22 de octubre de 2017
Última actualización: 21 de octubre de 2017 23:57
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EFE / IUSPORT
13 de agosto de 2017

El Barça busca actualizarse en la era 'post' Neymar

Guardar en Mis Noticias.

La MSN ya es historia. El famoso tridente que dio al Barcelona de Luis Enrique 9 de 13 títulos posibles ha quedado desarticulado con la fuga de Neymar al PSG.

Ahora, a Ernesto Valverde le corresponde la difícil misión de actualizar el Barça.

Lo hará partiendo de un déficit deportivo que el club se está esmerando en corregir, todavía sin éxito, en el mercado estival. Porque Neymar se ha ido dejando 105 goles, 60 asistencias y 10 títulos en 186 partidos.

También 222 millones en las arcas de la entidad. Pero en el pecado, el Barcelona lleva la penitencia, porque todos los clubes de Europa saben ahora que los azulgranas tiene los bolsillos llenos y también necesidad.

Ousmane Dembéle, el extremo del Borussia Dortmund que debería hacer de Neymar, y Philippe Coutinho, el volante del Liverpool más parecido a Iniesta que puede encontrarse en el mercado, son los dos jugadores elegidos por la secretaria técnica para reforzar la plantilla.

Pero mientras juega esa partida de póquer en la que se ha convertido cada negociación y donde le piden la luna, la temporada oficial está a punto de arrancar, y el Barcelona 2017-18 solo presenta, de momento, tres caras nuevas.

La de Nélson Semedo, fichado del Benfica por 30 millones para reforzar el lateral derecho, la del extremo Gerard Deulofeu, de vuelta tras su cesión al Everton, y la del central Marlon Santos, ascendido del Barça B.

De momento, Semedo no ha ganado la partida a Aleix Vidal, que con Valverde apunta a titular en el carril diestro y Marlon no cuenta con la confianza del técnico extremeño.

Íñigo Martínez (Real Sociedad), a quien el Barcelona sigue desde hace tiempo, es un central muy del agrado del entrenador extremeño, pero la operación (32 millones cuesta su cláusula de rescisión) se encuentra en punto muerto, ya que lo prioritario es ahora cerrar el fichaje de dos cracks.

En la agenda de la secretaría técnica también están otros dos hombres para reforzar el centro del campo: Jean Michäel Seri (Niza) y José Paulo Bezerra 'Paulinho'(Guangzhou Evergrande).

Todas estas posibles contrataciones, de momento, están a expensas del desenlace que tengan las negociaciones para vestir de azulgrana a Coutinho y Dembélé.

Pero si para el Barça le está resultando un auténtico quebradero de cabeza comprar algo este verano, soltar lastre todavía le está costando más.

Entre las bajas, solo se cuenta la inesperada e indeseada de Neymar da Silva, a las que hay que sumar las del portero Jordi Masip (Valladolid) y el defensa Jérémy Mathieu (Sporting de Portugal), a quienes el club les ha mostrado la puerta de salida.

Thomas Vermäelen, Douglas Pereira, Munir el Haddadi y Sergi Samper han regresado a la disciplina azulgrana tras concluir sus respectivas cesiones, y el Barcelona todavía no ha colocado en el mercado a ninguno de ellos. Tampoco a Ardan Turan, otro de los futbolistas a quienes el club ha puesto el cartel de transferible.

Aun así, el equipo ha hecho una pretemporada notable, practicando un fútbol atractivo y derrotando a rivales de entidad como el Juventus, el Manchester United y el Real Madrid.

También goleando al Chapecoense en un Gamper muy emotivo y con el único lunar de un empate en el campo del Nàstic, pero en un amistoso en el los teóricos titulares ni si quiera se vistieron de corto.

Valverde ha decidido mantener el 4-3-3 que identifica el estilo Barça en lugar de apostar por su sistema de cabecera, el 4-2-3-1 y ha recuperado, con éxito, la presión alta tras pérdida, que a él tanto le gusta y que también ha sido una de las señas de identidad del conjunto azulgrana en los últimos años.

Sin embargo, este Barcelona todavía está en construcción. Le faltan dos o tres piezas claves que afinen el engranaje y que ocupen el vacío que ha dejado Ney.

Y también que congenien, en el campo y fuera de él, con Leo Messi, el jugador en el que empieza y acaba todo en el Barcelona y a quien, tras casarse este verano, se le ve feliz, muy fino y con las mismas ganas de siempre.

Esa es la mejor noticia para el equipo azulgrana y para Valverde, porque con Leo tirando del carro, actualizarse a una nueva versión parece más fácil. El Barça 'post' Neymar arranca sin el astro brasileño, pero sigue teniendo en su filas al mejor futbolista de todos los tiempos. 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004