20 de septiembre de 2017
Última actualización: 12:43
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Miguel Fraguela
29 de agosto de 2017

Larrea hará saber al CSD que el procedimiento elegido para cesar a Villar es ilegal

Guardar en Mis Noticias.

[Img #51202]El viernes pasado informamos en IUSPORT de que los presidentes de las catorce federaciones territoriales que habían presentado su dimisión de la junta directiva de la Federación Española de Fútbol remitieron una carta solicitando la celebración de una asamblea general extraordinaria para declarar el cese de Ángel María Villar como presidente y la convocatoria de nuevas elecciones.

 

Este es el tema estrella de la reunión de esta tarde del martes en el CSD, pues el "aparato" de la RFEF, en este caso por boca de Juan Luis Larrea, hará saber que esa vía es ilegal.

 

Ilegal por dos razones: la primera, porque la solicitud no está firmada por al menos el 20% de los asambleístas de la RFEF, tal y como prevén los propios estatutos para el caso de reuniones asamblearias no convocadas, motu proprio, por el presidente.

 

Pero aun en el caso de que sea pedida por ese 20%, desde el "aparato" de la RFEF se considera que se trata de un procedimiento ilegal.

 

De hecho, en la propia carta los firmantes temían que Juan Luis Larrea no accediese a convocar la Asamblea General y, por ello, avisaban de que en el caso de no fuese convocada, instarían "a los asambleístas de la RFEF a solicitar la misma tal y como viene previsto en los Estatutos federativos al objeto de tratar exclusivamente los mismos puntos anterior reseñados con la solicitud de al menos el 20% de los Asambleístas de la RFEF".

 

Pero, insisten en la RFEF, ello es ilegal. Aún dando por hecho que lograrán ese 20%, quien volvería a entrar en escena es el "aparato" de la RFEF cuestiona la viabilidad de esa petición, habida cuenta que, según sus integrantes, constituye un fraude de ley. Entienden que se trata de una moción de censura encubierta.

 

Desde su punto de vista, si bien es cierto que es competencia de la Asamblea General la elección y cese del presidente, ello queda diferido a lo que los propios estatutos y reglamentos regulan de forma específica.

 

Y advierten que, por la misma razón de que el presidente no es elegido por la Asamblea General con una simple convocatoria de la misma, sino a través de un proceso electoral regulado de forma minuciosa en los estatutos y reglamento electoral; dicen que si ello es así, algo que nadie discute, por la misma razón, el cese del presidente no puede abordarse por la Asamblea General con una mera convocatoria de la misma, sino que requiere se sustancie mediante el procedimiento previsto para la moción de censura, también objeto de regulación autónoma en la normativa de la RFEF y en la Orden ministerial reguladora de las elecciones.

 

Los presidentes Territoriales pedirán a Lete que la convoque de forma subsidiaria

 

Si se consuma esa negativa de Juan Luis Larrea, los presidentes de las Territoriales díscolos, los que han dimitido, pedirán al CSD que convoque la Asamblea General, competencia que ostenta de forma subsidiaria por la Ley del deporte de 1990 vigente.

 

Dice al respecto el artículo 43 de la Ley:

 

Con el fin de garantizar el cumplimiento efectivo de las funciones encomendadas a las Federaciones deportivas españolas y a las Ligas profesionales, el Consejo Superior de Deportes podrá llevar a cabo las siguientes actuaciones, que, en ningún caso, tendrán carácter de sanción.

 

a) …

 

b) Convocar los órganos colegiados de gobierno y control, para el debate y resolución, si procede, de asuntos o cuestiones determinadas, cuando aquéllos no hayan sido convocados por quien tiene la obligación estatutaria o legal de hacerlo en tiempo reglamentario.

 

c) …

 

Por consiguiente, la posición que el presidente del CSD defienda en esta tarde, si es que no lo difiere a un estudio posterior, constituirá todo un aviso a navegantes.

 

Si entiende que la vía propuesta por las los presidentes territoriales dimisionarios es legal, Larrea ya sabrá que la asamblea se va a celebrar, sí o sí.

 

Y al revés, si el CSD hace saber a los presentes que no ejercerá ninguna de las facultades que le confiere el art. 43 de la Ley, cabe que se den dos escenarios:

 

Uno, que Larrea convoque la asamblea y acepte su resultado.

 

Y otro, que rechace convocarla. En este caso, se judicializará el asunto, pero los discrepantes podrán promover una moción de censura en noviembre, cuando concluyan los seis meses exigidos por la orden ministerial. A esta petición de asamblea no podrá negarse Larrea.

 

Y si Larrea se negara a convocar la asamblea de la moción de censura, lo probable es que el CSD entonces sí ejerza la competencia mencionada y convoque la reunión del máximo órgano de la RFEF.

 

Como informó Ramón Fuentes en IUSPORT, Larrea ha convocado a todos los presidentes de las Territoriales, los 19, para este mismo martes, en Las Rozas, cuando termine la reunión en el CSD. En esta Larrea espera lograr el consenso que hasta ahora no ha conseguido.

 

¿Por qué es una moción de censura encubierta?

 

Aunque no se explica en el comunicado de las Territoriales del viernes, en el núcleo duro de la RFEF entienden que se trata de aplicar el artículo 29.1.d) de los estatutos de la RFEF, que confiere a la Asamblea la competencia para la "elección y cese del presidente", eludiendo presentar una moción de censura. 

 

La moción de censura se encuentra regulada en el artículo 27 de los estatutos de la RFEF y en el art. 19 de la Orden ministerial electoral.

 

“Artículo 19. Moción de censura.

 

La presentación de una moción de censura contra el Presidente de una Federación deportiva española se atendrá a los siguientes criterios:

 

a) No podrá presentarse durante los seis primeros meses de mandato, ni cuando resten entre seis meses y un año hasta la fecha a partir de la cual pueda realizarse la convocatoria de elecciones, circunstancia a determinar por las normas federativas.

 

b) La moción de censura deberá ser propuesta y presentada por, al menos, la tercera parte de los miembros de la Asamblea General y habrá de incluir necesariamente un candidato a la Presidencia de la Federación.

 

c) La presentación de la moción de censura se dirigirá a la Junta Electoral federativa, que deberá resolver lo que proceda en el plazo de dos días hábiles.

 

d) Cuando se acuerde la admisión a trámite de la moción de censura, el Presidente de la Federación deberá convocar la Asamblea General en un plazo no superior a cuarenta y ocho horas, a contar desde que le sea notificada la admisión. La reunión de la Asamblea General que debatirá sobre la moción de censura deberá celebrarse en un plazo no inferior a quince días ni superior a treinta días, a contar desde que fuera convocada.

 

e) Una vez convocada la Asamblea Extraordinaria para el debate y votación de la moción de censura, y dentro de los diez primeros días siguientes a esa convocatoria, podrán presentarse mociones alternativas. En ningún caso la moción de censura alternativa podrá ser suscrita por quienes hayan promovido la inicial.

 

f) El acto de la votación, que deberá ser secreta, seguirá idénticos parámetros que los previstos para la elección de Presidente. Para que la moción de censura prospere y cese de forma automática el Presidente, se requerirá que, sometida a votación, sea aprobada por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General.

 

Si la moción de censura fuera aprobada, el candidato elegido permanecerá en el cargo por el tiempo que restase hasta la finalización del período de mandato del anterior Presidente.

 

g) Si la moción de censura fuera rechazada por la Asamblea General, sus signatarios no podrán presentar otra hasta transcurrido un año, a contar desde el día de su votación y rechazo.

 

h) Se informará a través de la página web de la Federación de la presentación de la moción de censura y de la fecha de convocatoria de la Asamblea General, así como del resultado.

 

i) Las decisiones que adopten los órganos federativos en relación con la presentación, admisión, tramitación y votación de mociones de censura, o de mociones alternativas, podrán recurrirse ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de cinco días hábiles”.

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004