18 de noviembre de 2017
Última actualización: 22:19
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EFE/Iusport
13 de noviembre de 2017

Tres acusados en el FIFAgate se enfrentaron a su primer día de juicio

Guardar en Mis Noticias.

Tres exdirigentes de la FIFA se enfrentaron hoy en Nueva York a su primer día de juicio por haber aceptado presuntos sobornos en el esquema de corrupción conocido como "FIFAgate" y por el que fueron imputados en Estados Unidos 42 miembros de ese organismo internacional.

 

El brasileño José María Marín, expresidente de la Confederación de Fútbol de Brasil; el paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y el peruano Manuel Burga, su homólogo en Perú, ocuparon hoy el banquillo de los acusados en la corte federal para el distrito este, en Brooklyn.

 

Marín, de 85 años, Napout, de 59, y Burga, de 60, libres bajo millonarias fianzas desde su arresto, son los únicos que han decidido ir a juicio de entre los 42 acusados, entre personas y entidades, de corrupción y de beneficiarse de la venta de los derechos televisivos de competiciones como la Copa América.

 

Los exdirigentes, que han insistido en su inocencia, optaron por ir al juicio presidido por la jueza Pamela Chen, que está a cargo de todos los procesos contra los exlíderes del fútbol internacional.

 

"Los tres acusados engañaron al deporte para llenar sus bolsillos con un dinero que debería haberse usado para beneficiar al juego", algo que hicieron "año tras año y torno tras torneo", según afirmó la fiscal Keith Edelman al inicio del juicio.

 

Doce miembros de un jurado decidirán el futuro de los exlíderes de la FIFA en un proceso en el que la fiscalía presentará 350.000 páginas de evidencias y contará con docenas de testigos, según el portal Vanguard.

 

La fiscalía no ha dado a conocer los nombres de algunos de esos testigos, a los que la defensa ya considera mentirosos, porque teme que puedan ser intimidados.

 

La defensa arremetió contra los que alega están cooperando con las autoridades: Alejandro Burzaco, exdirector ejecutivo de la empresa de márketing Torneos y Competencias, y Sergio Jadue, exvicepresidente de la Conmebol, expresidente de la Asociación de Fútbol de Chile y exmiembro de la Comisión de las Asociaciones de la FIFA.

 

También contra Rafael Esquivel, expresidente de la Federación Venezolana de Fútbol y uno de los que ya se han declarado culpables en este caso de corrupción que golpea al organismo deportivo internacional.

 

La fiscal indicó hoy durante el proceso que líderes de la FIFA de todo el mundo se reunieron en un hotel de Miami en 2014 para celebrar el centenario del torneo de la Copa América, que por primera vez se realizaba en EE.UU.

 

"Algunos de estos oficiales tenían otras razones para celebrar. Habían acordado recibir millones de dólares en sobornos en relación al torneo de la Copa América", argumentó.

 

Por órdenes de la jueza, los miembros del jurado, anónimos, serán escoltados a su entrada y salida de la corte porque a las autoridades les preocupa la cobertura del caso por la prensa en Latinoamérica.

 

Héctor Trujillo, de 63 años, expresidente de la Federación de Fútbol de Guatemala, y el británico de 60 años Costas Takkas, exdirigente de la Federación de Fútbol de las Islas Caimán, fueron los primeros en ser condenados en este caso, a 8 y 15 meses de cárcel, respectivamente.

 

Entre los que esperan su sentencia figura el expresidente de Honduras (1990-1994) y exlíder de la Federación de Fútbol (Fenafuth) de 2002 a 2015, Rafael Callejas.

 

Dos años y medio después

 

Dos años y medio después de los primeros arrestos de poderosos y millonarios jerarcas del fútbol de las Américas el 27 de mayo del 2015 en un hotel cinco estrellas de Zurich, a petición del gobierno estadounidense, tres acusados que insisten en su inocencia están siendo juzgados en la corte federal de Brooklyn, según informa el diario Gestión de Perú.

 

Un total de 42 exjerarcas del fútbol, empresarios deportivos y un banquero, así como tres empresas, son protagonistas de la acusación de 236 páginas que detalla cómo cometieron 92 crímenes en 15 esquemas de corrupción separados, embolsando en el camino más de 200 millones de dólares en sobornos.

 

La investigación tumbó al entonces presidente de la FIFA, Sepp Blatter y a sus herederos. Pero los acusados que son juzgados son apenas tres: el exjefe de la Confederación Brasileña de Fútbol, José Maria Marín, de 85 años; el paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la FIFA, de 59 años, y el exjefe del fútbol peruano y exintegrante del comité de desarrollo de la FIFA Manuel Burga, de 60. Los tres han comparecido en la corte cada día desde el lunes 6 de noviembre.

 

En cuatro días, la jueza Pamela Chen, que lleva el caso y las dos partes escogieron a los 12 miembros del jurado y seis suplentes que decidirán su suerte. Se declaran inocentes Los acusados insisten en que son inocentes de los cargos de corrupción, lavado de dinero y fraude bancario. La fiscalía asegura que recibieron millonarios sobornos a cambio de contratos de televisación y marketing de partidos clasificatorios para la Copa del Mundo y otros torneos nacionales y regionales.

 

Los tres acusados están en prisión domiciliaria desde su arresto y extradición a Estados Unidos, Marín y Napout tras pagar fianzas de 15 y 20 millones de dólares respectivamente. Burga pagó una fianza de dos millones de dólares. El exjefe del fútbol brasileño aguarda que se decida su suerte desde hace más de dos años en su apartamento de la elegante Trump Tower, el rascacielos de la Quinta Avenida y la calle 57 que también alberga el tríplex del presidente estadounidense Donald Trump y la sede de su grupo inmobiliario Trump Organization.

 

Se prevé que el juicio dure unas cinco o seis semanas e implicará el repaso de unas 350,000 páginas de pruebas, así como la declaración de decenas de testigos. Si el jurado los declara culpables, la jueza decidirá su sentencia. Los delitos más serios de los que son acusados acarrean una pena máxima de 20 años de cárcel. De los 42 acusados, 24 que han sido arrestados o extraditados a Estados Unidos se han declarado culpables y dos ya han sido sentenciados. Otros 15 que están en el extranjero han sido o son juzgados en sus países o combaten la extradición.

 

Blatter no es uno de los acusados, pero fue suspendido de toda actividad ligada al fútbol por seis años cuando un comité de ética de la FIFA lo declaró culpable de aceptar un pago indebido de unos dos millones de dólares del exjefe de la UEFA Michel Platini.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004