14 de diciembre de 2017
Última actualización: 11:14
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Miguel Fraguela
6 de diciembre de 2017

Grave contratiempo para Rubiales tras la resolución que ordena elecciones parciales

Guardar en Mis Noticias.

[Img #58145]

Siguen sucediéndose los pronunciamientos, federativos, administrativos y judiciales, sobre la crisis de la RFEF, lo que obliga a dibujar de nuevo el mapa de situación.

 

El pasado 27 de noviembre informamos en IUSPORT que la Comisión Electoral de la RFEF admitió a trámite la moción de censura de Luis Rubiales contra Villar, procediendo de inmediato Juan Luis Larrea a convocar la Asamblea General que habría de votar la moción para el 16 de enero.

 

Pero no se quedó ahí la Comisión Electoral. Además, adoptó otro acuerdo relativo a la petición sobre pérdida de condición de varios miembros de la asamblea de la RFEF, añadiendo que esto podría condicionar la Asamblea General de la censura.

 

Pues bien, este martes, el mismo órgano ha resuelto este expediente y ha ordenado que se celebren elecciones parciales antes de votar la moción de censura de Rubiales, punto que precisamente este había recurrido ante el TAD junto a la impugnación de la fecha de la moción y que aún están pendientes de resolución.

 

Conviene recordar el contenido del punto segundo del acuerdo de la Comisión Electoral del pasado 27 de noviembre, impugada por Rubiales, que decía lo siguiente:

 

"Segundo. - De acuerdo con la Resolución de la Comisión Electoral de fecha 17 de noviembre de 2017, publicada  en la página web de la RFEF; diversos miembros de la Asamblea General han presentado una reclamación en relación con la composición del citado órgano, encontrándose la misma pendiente de Resolución por parte  de la Comisión Electoral.
A la vista de lo expuesto y con elfin de garantizar la correcta constituciónn de la Asamblea General, los derechos de los promotores de la moción de censura y el derecho de defensa del Presidente de la RFEF, la composición y, en su caso, la confirmación de la fecha de celebración de la misma quedan condicionadas a la resolución de las reclamaciones anteriormente referenciadas por parte de la Comisión Electoral".


Rubiales, en su recurso ante el TAD pendiente de resolución, pidió, además de adelantar la asamblea de la moción al 8 de enero, que anule el apartado segundo del acuerdo de convocatoria antes transcrito, por ser contrario a Derecho.


El aspirante a la presidencia de la RFEF manifestó su oposición a que la fecha de celebración de la asamblea quede condicionada a la resolución de la Comisión Electoral sobre las reclamaciones presentadas acerca de la posible pérdida de varios de la condición de asambleístas.

 

¿Cuál es la situación ahora?

 

Como saben nuestros lectores, el 25 de noviembre informamos en primicia en IUSPORT que el TAD no se limitó a admitir a trámite el recurso de revisión interpuesto por el CSD, sino que, además, se decantó por su estimación, si bien deberá esperar por el dictamen del Consejo de Estado para elevar dicha propuesta a definitiva.

 

De ser favorable, el TAD declarará nulo el proceso electoral de la RFEF, que deberá repetirse desde el principio.

 

Así pues, tenemos unas elecciones declaradas nulas por el TAD, a expensas del dictamen del Consejo de Estado y una asamblea para la censura que va a tener que posponerse a la vista de que hay que celebrar antes elecciones parciales.

 

Escenarios posibles

 

Tras la resolución de este martes de la Comisión Electoral de la RFEF sí nos atrevemos a aventurar, como hipótesis más probable, que el Consejo de Estado informe sobre la propuesta del TAD antes de que se celebre la Asamblea General de la moción de censura. Por mucho que se corra, no creemos que baje de mes y medio el proceso de elecciones parciales.

 

Si dicho dictamen es favorable al TAD, la convocatoria de la moción de censura se quedará en papel mojado, no se podrá tramitar, al declararse la nulidad de todo el proceso electoral.

 

Aún en el en supuesto de que el TAD estime el recurso de Rubiales, obligando a la RFEF a adelantar la fecha la Asamblea General de la moción de censura, el retraso producido por la última controversia sobre la convocatoria parcial de elecciones probablemente haga que la asamblea general de la censura llegue después de que el mismo TAD declare definitivamente nulas las elecciones.

 

No obstante, podría darse otro escenario: que el TAD falle con prontitud y declare nulo el acuerdo de la Comisión Electoral de la RFEF referente a las elecciones parciales.

 

Si este pronunciamiento se produce antes de que dictamine el Consejo de Estado, el proceso de la moción seguiría su curso. En este caso, llegada la fecha de la Asamblea General, esta se constituiría con los miembros presentes, sin los que han perdido la condición, pero con el quórum necesario.

 

Si se constituye válidamente, la Asamblea General podría votar la moción, que prosperaría si congrega la mayoría absoluta de los miembros de pleno derecho, no de los miembros asistentes.

 

De ocurrir así, habría que ver si Rubiales no se ve afectado por estas ausencias de miembros que han perdido su condición.

 

¿Y qué pasaría si la moción de censura llega antes que el TAD?

 

Pues, como ya hemos expuesto con anterioridad, entendemos que al provenir de una Asamblea General elegida en unas elecciones declaradas nulas, y estando dentro del mismo mandato iniciado por Villar, las consecuencias serían  similares.

 

Por puro efecto dominó, anuladas las elecciones, queda disuelta la Asamblea General y, por consiguiente, serían nulos todos los actos basados en esa asamblea. Ello implicaría el cese de todos los titulares de los órganos dimanantes de aquellas elecciones declaradas nulas.

 

El paso siguiente sería convocar nuevas elecciones desde el principio, conforme a las normas y plazos que establece el reglamento electoral de la RFEF.

 

Pero en este último supuesto sí puede darse una variación. Una vez investido Rubiales presidente con la moción de censura, y una vez disuelta la asamblea, podría reclamar la presidencia de la Comisión Gestora mientras se sustancia el proceso electoral en su primera fase, la de elección de la asamblea.

 

Como es sabido, si Rubiales concurre a estas nuevas elecciones, no necesitaría dimitir como presidente de esa eventual Comisión Gestora hasta el comienzo de la segunda fase, la destinada a la elección del presidente, pero ya con la asamblea electa.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004