20 de noviembre de 2017
Última actualización: 07:03
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Silvio Bogliari
9 de septiembre de 2017

De la sentencia Bosman a los certificados médicos

Guardar en Mis Noticias.

[Img #51992]Como cada verano aquella que se acaba de concluir fue una ventana de fichajes movida,  caracterizada no solo por traspasos record como aquel de Neymar, Mbappé y Dembelé sino también por el surgir de nuevas costumbres, que no respectan los principios más básicos del derecho.

 

Punto de partida de este articulo es la sentencia Bosman, sobre la cual ya se escribió una abundante bibliografía y por eso no necesita de presentaciones; esa sentencia fue fundamental para el derecho deportivo y sobretodo para los futbolistas, que se convirtieron en más libres, más autónomos, dueños de sus propias carreras pero también más ricos.

 

El sistema previsto antes de la citada sentencia era un sistema en que los futbolistas eran un objeto, una pertenencia de los clubes, que a pesar de la existencia o menos de un contrato, podían decidir libremente sobre el destino de los jugadores.

 

Era una especie de “esclavismo”, si se me permite el termino, ya que el empresario (presidente del club) era dueño de la persona y no de una relación laboral; a esto, en un segundo momento, la sentencia Bosman añadió la aplicación de la libre circulación de los trabajadores en ámbito de Unión Europea, también a los futbolistas, a la cual hasta aquel entonces eran ajenos.

 

Antes de la sentencia Bosman, en Italia el primer hito que se marcó hacia la regulación de las relaciones laborales de los futbolistas fue la ley n.91 del 23 marzo 1981, que determinó la fin de la vinculación de por vida de los futbolistas a los clubes.

 

Esta ley determinó en su art.1, la libertad contractual de los futbolistas, al establecer que: “El ejercicio de la actividad deportiva, sea desarrollada en forma individual o colectiva, sea en forma profesional o amateur, es libre”.

 

A la luz del art.1 se asiste a una valorización de la libertad de contratar, anteriormente prohibida a causa del vinculo deportivo, y desde aquel momento establecida del art. 5 de la ley n. 91 (durada máxima del contrato), del art.6 (libertad de estipular un nuevo contrato al termino de aquel precedente) y en particular, del art.16 (abolición del vinculo con el club).

 

Después de la ley n.91 llegó la sentencia Bosman, con sus resultados positivos y sus consecuencias; esa sentencia era fruto de la modernidad y de la evolución hacía un futbol global: todo evoluciona y el futbol no podía quedarse atrás.

 

Para volver a nuestros días, lo que caracterizó la ventana de fichajes que se concluyó el 31 de agosto en Italia, no fueron solamente las enormes inversiones de los clubes italianos, sino también los certificados médicos que muchos jugadores presentaron para forzar sus salidas del club o para rechazar cualquiera destinación.

 

Es el caso de Mbaye Niang que el pasado 23 de agosto presentó al Milan un certificado medico de “estrés” (1) para justificar su ausencia a los entrenamientos y rechazar al Spartak Mosca; el prefería quedarse en Italia y huir del frio ruso. Dicho certificado le permitió no entrenarse por diez días.

 

El Torino presentó una oferta de 12 millones para su fichaje, cifra que no fue considerada suficiente del Milan; al revés el acuerdo se alcanzó con los rusos ya que ofrecieron el doble.

 

Estrés que afectó también a Nikola Kalinic (2), el ex delantero de la Fiorentina, que el pasado 18 de agosto presentó un certificado medico que señalaba al futbolista como “emotivamente inquieto” y por ende, imposibilitado a entrenarse.

 

El delantero para curar su enfermedad se fue a Croacia, su tierra, para esperar que la Fiorentina cerrase su traspaso al Milan, en vez que presentarse a su lugar de trabajo y respectar las obligaciones contractuales.

 

Como si no fuera ya bastante, el estrés cobró otra victima: Keita Balde, delantero de la Lazio y ex canterano del Barça.

 

Este verano ha sido objeto de los deseos de muchos equipos italianos antes de ser fichado por el Monaco, ya que su posición contractual era muy favorable: su contrato con el club de Roma caducaba en 2018 y en teoría, el club blanco celeste debía aceptar ofertas para no perder al talentoso jugador a coste cero.

 

Sin embargo, las ofertas de los clubes italianos fueron rechazadas por el presidente, entre todas aquella de la Juventus, destinación preferida del jugador.

 

Esa situación afectó a Keita, que presentó dos certificados médicos para no presentarse a su lugar de trabajo: el primero el 18 de agosto que le concedía una baja de cinco días y el segundo, el 21 de agosto, desde España (3), donde se refugió para curar su estrés.

 

Otra enfermedad mismo resultado: Federico Bernardeschi (4), antes de ser adquirido de la Juventus, no se presentó al comienzo de la pretemporada con la Fiorentina, justificando su ausencia, a través del debido certificado medico, a causa de “gastroenteritis aguda”.

 

En fin, un nuevo jugador de la Liga, en Italia es conocido más por su rebeliones que por sus calidades técnicas: Geoffrey Kondogbia.

 

El 14 de agosto el mediocampista presentó un certificado medico (5) para no presentarse a los entrenamientos: su interés de quedarse al Inter era igual a cero y como los otros, prefirió huir y desaparecer en vez que respectar su contrato y entrenarse con el club.

 

Lo que parece extraño es como se pudieron presentar tantos certificados médicos que manifiestan una dudable veracidad.

 

Hay que recordar que el TAS, en el laudo 2013/A/3314 (6) ya se pronunció sobre asuntos de certificados médicos y sus necesaria sinceridad: “When issuing a medical certificate, a doctor is under obligation to state the truth and is subject to severe criminal consequences in case of false representations in such certificate”.

 

Frente a la crónica de los hechos que se han averiguado en estos meses de mercado de fichajes, parece que la situación se ha completamente invertido, respecto a los años 90; ahora aquellos que deciden son los futbolistas, independientemente de la existencia de un contrato, propio como anteriormente a la sentencia Bosman.

 

Pueden forzar la salida del club y no presentarse a sus lugares de trabajo sin ninguna consecuencia.

 

No presentarse a los entrenamientos porque a los jugadores no les gusta el posible club de destino no es una justa causa, como al revés, podría ser la falta de pago de los salarios; sin embargo, aunque en presencia de impagos, hay siempre que respectar los contratos (pacta sunt servanda) y no desaparecer sin dejar huellas como hizo Dembelé (7) antes de ser fichado por el Barcelona.

 

El auspicio es que en futuro no se presenten otros certificados médicos de opinable veracidad ya que se lesiona la credibilidad del futbol y la imagen de los clubes, además de las normas de derecho; no se puede decir si esa de los certificados médicos fue una costumbre que seguirá existiendo también en futuro, pero si que fue la nueva costumbre del verano italiano 2017.

 

 

 

 

(2) “Kalinic presenta certificato medico: 5 giorni fermo perché turbato”, en https://sport.sky.it/calciomercato/serie-a/2017/08/18/calciomercato-milan-live-kalinic-certificato-medico-fiorentina.html

(3) M.Ercole, “Lazio, Keita in Spagna per recuperare: e parte un nuovo certificato medico”, en http://www.repubblica.it/sport/calcio/serie-a/lazio/2017/08/21/news/keita_certificato_medico-173545959/

(4) A. Coriele, “Bernardeschi non si presenta al ritiro della Fiorentina inviando un certificato medico, Juve vicina”, en http://it.eurosport.com/calcio/serie-a/2017-2018/bernardeschi-non-si-presenta-al-ritiro-della-fiorentina-inviando-un-certificato-medico-juve-vicina_sto6260255/story.shtml

(5) Redazione Fantagazzetta, “Inter, Kondogbia continua a non allenarsi. E ora presenterá anche un certifiato medico: scoppia la guerra?”,en https://www.fantagazzetta.com/approfondimenti/numeri/14_08_2017/inter-kondogbia-continua-a-non-allenarsi-e-ora-presentera-anche-un-certificato-medico-scoppia-la-guerra-274299

(6) “Dembelé desaparece en plena negociación con el Barcelona: No sabemos donde está”,en http://www.elmundo.es/deportes/futbol/2017/08/10/598c603c268e3ebb748b462d.html

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004