24 de agosto de 2017
Última actualización: 06:51
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ramón Fuentes
11 de agosto de 2017

A partir del 22 de noviembre podría haber nuevo presidente de la RFEF

Guardar en Mis Noticias.

En caso de que Angel María Villar no escuchara la petición de las territoriales de dimitir, a partir de ese día ya será posible una moción de censura según el Reglamento que regula los procesos electorales en las Federaciones Deportivas. Sería necesario el apoyo de una tercera parte de la Asamblea de la Federación Española de Fútbol

[Img #49955]En IUSPORT nos hacíamos eco esta mañana de dos reuniones celebradas ayer, una en el Consejo Superior de Deportes, y otra en Las Rozas, donde las territoriales de la FEF (excepto tres) acordadon la petición de dimisión a Angel María Villar.

 

Por la mañana tuvo lugar la reunión en el CSD, a la que asistieron solamente Larrea y Esther Gascón, y en ella se informó al organismo de los pasos que se iban a dar.
 

A la reunión de la tarde en Las Rozas asistieron 16 de los los presidentes. No estuvieron los de la Andaluza, la Gallega ni la de Aragón.

 

Petición que pasa por que el todavía presidente, dada la suspensión temporal de un año, dimita de forma definitiva de sus funciones al frente del organismo federativo.

 

En dicha reunión, se informó a José Ramón Lete su intención de pedir a Angel María Villar que dimita de manera inminente porque la situación es insostenible. De ahí su intención de constituir una Comisión para que se reúna de manera inmediata con el todavía presidente donde le trasladarían esta intención.

 

En dicho encuentro el CSD le trasladó lo que tantas veces hemos comentado en IUSPORT y que pasa porque su actuación no puede ir más lejos jurídicamente de lo realizado hasta ahora. Es decir mantener la suspensión cautelar de un año adoptada por la Comisión Directiva y el expediente abierto por el TAD tras la denuncia realizada por el propio CSD.

 

Podría haber nuevo presidente a finales de septiembre o principios de octubre si Angel María Villar dimitiera

 

Ahora por tanto nos encontramos con dos escenarios posibles. El primero pasa porque Angel María Villar, escuchando la petición de sus territoriales, decida dimitir. En ese caso, y según recogen los Estatutos de la RFEF, nombraría una Comisión Gestora en la Junta Directiva para la convocatoria de elecciones para presidente de la Federación Española de Fútbol. Nunca sería para la Asamblea dado que esta fue, según ha ratificado el TAD, legalmente constituida en el último proceso electoral.

 

Considerando que el mes de agosto es totalmente inhábil, entonces estaríamos ya hablando de la convocatoria para septiembre. Entonces se abriría el proceso para que se presentaran los futuros candidatos a la presidencia de la RFEF. Cualquier ciudadano puede además optar a esta condición, tal y como recoge el artículo 18 del reglamento electoral que regula los procesos electorales. Eso si con una seria de condiciones. La primera, y como establece el punto 3 del mismo artículo, será “cualquier persona, española y de mayor edad, que no incurra en causa de incapacidad o ilegibilidad”. Además, y esto es lo más importante, “deberán ser presentados, como mínimo, por un 15 por ciento de los miembros de la Asamblea General. Cada miembro de la Asamblea podría presentar a más de un candidato”. Luego estamos hablando que los futuros candidatos necesitarían el apoyo mínimo de 20 miembros de los 139 que actualmente constituyen la Asamblea del fútbol.

 

Una vez que los candidatos sean reconocidos, las elecciones podrían realizarse en un período entre 10 o 20 días. El ganador tendría que obtener la mayoría absoluta como bien recoge el punto siete del citado artículo del reglamento electoral. Es decir lograr 70 de los 130 votos posibles. Porque en caso de no hacerlo en la primera vuelta “se realizará una nueva votación por mayoría simple entre los dos candidatos que hubieran obtenido mayor número de votos. En caso de empate se suspenderá la sesión por un tiempo no inferior a una hora ni superior a tres, celebrándose una última votación que se resolverá por mayoría simple. De persistir el empate, la Mesa electoral llevará a cabo un sorteo entre los candidatos afectados por el mismo, que decidirá quién será presidente”. El Presidente pasaría a formar parte de dicha Asamblea nada más finalizar la votación donde sea elegido. Conviene destacar también que el acto de votación deberá realizarse “aún cuando hubiera un único candidato”.

 

Posible nuevo presidente en diciembre si Angel no decidiera dimitir. Habría moción de censura

 

Pero también puede darse el caso que Angel María Villar decidiera no aceptar la petición de las territoriales que le solicitan que dimita. En ese caso, y considerando la inmovilidad del CSD, habría que esperar al 22 de noviembre. Porque a partir de ese día podría haber convocatoria de elecciones, dado que se cumplen los seis meses del nombramiento de Angel María Villar. Y cumplido ese plazo, y también según recoge el propio Reglamento Electoral, podría haber una moción de censura. Moción que deberá “ser propuesta y presentada por, al menos, la tercera parte de los miembros de la Asamblea General y habrá de incluir un candidato a la Presidencia de la Federación”. Es decir debería contar con el apoyo de 46 miembros de la actual Asamblea.

 

En caso de aceptarse, la “Federación deberá convocar la Asamblea en un plazo no superior a 48 horas, a contar desde que le sea notificada la admisión. La reunión de la Asamblea que debatirá sobre la moción de censura deberá celebrarse en un plazo no inferior a quince días ni superior a treinta, contar desde que fue convocada”. Una vez convocada la Asamblea Extraordinaria para el debate y votación de la moción de censura, y dentro de los primeros diez días siguientes a la convocatoria, podrán presentarse mociones alternativas. La votación de esta moción de censura tendrá que ser aprobada por mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea y en caso de ser aprobada, el candidato elegido permanecerá en el cargo hasta la finalización del período de mandato del anterior presidente. Es decir hasta el 2020 fecha para unas nuevas elecciones.

 

ARTÍCULOS APLICABLES

 

Artículo 19. Moción de censura.

 

La presentación de una moción de censura contra el Presidente de una Federación deportiva española se atendrá a los siguientes criterios:

 

a) No podrá presentarse durante los seis primeros meses de mandato, ni cuando resten entre seis meses y un año hasta la fecha a partir de la cual pueda realizarse la convocatoria de elecciones, circunstancia a determinar por las normas federativas.

 

b) La moción de censura deberá ser propuesta y presentada por, al menos, la tercera parte de los miembros de la Asamblea General y habrá de incluir necesariamente un candidato a la Presidencia de la Federación.

c) La presentación de la moción de censura se dirigirá a la Junta Electoral federativa, que deberá resolver lo que proceda en el plazo de dos días hábiles.

 

d) Cuando se acuerde la admisión a trámite de la moción de censura, el Presidente de la Federación deberá convocar la Asamblea General en un plazo no superior a cuarenta y ocho horas, a contar desde que le sea notificada la admisión. La reunión de la Asamblea General que debatirá sobre la moción de censura deberá celebrarse en un plazo no inferior a quince días ni superior a treinta días, a contar desde que fuera convocada.

 

e) Una vez convocada la Asamblea Extraordinaria para el debate y votación de la moción de censura, y dentro de los diez primeros días siguientes a esa convocatoria, podrán presentarse mociones alternativas. En ningún caso la moción de censura alternativa podrá ser suscrita por quienes hayan promovido la inicial.

 

f) El acto de la votación, que deberá ser secreta, seguirá idénticos parámetros que los previstos para la elección de Presidente. Para que la moción de censura prospere y cese de forma automática el Presidente, se requerirá que, sometida a votación, sea aprobada por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General.

 

Si la moción de censura fuera aprobada, el candidato elegido permanecerá en el cargo por el tiempo que restase hasta la finalización del período de mandato del anterior Presidente.

 

g) Si la moción de censura fuera rechazada por la Asamblea General, sus signatarios no podrán presentar otra hasta transcurrido un año, a contar desde el día de su votación y rechazo.

 

h) Se informará a través de la página web de la Federación de la presentación de la moción de censura y de la fecha de convocatoria de la Asamblea General, así como del resultado.

 

i) Las decisiones que adopten los órganos federativos en relación con la presentación, admisión, tramitación y votación de mociones de censura, o de mociones alternativas, podrán recurrirse ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de cinco días hábiles.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004