18 de noviembre de 2017
Última actualización: 22:19
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Roberto Ojeda García
28 de octubre de 2017

Tiempo de barbecho para los videojuegos competitivos en la ley canaria del deporte

Guardar en Mis Noticias.

[Img #55419]El Gobierno de Canarias ha desistido recientemente de su propuesta unilateral de incluir los videojuegos como un deporte más, dentro de la modificación de la Ley Canaria del Deporte que se pretende aprobar antes de finales de este año. Como hijo de agricultor, el propio conocimiento que poseo de las labores propias de la labranza y el tratamiento de la tierra, mamados desde pequeño en un entorno rural bajo la teoría paterna del terrateniente (mientras más tierras tienes, más rico eres), entendiendo todo esto desde la perspectiva del sector de la agricultura y, gestionando las diferentes parcelas para obtener el mejor rendimiento a la futura cosecha, surge un término que puede asociarse al tema fundamental de este artículo, el barbecho. Mi ilusión infantil era plantar. Espichar el millo o la papa de semilla en la tierra significaba ilusión, esperanza por la nueva cosecha y futuros días festivos de apañadas de papas o de cochafisco. Todo lo bueno que transmitía aquello se tornó en desilusión cuando mi padre me explicó lo que significaba el “barbecho” o dejar la tierra sin plantar una temporada (de invierno o de verano), para estercolarla y enguanarla con perspectiva de una futura cosecha mejor.

 

Esta paradoja ha tenido su representación actual con el segundo intento de endilgue de los videojuegos en la Ley Canaria del Deporte, como decimos coloquialmente en Canarias: “a la zorrúa”. Mis preferencias por la expresiones canarias son evidentes y, a ésta en particular (a la zorrúa), es difícil encontrarle una mejor contextualización a lo acontecido con el intento de incluir en la norma legal, un término inexistente en cualquier normativa reguladora y tipificadora de carácter técnico en España y la Unión Europea, el nuevo concepto inventado por el redactor de la propuesta de articulado denominado “espacio digital”(Artículo 47.2,c del borrador de la Ley).

 

En contraposición a este nuevo concepto inventado, La Ley Estatal del Deporte, establece en su artículo 8, apartado k) que “son funciones del Consejo Superior de Deportes, la regulación, la elaboración y ejecución, en colaboración con las Comunidades Autónomas y, en su caso, con las Entidades Locales, de los planes de construcción y mejora de instalaciones deportivas para el desarrollo del deporte de alta competición, así como actualizar, en el ámbito de sus competencias, la normativa técnica existente sobre este tipo de instalaciones”. Ya en la propia web del máximo Órgano Normativo-Legislativo estatal en materia deportiva, se introduce un apartado relacionado con las Políticas Públicas de Ordenación de las Infraestructuras deportivas. En este apartado se explicita que “Contiene las actuaciones que, con respeto al principio de lealtad institucional y, por tanto, en coordinación con el resto de Administraciones Públicas, lleva a cabo el Consejo Superior de Deportes con objeto de impulsar y lograr una actuación armonizada de todas las AAPP en varios principios o áreas de actuación, de carácter técnico, jurídico e investigador que permitan el desarrollo del sector de infraestructuras y equipamientos deportivos”. Como primera duda relacionada con esta causa y como Profesor universitario de Instalaciones y Equipamientos para la Educación Física y el Deporte en nuestra Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, me urge conocer si ha existido solicitud o consulta formal de aprobación terminológico-conceptual al Consejo Superior de Deportes de la inclusión normativa del llamado e inventado “espacio digital” por parte del Gobierno de Canarias, tal y como prescribe la normativa estatal prevaleciente, ya que de ser así, empezaría a formar parte del temario de mi materia para impartirla al alumnado.

 

AENOR como entidad líder en certificación de sistemas de gestión, productos y servicios, tipifica por sectorización el apartado 147 - DEPORTES. EQUIPAMIENTOS E INSTALACIONES DEPORTIVAS, clasificando los diferentes sub-sectores que conforman la evaluación de la calidad entre otros parámetros como:

 

- Equipos para deportes, campos de juego y otros equipos de recreo, particularmente en lo que se refiere a terminología, las especificaciones de seguridad, la aptitud a la función, los métodos de ensayo, el marcado, la instalación y el mantenimiento, incluidos los equipos de protección individual y colectiva utilizados en actividades deportivas:

 

  • Instalaciones deportivas
  • Gestión y mantenimiento de las instalaciones y recintos deportivos
  • Superficies deportivas
  • Instalaciones para espectadores
  • Instalaciones deportivas para personas mayores

 

Como podemos comprobar, no aparece en ninguno de los apartados, ni el concepto ni mención alguna relacionada con el denominado e inventado “espacio digital”.

 

La última publicación validada como referente de carácter técnico estatal que ordena y tipifica las diferentes instalaciones y espacios deportivos es la Normativa NIDE. La normativa NIDE (Normativa de Instalaciones deportivas y de esparcimiento), publicada por el Consejo Superior de Deportes (2005), establece una tipificación de las instalaciones y espacios deportivos donde, evidentemente no aparece en ninguna mención relacionada directa o indirectamente, reseña alguna al llamado “espacio digital” como espacio deportivo.

 

Con posterioridad a esta publicación de total referencia en el campo de la gestión deportiva y la ordenación de las infraestructuras deportivas, el Consejo Superior de Deportes publica, mediante el Censo Nacional de Instalaciones deportivas (2010) y la Encuesta de Hábitos deportivos estatal (2015), una reseña conceptual y técnica donde tipifica y clasifica los diferentes espacios deportivos como:

- Espacio deportivo convencional. Espacios deportivos construidos para las prácticas deportivas más comunes y tradicionales, presentan en general dimensiones y cerramientos reglados y adaptados a las características y tipo de cada deporte. Su distribución geográfica es bastante homogénea y su construcción no está condicionada a factores tales como la topografía del territorio. Suelen contar con espacios complementarios. Puede citarse como ejemplos: pistas polideportivas y especializadas, frontones, pistas de squash, campos polideportivos y especializados, pistas y espacios de atletismo, velódromos, vasos de piscina, salas polivalentes y especializadas, etc.

- Espacio deportivo singular. Espacios deportivos construidos para la práctica deportiva que presentan unas dimensiones y características adaptadas a cada tipo. Son espacios específicos y generalmente tienen unos requerimientos espaciales que hacen que su distribución sea desigual sobre el territorio, tales como por ejemplo: campos de golf, estaciones de esquí, circuitos de velocidad, carriles de bicicleta, campos de tiro, etc.

- Área de actividad deportiva. Espacios deportivos que se distinguen por la indefinición de sus límites y por el medio en el que la prácticafísico- deportiva tiene lugar: terrestre, acuática o aérea. Integran estas áreas las infraestructuras o espacios naturales sobre las que se han efectuado determinadas adaptaciones o son utilizados frecuentemente para la práctica de actividades físicas y deportivas. Dentro de esta categoría se encuentran por ejemplo: las vías verdes o los itinerarios de bicicleta de montaña, caminos e itinerarios a pie, zonas de escalada, vías ferratas, zonas de baño en ríos y playas, campos de recorrido de tiro y caza; zonas de vuelo sin motor, zonas de vela y deportes náuticos, etc. Pueden o no contar con el apoyo de espacios complementarios específicos (caballerizas, remontes, palomares, etc.).

 

Casualmente, el redactor inventor de la propuesta de actualización de la Ley Canaria del Deporte, deroga, transforma y ejecuta “a la carta” una copia de éste último párrafo taxonómico establecido por el Consejo Superior de Deportes. Vale la pena pararse a analizarlo:

 

  • Acción premeditada 1: en el encabezado del apartado 47.2c), suprime unilateralmente y con clara encomienda de quien o quienes han mediado en este empeño de llamar a los videojuegos, deporte, el calificativo “deportiva”, dejando el encabezado sólo como “Áreas de actividad”.

 

  • Acción premeditada 2: donde la norma estatal establece “espacios deportivos”, nuestro redactor inventor deja patente su sesgada intención y objetivo al aclarar meridianamente como espacios no estrictamente deportivos, negando lo que la normativa estatal especifica como espacios deportivos.

 

  • Acción premeditada 3: el redactor inventor omite de la propuesta de articulado algo esencial para la comprensión de cualquier normativa, la forma de manifestarse en estas áreas de actividad deportiva. La norma estatal establece como forma de manifestación, “la práctica de actividades físicas y deportivas”. Por supuesto que el redactor inventor omite este aspecto, manifestando claramente que cualquier manifestación existente, puede ser regulada por la nueva Ley, inclusive el acto de permanecer sentado durante muchas horas delante de un ordenador jugando a un videojuego, por ejemplo.

 

  • Acción premeditada 4: donde la norma estatal establece como áreas de actividad deportiva los espacios terrestres, acuáticos o aéreos, nuestro redactor inventor plantea una modificación tan sustancial como incluir en esta tipología de espacios, al inventado “espacio digital”. Donde la norma estatal ejemplifica y aclara que son áreas de actividad deportiva las vías verdes o los itinerarios de bicicleta de montaña, caminos e itinerarios a pie, zonas de escalada, vías ferratas, zonas de baño en ríos y playas, campos de recorrido de tiro y caza; zonas de vuelo sin motor, zonas de vela y deportes náuticos, nuestro redactor inventor aprovecha que el Barranquillo Don Zoilo pasa por Juan XXIII, e incluye el inventado “espacio digital” como espacio deportivo.

 

Tal y como argumenté en un artículo anterior, me gustaría que Canarias fuese reconocida como tierra innovadora y emprendedora, pero seguimos sumando apoyos para convertir  la posible innovación, en el ridículo nacional e internacional más absoluto. Tengamos las esperanzas puestas en que el tiempo de barbecho (dejar el terreno preparado para una cosecha mejor) que pretenden instaurar los precursores de la inclusión de los videojuegos en la Ley Canaria del Deporte (por Decreto o “a la zorrúa”), se convierta en un período de reflexión para nuestros políticos, tornándose hacia una cosecha por parte de nuestro Gobierno de Canarias donde abunden la sensatez, el sentido común y el raciocinio, generando con carácter de urgencia, una propuesta de Ley Canaria Digital donde se incluyan los videojuegos como elemento dinamizador, sectorizado y potenciador de nuevos nichos económicos. Creando esa nueva Ley Canaria Digital y abandonando el empecinamiento interesado de incluir los videojuegos en la Ley Canaria del Deporte, estoy completamente seguro que Canarias, pasaría a ser referente y a estar a la vanguardia en innovación tecnológica, no quepa la menor duda.

 

 

 

Dr. Roberto Ojeda García

Profesor de la asignatura de “Instalaciones y Equipamientos para la Educación Física y el Deporte” de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

 

Colegiado Nº 8192. COLEFCanarias

 

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004