19 de noviembre de 2017
Última actualización: 14:26
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EFE/Natalia Arriaga
13 de septiembre de 2017

París, como si fuera la primera vez

Guardar en Mis Noticias.

París, que fue sede de los Juegos Olímpicos de 1900 y 1924, disfruta en este 13 de septiembre de 2017 de una grata sensación de 'primera vez' después de recibir en Lima la confirmación de que organizará los de 2024.

 

"Aquí estamos por fin después de cien años", afirmó con un suspiro de alivio la alcaldesa Anna Hidalgo.

 

Los Juegos de 1900 ni fueron Juegos ni algo que se le pareciera. Apenas un apéndice de la Exposición Universal que acogió la capital francesa. Los de 1924 fueron, en cambio, los primeros Juegos serios, universales, con grandes estrellas del deporte... pero quedan tan lejanos que su huella en el París de hoy es casi imperceptible.

 

La Exposición Universal de París 1900, lejos de servir de escenario a las pruebas deportivas de los Juegos, deslució del todo su trascendencia.

 

Su denominación oficial fue "Concurso de ejercicios físicos y deportes de la Exposición" y muchos de los atletas nunca fueron conscientes de haber participado en unos Juegos Olímpicos.

 

Las pruebas se prolongaron durante cinco meses, de mayo a octubre. Los organizadores no sabían que había que premiar a los ganadores con una medalla y los trofeos se entregaron dos años después.

 

Intervinieron 997 atletas de 24 países en 19 deportes. La lucha y la halterofilia fueron excluidas del programa. Entre las nuevas disciplinas olímpicas, fútbol, hípica, waterpolo, tiro con arco, vela, remo, crícket, croquet, golf, polo, rugby y soga tira.

 

En fútbol compitieron clubes y no selecciones nacionales. Ganó el inglés Upton Park F.C., 4-0 en la final al francés UFSA.

 

Un hito de estos Juegos fue la primera participación femenina, aunque las 22 mujeres inscritas fueron relegadas al tenis y al golf, con victorias para la británica Charlotte Cooper y la estadounidense Margaret Abbott.

 

Francia se impuso en el medallero. No podía ser de otra forma porque en muchas pruebas solo participaron deportistas del país local. Pero se considera al estadounidense Alvin Kraenzlein la estrella de los Juegos gracias a sus victorias en 60 m., 110 m. vallas, 200 m. vallas y salto de longitud.

 

Los segundos Juegos disputados en París destacaron por la presencia de dos grandes deportistas: el finlandés Paavo Nurmi, que cuatro años antes ya había obtenido tres victorias en Amberes y que en la capital francesa sumó cinco oros más en atletismo, y el estadounidense Johnny Weismuller, el "Tarzán" del cine, que conquistó tres oros en natación.

 

A pesar de la ausencia de Alemania, que adujo falta de seguridad por miedo a posibles represalias derivadas de la I Guerra Mundial, la amplia participación de países (44) confirmó la universalidad del olimpismo. Se inscribieron 3.088 deportistas en 17 disciplinas.

 

Argentina ganó la medalla de oro en polo y Uruguay fue campeón en fútbol, título que repitió cuatro años después en Amsterdam.

 

Estados Unidos mandó en el medallero, pero en el atletismo encontró la competencia de los británicos y finlandeses.

 

Nurmi, que ya había triunfado en 1920 en Amberes, ganó el mismo día las medallas de oro en los 1.500 (3:53.6) y en los 5.000, prueba en la que se desquitó de su segunda plaza en Amberes (14:31.2).

 

También ganó en los 3.000 metros por equipos, junto con Vilho "Ville" Ritola y Elias Katz, así como en los 10.000 de campo a través individual y por equipos, con Ritola y Heikki Liimatainen.

 

Ritola consiguió el oro en los 10.000 individual (30:23.2), en3.000 metros obstáculos (9:33.6), 3.000 por equipos, en los 10.000 campo a través por equipos y medalla de plata en los 10.000 de cross individual, por detrás de Nurmi.

 

En la natación hizo una sensacional aparición Johnny Weismuller, que ganó tres medallas de oro en los 100, 400 y 4x200 libre. Además, también se colgó el bronce en la competición de waterpolo.

 

El que después se convirtió en el célebre Tarzán del cine fue el primer nadador que bajó del minuto, 59 segundos exactamente, en el hectómetro libre.

 

Ese récord está a día de hoy en 46.91, marca en poder del brasileño César Cielo. En 2024, cuando los nadadores salten a la piscina de París, la marca que tendrán que rebajar será seguramente otra.

 

No habrá crícket, ni polo, ni soga tira, pero sí triatlón, monopatín, taekwondo, escalada, balonmano, voleibol, baloncesto... deportes que no eran olímpicos un siglo antes y que lo serán en el París de 2024. Como lo serán más de 200 países, frente a los 44 que participaron en 1924. Era otro siglo, había otro mapa, serán otros Juegos.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004