22 de octubre de 2017
Última actualización: 21 de octubre de 2017 23:57
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Iván Palazzo
4 de agosto de 2017

Al Santos le corresponde una suma millonaria por la formación de Neymar

Guardar en Mis Noticias.

Cuando la saga Neymar-PSG-Barcelona parecía haber finalizado, algunas publicaciones en los medios masivos de comunicación advierten sobre la intención de no pagar al club brasileño Santos los derechos de formación que le corresponden, aduciendo que la operación que condujo a Neymar al PSG no es una transferencia típica.

 

En ese sentido, el artículo 21 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA (RETJ) establece que: "Si un jugador profesional es transferido antes del vencimiento de su contrato, el club o los clubes que contribuyeron a su educación y formación recibirán una parte de la indemnización pagada al club anterior (contribución de solidaridad) …”. Más aún, el anexo 5º del RETJ refiere al “ … 5% de cualquier indemnización pagada al club anterior … ".

 

Además del sustento reglamentario, el derecho del club formador de Neymar a cobrar el monto del mecanismo de solidaridad, encuentra apoyo en la jurisprudencia de la Cámara de Resolución de Disputas (CRD) y del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS por sus siglas en francés).

 

Se ha resuelto que lo acaecido cuando se abona la cláusula de rescisión, se puede asimilar al típico traspaso en que ambos clubes firman un contrato de transferencia y acuerdan en ese acto el monto de la operación. Pues, tratándose de las cláusulas rescisorias, si bien el monto indemnizatorio se conviene entre el club anterior y el jugador al momento de iniciar el vínculo laboral, sin la intervención del nuevo club; lo cierto es que este último presta su consentimiento cuando paga la cláusula de salida estipulada.

 

Es dable destacar que el nuevo club tiene la responsabilidad de calcular el monto de la contribución solidaria y distribuirlo entre los clubes que formaron al futbolista entre los 12 y 23 años.

 

Consecuentemente, el Santos tendría derecho a reclamar una suma cercana a los 9 millones de euros.

 

El dilema que se presenta es que el sujeto obligado al pago es el PSG, que tendría que haber retenido el monto de la contribución solidaria, empero, el cabal cumplimiento de la cláusula de salida lo forzaba a depositar la totalidad del monto indemnizatorio.

 

Por lo tanto, si no existe una solución extrajudicial, el Santos deberá demandar al PSG, quien no puede eximirse alegando el pago íntegro de la operación, aunque podrá reclamar al Barcelona el reintegro de la suma concerniente al mecanismo de solidaridad.

 

Dr. Iván Palazzo, abogado especializado en Derecho del Fútbol.

palazzoyasociados@hotmail.com

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004