24 de abril de 2018
Última actualización: 07:47
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción de Iusport
15 de diciembre de 2017

La FIFA insulta a España amenazándola veladamente con sanciones por sus "injerencias"

Guardar en Mis Noticias.

[Img #58783]

Así se desprende de una carta que la organización privada internacional ha remitido a España, en la que recuerda que "de acuerdo con los Estatutos de la FIFA, todas las federaciones miembro deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos".

 

Con ello estaría amenazando veladamente al Gobierno de un Estado soberano con sancionar a sus nacionales con la expulsión de las competiciones internacionales si persiste en sus "injerencias".

 

Así llama la FIFA al ejercicio de sus competencias constitucionales por parte de un Estado soberano, una auténtica falta de respeto a España, un insulto al Estado y a sus ciudadanos, como lo ha sido al resto de países que han sido víctimas de estos dardos envenenados.

 

La FIFA ha confirmado a EFE que recientemente comunicó a la Federación Española de Fútbol (RFEF) su preocupación por la situación que atraviesa ésta y que permanece en contacto con el organismo español para que una delegación suya se desplace a Madrid, junto a representantes de la UEFA, para analizar el asunto.

 

Fuentes de la FIFA, que preside el suizo Gianni Infantino, indicaron que desde Zúrich se remitió una carta a la RFEF en la que, además de trasladar su inquietud por la situación, recordaron que, "de acuerdo con los Estatutos de la FIFA, todas las federaciones miembro deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos".

 

"La FIFA está en contacto con la RFEF y en las próximos fechas se desplazará a Madrid una delegación conjunta de la FIFA y de la UEFA para observar y analizar la situación que atraviesa la RFEF", señalaron las mismas fuentes. 

 

Esta actuación, calificable en todo caso de coacción a todo un Estado soberano, llega en el peor de los momentos, cuando España sufre la crisis política más grave desde el golpe frustrado de Tejero en 1981, por el conflicto de Cataluña, en el que el Gobierno se ha visto obligado a aplicar el artículo 155 de la Constitución para restablecer el orden constitucional en dicha comunidad autónoma.  

 

A pesar de todo,  ¿puede creerse alguien este órdago de la FIFA? ¿Cree alguien que esta asociación privada, registrada en un departamento del Gobierno suizo, va a atreverse realmente a expulsar a la selección española y a los clubes españoles de las competiciones internacionales?

 

No se lo creen ni ellos, pero las cosas del pasado le invitan a intentarlo. Miren si no lo que pasó en 2008.

 

El precedente de 2008

 

Siendo Blatter presidente, en 2008 la FIFA amenazó a España con dejarla fuera de la Eurocopa a cuenta de la discrepancia entre el Gobierno de Zapatero, con Jaime Lissavetzky con secretario de Estado para el Deporte, y la RFEF por la fecha de la celebración de las elecciones en este organismo, que debían celebrarse en el primer semestre, de acuerdo con la Orden ministerial, mientras que Villar quería celebrarlas en el segundo.

 

Como ya hemos contado en IUSPORT, aquello terminó con una "bajada de pantalones" del Gobierno tras el éxito de la selección en la Eurocopa merced al gol de Torres a Alemania en a final.

 

Las elecciones se celebraron finalmente en la segunda parte de 2008 con el resultado conocido de la reelección de Villar sin oponente alguno.

 

El Gobierno pone sus "barbas a remojar"

 

Aunque el Gobierno español está convencido de que la FIFA en estos momentos no se atreverá a tan grande desvarío, por aquello de la diplomacia, está dispuesto a mantener una reuniòn con los dirigentes internacionales, pero no para renunciar a sus competencias, sino precisamente para decirles, con educación, eso sí, a Infantino y a Ceferín que el Gobierno español no va a tolerar un ataque como ese.

 

Por eso, el Consejo Superior de Deportes (CSD) estudia cuándo podrá reunirse con los delegados de ambos organismos, después de haber recibido una carta de Juan Luis Larrea -presidente de la RFEF por la suspensión temporal de Ángel María Villar-, en la que el primero trasladó al secretario de Estado, José Ramón Lete, el interés de ambas federaciones por tratar el tema con el gobierno español.


 
La carta de Larrea llegó hace dos días al CSD, organismo que confirmó a EFE la disposición del Ejecutivo de dialogar con los representantes de la FIFA y de la UEFA, organizaciones con las que "comparte la línea de buen gobierno haciendo cumplir la ley".

 


La RFEF confirmó este viernes el deseo de la FIFA y de la UEFA de dialogar con el gobierno español sobre la RFEF, ya que durante las últimas elecciones, en las que Villar fue reelegido el pasado 22 de mayo, la Federación recurrió judicialmente la orden ministerial que regula los procesos electorales de todas las federaciones y ha obtenido un fallo favorable parcialmente.


 
Las discrepancias también entre ambos organismos sobre el reglamento electoral, en aspectos como la representación de los estamentos en la Asamblea y la moción de censura, que es el punto estimado parcialmente por la Audiencia Nacional, retrasaron la elección del presidente hasta la pasada primavera.


 
Según la normativa del ministerio de Educación, Cultura y Deporte español debía haber sido antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016, ya que el fútbol no clasificó ningún equipo para éstos.


 
La FIFA determina en sus Estatutos que sus federaciones miembros deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no haya injerencia de terceros en sus asuntos, y este incumplimiento ha acarreado suspensiones como las que dictó el año pasado sobre Kuwait y Benín y anteriormente sobre países como El Salvador, Nigeria, Belice o Togo.
 


La RFEF lleva desde el 25 de julio con Ángel Villar suspendido temporalmente como presidente después de que éste fuera detenido en las diligencias previas de la "Operación Soule", acusado por la Audiencia Nacional de los delitos de administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.


 
La suspensión de Villar fue decidida de forma unánime por la Comisión Directiva del CSD, cuyo presidente también pidió al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que revisara su decisión de archivar las denuncias sobre posibles irregularidades en las últimas elecciones, denunciadas con los nuevos datos desvelados en el sumario del caso.


 
El TAD admitió el recurso de Lete y consideró que las elecciones deberían repetirse, aunque pidió un dictamen al Consejo de Estado, que todavía no se ha pronunciado.


 
Durante este proceso, el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, ha promovido una moción de censura contra Villar, cuya votación está prevista para el 16 de enero.


 
Rubiales ha recurrido a la Comisión Electoral esta fecha con la pretensión de que se adelante la votación, mientras que Villar ha pedido que se suspenda, igual que ha hecho con su suspensión temporal en la justicia ordinaria, de momento rechazada como medida cautelar.

Noticias relacionadas Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress