21 de enero de 2018
Última actualización: 10:51
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción de Iusport
19 de diciembre de 2017

El varapalo de los Servicios Jurídicos a los eSports de Clavijo

Guardar en Mis Noticias.

[Img #58983]Los anuncios de un presidente siempre tienen consecuencias, para la sociedad, que se crea expectativas y para la administración, a la que llega a costarles dinero público. Con el asunto de los eSports o deportes electrónicos, ha pasado algo de eso. Fernando Clavijo monta, -o le montan-, una fiesta en la que nos revela intimidades de las aficiones familiares, los videojuegos, y nos anuncia que pasarán a ser un deporte en la nueva normativa que prepara el Ejecutivo.

 

Las expectativas del sector se dispararon con el anuncio del presidente y algunos pensaron en los beneficios de una federación, en muchos federados y en sus cuotas y en las subvenciones. El presidente, y su director general de Deportes, que coincide con ser su entrenador de kárate, lo tenían claro y se metieron a la tarea de regular las competiciones que tanto lucen a Carlos Alonso, organizador de alguna de esas fiestas de banda ancha en Tenerife. El anteproyecto de la nueva Ley del Deporte de Canarias, en su artículo 34, entraba en materia y así lo anunciaban, orgullosos, algunos cargos públicos del Gobierno en las sucesivas declaraciones y reuniones mantenidas, como siempre, sin contar con el aval de los Servicios Jurídicos.

 

Los anuncios lograron el rechazo unánime del mundo del deporte, de profesores de educación física y de asociaciones de padres, en contra de regular algo que no tiene encaje en el deporte. A pesar de todo, el Gobierno siguió con su propuesta, en la línea de hacer el gusto a los caprichos -o los compromisos- adquiridos, no sabemos con quien, hasta que los propios Servicios Jurídicos mandaron parar.

 

Un informe de la Viceconsejería de los Servicios Jurídicos afea al Gobierno su comportamiento. Primero por llamarlos como los llaman eSports, una voz que no existe en castellano, que no recoge la Real Academia de la Lengua. En segundo lugar por considerarlo una «actividad física», denominación que induce a la hilaridad; y en tercer lugar, y más importante, por haber sido incorporada al texto con posterioridad a la emisión de los correspondientes informes preceptivos, a excepción de éstos, y sin haber sido sometido a los trámites legalmente previstos de participación ciudadana.

 

La Viceconsejería de los Servicios Jurídicos sostiene también que los denominados «deportes electrónicos» carecen actualmente del reconocimiento oficial internacional y nacional como tal, y que «en este caso, su regulación exigiría, como mínimo, un estudio previo, una adecuada fundamentación y la participación de todos los sectores implicados».

 

Este varapalo de los juristas se suma al que le dio, y por partida doble, la Comisión de Deporte del Parlamento canario, que se hacía eco de la oposición general mostrada por el mundo del deporte, educativo y por las asociaciones de padres. Tal ha sido la crítica que el Gobierno de Canarias acordó eliminar los eSports de la nueva Ley del Deporte, si bien, aún quedan restos del intento en la siempre posición de no recular ante las evidencias y ser contumaz en los caprichos o compromisos. El proyecto de Ley deja abierto un denominado «espacio digital», por el que se podría colar, de nuevo, los videojuegos que tanto gustan al presidente.

 

En este asunto se ha retratado el Gobierno, el presidente y su director general de Deportes, José Francisco Pérez, quien, siguiendo el estilo de su alumno de kárate, dijo a varios colectivos deportivos que ni él ni el presidente se habían comprometido a incluir los eSports en la nueva ley. Una declaración que dejó boquiabiertos a los asistentes, quienes no daban crédito a lo que estaban escuchando. Lo dijo después de varios meses de polémica, precisamente tras el anuncio del presidente canario el 20 de julio en el sentido de que este Archipiélago sería pionero en esta materia, vocación de la que dejó constancia con la bajada del IGIC en la línea rosa de higiene femenina.

 

La oposición en el Parlamento de Canarias, que tiene mayoría de votos, ha detectado «una puerta de atrás» que había dejado abierta el Gobierno en el proyecto de Ley del Deporte, para en un futuro próximo vía decreto. Durante una comparecencia en comisión parlamentaria del consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, los representantes de Nueva Canarias, PSOE, PP y Podemos anunciaron que se opondrán a incluir la posibilidad de que «el espacio digital» sea considerado como un espacio deportivo junto al aéreo, terrestre y acuático en la futura Ley del Deporte. Nueva Canarias, PSOE, PP y Podemos, o lo que es lo mismo, unos dos tercios del Parlamento, se han opuesto frontalmente a la inclusión de este «espacio digital», una especie de carta oculta que tenía Clavijo y el director general de Deportes en el texto de la nueva ley.

--------

*Publicado en Canarias7.es

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004