20 de septiembre de 2017
Última actualización: 12:43
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Miguel Fraguela
29 de agosto de 2017

La mayoría cualificada que exigen los estatutos complica una moción de censura a Villar

Guardar en Mis Noticias.

Ironías del destino. Los mismos presidentes territoriales que en su dia apoyaron la rebeldía de Villar frente al CSD, regulando de distinta manera la moción de censura, ahora se encuentran con que eso mismo se les vuelve en contra. Los estatutos de la RFEF exigen dos tercios para que prospere una moción de censura

[Img #51213]Visto lo que dicen los estatutos de la RFEF y dada la correlación de fuerzas en la Asamblea General de la RFEF, nos atrevemos a aventurar que los distintos sectores están condenados a consensuar un candidato.

 

Decimos esto porque se nos antoja casi imposible que un candidato alternativo que se presente con una moción de censura logre el voto de dos tercios de la Asamblea General.

 

Este martes se cumplieron las previsiones que adelantamos en IUSPORT. Larrea hizo saber al CSD esta tarde, como adelantamos, que el procedimiento elegido  para cesar a Villar es ilegal

 

Hoy tuvo lugar en el CSD la reunión de José Ramón Lete con Larrea y los presidentes de todas las federaciones territoriales para abordar la crisis en la Federación.

 

Una de las primeras conclusiones es que el CSD no va a entrar en la convocatoria de una asamblea, solicitada por los dimisionarios, para declarar el cese de Ángel María Villar como presidente y la convocatoria de nuevas elecciones, lo que aboca a una dimisión de Villar, algo que solo depende de él, o a una moción de censura.

 

Lete admitió que si Villar no dimite, no habrá otra alternativa que la posibilidad de una moción de censura, que se produciría en noviembre, pero se trata de una posibilidad difícil que prospere si antes no hay un solo candidato consensuado.

 

La doble regulación de la moción de censura

 

Y es que los estatutos de la RFEF exigen una mayoría cualificada para que prospere la moción de censura: dos tercios, frente a lo regulado por la Orden ministerial, que sólo requiere la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General.

 

La moción de censura se encuentra regulada en el artículo 27.2 de los estatutos de la RFEF y en el art. 19 de la Orden ministerial electoral.

 

Regulación en los estatutos de la RFEF

 

Según el art. 27.2 de los estatutos de la RFEF,  "serán requisitos para ello:

 

a) que se formule por un tercio, al menos, de los miembros de la Asamblea General, formalizado individualmente por cada uno de los proponentes mediante escrito motivado y firmado, con el que se adjuntará copia del Documento Nacional de Identidad.

 

b) que se apruebe por la mayoría de los dos tercios de los miembros de pleno derecho que integran la Asamblea General, sin que, en ningún caso, se admita el voto por correo".

 

Lo que dice la orden ministerial

 

En cambio, el artículo 19 de la Orden ministerial dice que basta la mayoría absoluta. Esto obligaría a impugnar los estatutos de la RFEF, lo que supone otro litigio judicial que alargaría el proceso, pero, además, Villar opondría que fue ratificado por el CSD, por lo que está vigente, como una excepción a la Orden ministerial.

 

El art. 19 de la orden dice lo siguiente:

 

"La presentación de una moción de censura contra el Presidente de una Federación deportiva española se atendrá a los siguientes criterios:

 

a) No podrá presentarse durante los seis primeros meses de mandato, ni cuando resten entre seis meses y un año hasta la fecha a partir de la cual pueda realizarse la convocatoria de elecciones, circunstancia a determinar por las normas federativas.

 

b) La moción de censura deberá ser propuesta y presentada por, al menos, la tercera parte de los miembros de la Asamblea General y habrá de incluir necesariamente un candidato a la Presidencia de la Federación.

 

c) La presentación de la moción de censura se dirigirá a la Junta Electoral federativa, que deberá resolver lo que proceda en el plazo de dos días hábiles.

 

d) Cuando se acuerde la admisión a trámite de la moción de censura, el Presidente de la Federación deberá convocar la Asamblea General en un plazo no superior a cuarenta y ocho horas, a contar desde que le sea notificada la admisión. La reunión de la Asamblea General que debatirá sobre la moción de censura deberá celebrarse en un plazo no inferior a quince días ni superior a treinta días, a contar desde que fuera convocada.

 

e) Una vez convocada la Asamblea Extraordinaria para el debate y votación de la moción de censura, y dentro de los diez primeros días siguientes a esa convocatoria, podrán presentarse mociones alternativas. En ningún caso la moción de censura alternativa podrá ser suscrita por quienes hayan promovido la inicial.

 

f) El acto de la votación, que deberá ser secreta, seguirá idénticos parámetros que los previstos para la elección de Presidente. Para que la moción de censura prospere y cese de forma automática el Presidente, se requerirá que, sometida a votación, sea aprobada por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General.

 

Si la moción de censura fuera aprobada, el candidato elegido permanecerá en el cargo por el tiempo que restase hasta la finalización del período de mandato del anterior Presidente.

 

g) Si la moción de censura fuera rechazada por la Asamblea General, sus signatarios no podrán presentar otra hasta transcurrido un año, a contar desde el día de su votación y rechazo.

 

h) Se informará a través de la página web de la Federación de la presentación de la moción de censura y de la fecha de convocatoria de la Asamblea General, así como del resultado.

 

i) Las decisiones que adopten los órganos federativos en relación con la presentación, admisión, tramitación y votación de mociones de censura, o de mociones alternativas, podrán recurrirse ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de cinco días hábiles”.

 

¿Y qué dice al respecto el reglamento electoral de la RFEF?

 

Pues difiere de los estatutos y coincide con la Orden ministerial electoral. El artículo 34.2.e.2 del reglamento sólo exige la mayoría absoluta.

 

Pero en el seno federativo, es evidente que, por pura jerarquía normativa, prevalecen los estatutos sobre el reglamento, aunque sea este el que concuerda con la Orden ministerial electoral.

 

Lo propio hubiese sido que en su momento, la Asamblea adaptase los estatutos a la Orden ministerial, pero no se hizo.

 

En estos momentos, los servicios jurídicos del CSD están estudiando este asunto tan complejo. 

 

TODOS LOS DOCUMENTOS DE LAS ELECCIONES DE LA RFEF 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004