicó que enviará próximamente a Madrid una delegación suya para analizar la situación de la RFEF y asegurarse que no se produzca o se haya producido ninguna injerencia por parte de terceros en los asuntos internos del organismo español.

 

Sin embargo, Infantino se limitó a afirmar que la eliminación de Italia como un tema cerrado e inalterable y expresó el deseo de que el país transalpino sepa salir de ese fracaso para devolver a los "azzurri" a la elite del fútbol mundial, pero sin desmentir la amenaza velada a España en la polémica carta remitida a la RFEF..

 

El suizo, cuya familia tiene origen italiana, viajó a Roma para recibir el denominado "Collar de Oro" al mérito deportivo, el premio más prestigioso que otorga el CONI.

 

El máximo mandatario de la FIFA promovió durante su presidencia una modernización del fútbol y opinó que la tecnología VAR (Árbitros Asistentes de Vídeo) está teniendo resultados plenamente satisfactorios.

 

"La VAR es una máquina buenísima, una solución para dar justicia y transparencia al fútbol. En 2017, cuando los espectadores saben en pocos segundos si el árbitro se equivoca o no, no puede ser que el único que no lo sabe es precisamente el colegiado", dijo.

 

Una oportunidad perdida

 

Si realmente está la FIFA indignada con Villar, por haber alertado de una eventual expulsión de España de las competiciones internacionales por las injerencias gubernamentales, como apunta un medio español, Infantino desaprovechó una oportunidad de oro para desmentirlo y no lo hizo.

 

¿Por qué se abstuvo Infantino de desmentir la amenaza?

 

Porque en verdad lo que quiere es que siga la ambigüedad. Expresamente, nadie de la FIFA se atreve a amenazar a un Estado occidental democrático y de derecho. Pero tampoco quiere dar una imagen de debilidad que le desacreditaría ante los llamados países pobres.

 

Por eso, y no por otro motivo, Infantino quiere llegar hasta el día de la reunión con el CSD español con esa supuesta (pero real) amenaza para buscar una salida digna que no sea complicada. Si reconoce la amenaza, Infantino lo tendría muy difícil de explicar cuando se vea obligado a recoger velas.

 

Ni España ni ningún otro país de la UE le va a permitir a una entidad privada semejante coacción. Ni una más, es lo que le van a decir a Infantino. "Esta es la última vez", le espetarán desde la UE a los mandararios de la FIFA y de la UEFA.

Enlaces automáticos por temática
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress