15 de diciembre de 2017
Última actualización: 22:48
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Alfredo Olivares
4 de diciembre de 2017

Munir depende de FIFA para jugar contra España

Guardar en Mis Noticias.

[Img #58037]

El pasado viernes el sorteo del Mundial 2018 deparó el enfrentamiento en el último partido de la primera fase entre nuestra selección española y el combinado de Marruecos. A raíz de este partido surgió el nombre de Munir El Haddadi, jugador hispano marroquí, que actualmente milita en las filas del Deportivo Alavés, y la imposibilidad de este jugador para poder ser parte de los 23 elegidos por el seleccionador de Marruecos al haber debutado en un partido internacional absoluto con España en 2014.

 

Cabe recordar que este jugador debutó en septiembre de 2014 en el partido clasificatorio para la Eurocopa 2016 de Francia que enfrentaba a España contra Macedonia, sustituyendo a Koke para jugar sus primeros 15 minutos con la selección española. Pues bien, este hecho, no limita la posibilidad de poder participar con otra selección aunque lo hace más difícil porque requiere que un tercero decida si admite esa solicitud.

 

La normativa de FIFA para estos supuestos, en concreto el apartado III, referente a los “Criterios de convocatoria para la selección”, del Reglamento de Aplicación de los Estatutos de la propia FIFA, reconoce en su artículo 8 el derecho para que el jugador que posea más de una nacionalidad solicite una única vez autorización para jugar con otra federación de la cual posea su nacionalidad, siempre y cuando se cumpla lo siguiente:

 

a) Los jugadores podrán ejercer el derecho a cambiar de federación únicamente si no han disputado —ya sea de manera parcial o total— ningún partido de selecciones «A» de una competición oficial representando a su federación actual, y si en el momento de su primera participación, parcial o total, en un partido internacional de una competición oficial representando a su federación actual ya poseía la nacionalidad del país para cuya federación solicita la autorización.

 

b) Los jugadores que cambien de federación no podrán jugar para la nueva en ninguna competición en la que hayan jugado con la anterior.

 

En el caso de este jugador se cumple el requisito de tener la nacionalidad marroquí con anterioridad a cualquier partido disputado con la selección española. Igualmente el segundo requisito no sería aplicable a este supuesto, dado que el partido disputado se trataba de un clasificatorio para una Eurocopa, torneo en el que Marruecos no puede participar. Obsérvese que en el caso de otro de los jugadores recurrentes en España cuando hablamos de cambio de selección, Bojan Krkic, si tramitase el cambio de selección para poder disputar partidos con Serbia nunca podría jugar un mundial con este país al haber debutado con la selección española en un partido clasificatorio para la Copa del Mundo de 2010.

 

De igual forma, el punto 3 del citado artículo 8 establece el procedimiento y el órgano decisorio de esa autorización, señalando que aquel jugador que desee ejercer el derecho a cambiar de federación deberá presentar ante la Secretaría General de la FIFA una solicitud por escrito debidamente fundamentada.  Recibida y perfeccionada con los documentos exigidos, la Comisión del Estatuto del Jugador será el órgano de FIFA que deberá adoptar una decisión sobre dicha solicitud, aplicando para ello el Reglamento de Procedimiento de la Comisión del Estatuto del Jugador y de la Cámara de Resolución de Disputas.  Exige además este artículo, que una vez presentada la petición de cambio de selección, el jugador no podrá jugar con ninguna selección hasta que su solicitud haya sido tramitada.

 

Según informó el Diario Marca, Munir inició los trámites el pasado mes de junio, reclamando a la Federación Española el pasaporte internacional que enumera los partidos y torneos disputados con cualquier selección española, documento esencial para que la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA pueda estudiar, y en su caso aprobar, el cambio de selección.

 

Reconocemos que esta normativa no es sencilla de entender, y que incluso debería renovarse para adaptarse a la realidad social de los flujos migratorios en el S.XXI (tal y como reconoció hace escasas fechas el Vicepresidente de la FIFA Sr.Montagliani). Quizás la confusión estriba en confundir naturalizaciones de jugadores con jugadores con doble nacionalidad de origen. El mejor ejemplo que encontramos para el primer caso es la solicitud de Diego Costa para ser elegible con España que fue autorizada por la FIFA. Para estos supuestos se exige desde el año 2008 un mínimo de 5 años de residencia en el país de la nueva nacionalidad, con objeto de evitar que algunas Federaciones puedan hacer “fichajes” de futbolistas como ocurrió con Qatar o la selección italo-brasileña de Fútbol Sala. De hecho es bastante reciente el laudo del TAS que confirma la alineación indebida del jugador Nelson Cabrera con Bolivia en partidos clasificatorios para el Mundial 2018 por no cumplir con el requisito de elegibilidad referente al arraigo de ese mínimo de años en el país de su nueva nacionalidad.

 

Considero necesario que la reforma de esta normativa incida en el establecimiento de un máximo de partidos disputados con una selección absoluta para poder acceder al cambio. Resultaría paradójico que Thiago Alcántara pudiera solicitar jugar con Brasil la Copa América cuando ha disputado más de 20 partidos internacionales absolutos con España.

 

Por último, hago un reclamo a las autoridades deportivas para la homogenización de la normativa deportiva en lo referente a la “nacionalidad deportiva” de los deportistas. Hemos abordado en este artículo la normativa de FIFA, pero cuando profundizas en las disposiciones vigentes de otras Federaciones Internacionales, sorprende las respuestas normativas que conceden a una misma situación en defensa de la integridad de los deportes que regulan.

 

_________________

 

Alfredo Olivares
Abogado experto en Derecho Deportivo.
MBA en Gestión de Entidades Deportivas.

 

@alfredolivares

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004