18 de noviembre de 2017
Última actualización: 22:17
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
IUSPORT/José Sellés
5 de noviembre de 2017

Enrique Arnaldo: “Hay que profundizar en la tecnificación y seriedad en el derecho deportivo”

Guardar en Mis Noticias.

[Img #55897]

Crónica de la primera Mesa del XIII Congreso Español de Derecho Deportivo celebrado en Las Palmas los días 3 y 4 de noviembre.

 

La primera mesa del Congreso estuvo enfocada principalmente a la disciplina deportiva y en la resolución de conflictos. Los integrantes del debate fueron el presidente del Tribunal Administrativo del Deporte, Enrique Arnaldo, el subdirector de Iusport, Javier Latorre, y el presidente del Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol, José Mateo. El profesor titular de la Universidad de Málaga José Luis Carretero fue el encargado de moderar el debate.

 

El presidente del Comité de Apelación fue el primero en intervenir. En su alocución expuso cuatro temas sobre la mesa para considerar: el mejoramiento técnico del Código Disciplinario, la devolución de las actas arbitrales a la jurisdicción de los comités de la Federación, la intervención de oficio de los órganos disciplinarios y los cánticos violentos.

 

Sobre la primera cuestión, Díaz destacó que “el Código Disciplinario ya es extremadamente duro”.  Argumentó su postura afirmando que “antes se valoraba como atenuante el arrepentimiento inmediato del jugador, algo que ya no sucede”.

 

Pero el tema que seguramente acaparó mayor atención de los congresistas fue el de los cánticos violentos. Un tema que, además, ha cogido fuerza en las últimas temporadas. José Mateo destacó que hoy en España la violencia verbal “se circunscribe a muy pocos campos de fútbol, pero tiene mucha notoriedad en dichos campos”. También lamentó que “de cada vez las sanciones por cánticos violentos se estudian ‘de lejos’”.

 

Por su parte, el presidente del Tribunal Administrativo del Deporte abarcó varios temas relevantes. Por una parte, trató los límites de la efectividad de los actos. Destacó que “el acto no se "administrativiza" previamente;  sólo cuando pasa a conocerlo un órgano adscrito a una administración pública como es el TAD”. Además, puntualizó que “un acto federativo sólo se suspende cuando interviene el TAD”.

 

Además, caricaturizó el órgano que preside y reconoció la fama parcial que tiene. “Durante tres o cuatro veces al año el TAD se convierte en el centro del espectáculo para los medios”, admitió. Durante cada temporada, hay “tres o cuatro” casos de futbolistas mediáticos que hacen que se “mediatice” dicho órgano. Fruto de ello, “el TAD no es un órgano fotogénico. No suele gustar. Sólo es aplaudido por un sector de los aficionados”. Es decir, sólo agrada a aquellos aficionados de cuyo club se ve favorecido por sus decisiones en cada caso.

 

Por otra parte, destacó la pobreza técnica de los recurrentes a la hora de presentar alegaciones. Arnaldo achaca este hecho a las “insuficiencias” que se encuentran en los recursos. Durante su ponencia explicó que “los escritos que llegan al TAD suelen repetir los mismos argumentos que se han recurrido en primera instancia”. Además, destacó que las dos principales carencias que se suelen encontrar en los recursos son “la falta de motivación” y la “falta de claridad jurídica”. A esos dos problemas quiso añadir la dificultad de los recurrentes para diferenciar entre lo competicional y lo disciplinario.

 

El presidente del TAD concluyó que “hay que profundizar en el nivel de tecnificación y seriedad”.

 

La mesa la concluyó el subdirector de Iusport, Javier Latorre. Se encargó de analizar los métodos alternativos de resolución de conflictos deportivos, como son la mediación, una alternativa que está cogiendo fuerza en los últimos años. Partió de una pregunta para comenzar a construir una respuesta mediante su intervención:¿La mediación en el fútbol funciona? “Parece que sí”.

 

Se encargó de analizar con detenimiento las cuestiones formales y materiales de lo que supone una mediación en el ámbito deportivo. Así, destacó que la duración de un acto mediador debería de ser mínima. El objetivo sería intentar llegar a la solución del conflicto en una sesión. Además, se recomienda una duración máxima de 90 minutos por sesión y un máximo de tres sesiones por caso.

 

Acompañó su explicación con datos ilustrativos como que desde el año 2004 se han llevado a cabo 40 procesos de mediación y de los cuales 16 han sido sobre fútbol. Terminó destacando la recomendación del TAS por la cual propone incluir la mediación como instrumento de resolución en caso de conflicto entre agentes del mundo del deporte.

 

ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS DEL XIII CONGRESO AEDD- XX ANIVERSARIO DE IUSPORT

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004