22 de octubre de 2017
Última actualización: 10:05
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sergio Garrido Amestoy
28 de septiembre de 2017

Regulación de los drones para la grabación deportiva en España

Guardar en Mis Noticias.

[Img #53361]Donde quiera que miremos, nuestro dominio de la ciencia y la tecnología crece a pasos acelerados y, a medida que pasa el tiempo, se van sobrepasando las fronteras tecnológicas que tienen especial incidencia en nuestras relaciones.  Por este motivo, los avances en estos campos provocan la necesidad de que la tecnología y el derecho vayan actualizándose a la par.

 

Debido a la creciente popularidad del uso de aeronaves pilotadas por control remoto, más comúnmente llamadas como drones, ha sido necesario establecer un régimen jurídico específico aplicable a las actividades desarrolladas por éstas, que se recogen en los artículos 50 y 51 de la Ley 18/2014 para la aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.

 

Si analizamos detenidamente los beneficios generados por las cinco ligas más importantes de Europa, podemos afirmar que la venta de los derechos televisivos suponen entre un 35% a un 60% de los ingresos totales de éstas. Por lo tanto, no cabe lugar a duda de que los operadores televisivos intentarán explotar al máximo estos derechos, por lo que tarde o temprano, se estudiará la posibilidad de utilizar los drones para la emisión y grabación de partidos. No obstante, para ello deberán prestar especial atención a las condiciones que se establecen en la ley para el uso y operaciones de éstos.  

 

Como norma general, solamente se podrán utilizar los drones durante el día y en condiciones meteorológicas adecuadas para ello. Además, el vuelo de éstos no podrá operar en zonas donde haya aglomeraciones de edificios en ciudades, pueblos y lugares habitados o en reuniones de personas al aire libre. Por lo tanto, el hecho de que miles de personas se aglomeren en un mismo estadio para presenciar un partido, imposibilitaría legalmente la grabación de eventos deportivos con esta tecnología.

 

Sin embargo, estas limitaciones desaparecen cuando se trata de la utilización de estos objetos en recintos cerrados puesto que son espacios aéreos no controlados en los que AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) no tiene jurisdicción. En estos supuestos, sólo será necesario contar con la debida autorización del titular del estadio o recinto para poder emitir o grabar el evento deportivo mediante éstos.

 

Por esta razón es de vital importancia delimitar el concepto de recinto cerrado para poder realizar las operaciones con drones en espacios aéreos no controlados. Para ello, no existe una definición legal de espacio cerrado, por lo que habrá que acudir a una definición gramatical. Por oposición a abierto, tiene que haber una barrera que separe los espacios. Lo que pretende garantizar esta barrera es que el dron no pueda, de ninguna de las maneras, salir fuera de ese espacio. En este sentido, una malla con los agujeros suficientemente pequeños para impedir la salida de éste del recinto podría ser totalmente válida.

 

En España aún no se ha registrado ningún caso en el que se hayan utilizado estos objetos con el fin de grabar un evento deportivo. No obstante, en diferentes puntos del mundo se ha podido comprobar como la utilización de éstos puede llegar a ser un foco de problemas. El impacto de un dron en la cabeza de una atleta que participaba en una carrera en Australia dejándola inconsciente y la caída de un dron a escasos metros de Muslera, portero de la selección de Uruguay, durante el partido clasificatorio del Mundial 2018 son claros ejemplos de la potencial peligrosidad que puede tener su utilización. Además, hemos podido ver como la irrupción en el campo de un dron con una bandera de la gran Albania, con fines propagandísticos, ha llegado a suspender un partido clasificatorio entre Serbia y Albania para la Eurocopa 2016.

 

Indudablemente, la importancia y uso de estas aeronaves para fines profesionales, técnicos y lúdicos ha ido creciendo exponencialmente. Su utilización en múltiples sectores requiere la actualización del derecho teniendo en cuenta tanto los beneficios económicos y sociales como los riesgos que puedan derivarse.

 

Sergio Garrido Amestoy

Master en Derecho Deportivo y Gestión Deportiva ISDE-FC Barcelona

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004