24 de agosto de 2017
Última actualización: 06:51
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Xavi Canal
9 de agosto de 2017

Neymar, Paris Saint-Germain e impuestos

Guardar en Mis Noticias.

I.- Antecedentes

 

El fichaje de Neymar jr por parte del Paris Saint-Germain ha zozobrado el mundo del fútbol por la impactante cifra pagada por la cláusula de rescisión: 222 millones de euros. No obstante, las arcas de la hacienda española poco van a recaudar. Por lo menos del  jugador. Y ello por mor de una Consulta Vinculante (1) V3375-16 de 18 de julio de 2016, y por lo que respecta al IVA, criterio reiterado por la V3549-16 de 29 de julio de 2016 y, para el IRPF, por la V0687-17 de 16 de marzo de 2017.

 

Para que un jugador fiche por otro club pueden darse dos situaciones: (i) Acuerdo entre ambos clubes, el de origen y destino, es decir, un traspaso (ii) Que, caso previsto en la legislación española, el jugador, de su propio bolsillo o por parte de un tercero, pague la llamada cláusula de rescisión fijada en el contrato que liga el jugador con su club para que el deportista pueda rescindir, antes de su vencimiento, de manera unilateral el citado contrato. Ésta ha sido la utilizada.

 

Antes de analizar los diferentes impuestos en juego, recordemos que, a los efectos tributarios, Neymar ha permanecido más de 183 días en España durante el ejercicio 2017 y aquí tiene su residencia fiscal.

 

II.- Impuesto sobre Sociedades

 

En este impuesto es donde el fisco español puede sacar un pellizco de la operación.

 

En efecto, el costo del jugador en 2013, importe del cuál cuesta de conocer, se contabilizó como un inmovilizado inmaterial y, por tanto, amortizable. Sin recordar el período por el que se contrató, el jugador estaba casi amortizado, por lo que la mayoría de los 222 millones percibidos por el Barça tendrán el concepto de beneficio. Lógicamente, jugaran el resto de ingresos y gastos del club desde 1 de julio de 2017 hasta el 30 de junio de 2018, para saber el beneficio fiscal al que se le deberá aplicar el tipo de gravamen del Impuesto sobre Sociedades (2)

 

III.- Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

 

Aquí es donde adquiere relevancia la CV 3375-16.

 

De acuerdo con el RD 1006/85, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales, el obligado al pago de la cláusula de rescisión es el jugador. Tiene sentido porqué la relación contractual que se rompe es entre Club y jugador. Además, el importe tiene el carácter de indemnización y, como se verá, este carácter es relevante a los efectos tributarios.

 

A pesar que el obligado al pago es el jugador, el que realmente paga es el Club de destino o, cómo puede ser en este caso, un tercero.

 

Hasta la CV citada, el fisco español entendía que lo que hacía el Club de destino era anticipar rendimientos del jugador y, por tanto, sujetos al IRPF. En estos casos, para conseguir que el jugador quedara libre y sin costo fiscal para él, el club de destino le anticipaba la cantidad bruta. Es decir, el importe de la cláusula indemnizatoria más el impacto fiscal en el jugador.

 

En Cataluña el tipo marginal del IRPF es del 48%, por tanto el PSG debería abonar al jugador, para pagar la cláusula más los impuestos, 426.923.076,92 euros (3).

 

Pues bien, la CV 3375-16 entiende que el pago de la indemnización, con fondos propios o previa la aportación de dichos fondos por un tercero, al constituir una obligación a cargo del jugador, tendrá para éste la consideración de pérdida patrimonial de acuerdo con el artículo 33.1 de la Ley 35/2006, del IRPF que establece:

 

“Son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta ley se clasifiquen como rendimientos”.

 

Para entendernos, hoy tengo en mi cuenta 222.000.000 euros y mañana, por el pago de la indemnización, los dejo de tener.

 

Pero queda el otro lado de la moneda si resulta que el Club de destino facilita los fondos.  Pues bien, la CV, como ratifica la V0687-17, considera que «el abono al deportista profesional de una cuantía equivalente al importe de la cláusula de rescisión no responde a una finalidad remuneratoria que permita entender que nos encontramos ante una contraprestación que deriva directa o indirectamente de una relación laboral, presente o futura, sino que se trata del pago de una cantidad necesaria para que el club o entidad deportiva pueda adquirir un activo autónomo, intangible, transmisible y valorable económicamente como son los derechos federativos sobre el jugador profesional, cuya titularidad corresponde exclusivamente a un club o entidad deportiva, lo que determina la consideración de pago en el IRPF con arreglo a su verdadera naturaleza y, por tanto, debe calificarse como ganancia patrimonial … ».

 

Resumiendo. El jugador tiene una pérdida patrimonial de 222.000.000 euros pero a su vez tiene una ganancia patrimonial de 222.000.000 euros que se compensan entre ellas y, por tanto, su resultado es 0.

 

IV.- Impuesto sobre el Valor Añadido

 

Por este impuesto tampoco obtendrá ganancia la hacienda española. A diferencia del que sucedería si se tratase de un traspaso. Si hubiera sido así, habría sujeción al IVA, pero, al ser el pagador del traspaso un club francés, entrarían en juego las reglas del lugar de realización del hecho imponible, y en su virtud, se entendería efectuada en Francia por lo que el PSG debería autorepercutirse el IVA de la operación para que ésta fuera neutral. Se repercutiría un IVA que se podría deducir.

 

Al IVA están sujetas las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.

 

Sobre el mismo tema ya se pronunció la Dirección General de Tributos en Consulta no vinculante 1287-97 y la CV 3375-16, y la V3549-16, siguen su doctrina entendiendo que los servicios prestados por el deportista profesional, de acuerdo con el RD 1006/85, no son actividades prestadas por cuenta propia sino por cuenta de terceros. Los futbolistas no ordenan por cuenta propia factores de producción materiales y humanos, o de uno de ellos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios y, por ello, no tienen la consideración de empresarios o profesionales a los efectos del IVA.

 

Sentado ello, la CV entra a valorar si en los supuestos de extinción del contrato de trabajo entre un club y sus jugadores es necesario determinar si las cantidades que el club percibe constituyen la contraprestación de operaciones sujetas al IVA.

 

Reseña el artículo 78, apartado tres número 1º de la Ley 37/1992, del IVA, que establece que no se incluirán en la base imponible del impuesto «las cantidades percibidas por razón de indemnizaciones … que por su naturaleza y función, no constituyan contraprestación o compensación de las entregas de bienes o prestaciones de servicios sujetas al impuesto», siendo indiferente que la indemnización sea asumida por el jugador que rescinde su relación laboral o por un tercero.

 

Señala la CV las Sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 29 de febrero de 1996, asunto C-215/94, Sentencia Mohr y de 18 de diciembre de 1997, Asunto C-384/95, sentencia Landboden, dictadas en relación con la sujeción al IVA de indemnizaciones satisfechas por la Autoridad Pública en virtud del interés general a dos agricultores. Las sentencias entienden que no son operaciones sujetas las que no otorgan una ventaja concreta al destinatario que determine un acto de consumo y, en esos casos, y en el de pago de la indemnización rescisoria del contrato de deportista profesional, no hay acto de consumo.

 

Concluye la CV que el importe de la indemnización no supone la contraprestación de ninguna operación sujeta al impuesto.

 

V.- Impuestos en Francia

 

El que ha recibido con los brazos abiertos al jugador es el Ministro de Hacienda (Ministre des Comptes publics) francés, Gérald Darmanin. No en vano se cree que el jugador percibirá unos 30 millones después de impuestos por año con un retorno del mismo importe para el estado a razón de 15 millones en impuestos y 15 millones de cargas sociales, y el primer día de venta de la camiseta del PSG con su nombre ya se vendieron 10.000 con su correspondiente IVA.

 

Sobre los 222 millones pagados de cláusula, si los hubiera pagado directamente el PSG, se considerarían como pago anticipado de salarios. Si, como parece, ha sido un fondo soberano de Qatar, el propietario del club parisino, hay más que dudas que tuviera que tributar en Francia.

 

Ahora bien, el jugador podrá acogerse al régimen de impatriados, parecido a la mal llamada Ley Beckham, por ser extranjero y no haber residido en Francia en los últimos cinco años.

 

Este régimen permite a los impatriados exonerarse del 50% de los ingresos de sus actividades durante un período de ocho años.

 

Igualmente, no será sujeto pasivo del Impuesto de solidaridad sobre la fortuna sobre sus bienes en Francia durante los cinco años de contrato.

 

Xavier-Albert Canal Gomara

www.bcd-iurisport.com

 

 

[1] Artículo 89.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria: La contestación a las consultas tributarias escritas tendrá efectos vinculantes, en los términos previstos en este artículo, para los órganos y entidades de la Administración tributaria encargados de la aplicación de los tributos en su relación con el consultante.

En tanto no se modifique la legislación o la jurisprudencia aplicable al caso, se aplicarán al consultante los criterios expresados en la contestación, siempre y cuando la consulta se hubiese formulado en el plazo al que se refiere el apartado 2 del artículo anterior y no se hubieran alterado las circunstancias, antecedentes y demás datos recogidos en el escrito de consulta.

Los órganos de la Administración tributaria encargados de la aplicación de los tributos deberán aplicar los criterios contenidos en las consultas tributarias escritas a cualquier obligado, siempre que exista identidad entre los hechos y circunstancias de dicho obligado y los que se incluyan en la contestación a la consulta.

[2] El 25%.

[3] 222.000.000/0.52 = 426.923.076,92.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004