Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antoni Vives
24 de julio de 2017

eSports: la apuesta deportiva por el talento canario

Guardar en Mis Noticias.

[Img #48638]En mayo de este año, la United States Sports Academy publicó un artículo en el The Sports Journal que proponía a la National Collegiate Athletic Association que reconociese a los eSports como un deporte. El movimiento en todo el mundo es imparable. Los beneficios asociados a la actividad deportiva de base digital son evidentes.

 

Es cierto que surgen voces que los cuestionan, a veces con fundamento. Cualquier actividad física e intelectual del ser humano, convertida en juego, en competición, y por lo tanto en pasión, adquiere derivas poco deseables. En España lo sabemos perfectamente. En Estados Unidos, también.

 

¿Cuáles son los elementos que convierten a una actividad lúdica en actividad deportiva? ¿Pueden los eSports ser considerados actividad deportiva? La actividad deportiva exige estar en forma. Física y sobre todo mental. Algunos grandes deportistas nos enseñaron que correr en exceso en la cancha era una mala práctica (Johan Cruyff), y que lo que convenía era jugar con el cerebro. No es extraño que Cruyff, o Guardiola, con el tiempo, convirtiesen el deporte del golf en su pasión. Los eSports, jugados como deporte, exigen estar en forma. ¡Que se lo cuenten a los dietistas y preparadores físicos del equipo de eSports del Baskonia! O a los del Valencia CF.

 

Estos equipos de profesionales del deporte digital, que compiten en la Liga de Videojuegos Profesional española, tienen un nivel de exigencia física, y de preparación mental, comparable a la de cualquier otro deporte. Los profesionales de estos equipos se preparan al aire libre y delante de la pantalla. Ensayan, construyen estrategias, hipótesis; perfeccionan sus habilidades.

 

Lo hacen individualmente y por equipo. Y además se desvirtualizan muy a menudo, para hacer encuentros en los que socializan y empatizan de manera ejemplar. He hablado de la LVP, la liga española de los eSports, impulsada por Mediapro, lo que significa impulsada con rigor, ambición y criterio socioeducativo. Esa es la marca de agua de lo que se pretende construir en España mediante los eSports, y por ello la LVP ha manifestado su compromiso con el talento digital canario en todas las instancias.

 

Cuando alguien cuestiona la naturaleza deportiva de los eSports, y lo hace refiriéndose a la actividad lúdica de las personas delante de la pantalla de un ordenador, tildándola de idiotizante, debería reflexionar profundamente sobre las consecuencias de su afirmación. Todos sabemos hasta qué punto la idiotización del fútbol, deporte maravilloso por otra parte, lo ha convertido, en algunos centros de formación, en actividad non grata. ¿Eso descalifica al fútbol como deporte? De ninguna manera.

 

Todos tenemos que velar para que esa actividad reglada, reconocida, competitiva, dotada de un código de código de comportamiento, física y mental, global, y dotada de un sistema de ranking, es decir el deporte, sea una actividad que incida positivamente en el conjunto de la sociedad. Acabo de utilizar los motivos por los que la London Chess Conference defiende que el ajedrez es un deporte. Son motivos que aplican, sin duda, a los eSports.

 

La propuesta lanzada el pasado jueves en Las Palmas para que la ley canaria del deporte reconozca a los eSports como deporte me parece propia de un país puntero. Sólo las sociedades más dinámicas, las más modernas, adivinan el signo de los tiempos y consiguen que sus cuerpos legislativos no sean un cúmulo de trabas y de obviedades, sino que se conviertan en auténticos facilitadores y potenciadores de la actividad cultural, social y económica de una sociedad.

 

Tuve la suerte de estar en ese acto, en el hotel Santa Catalina, y me emocionó ver a un presdiente de Gobierno joven, sano, deportista, hablando de los eSports con naturalidad. Recuerdo que cuando lanzamos el Smart City World Congress en Barcelona nadie daba un duro por el congreso, ni por lo Smart ni por nada que sonase a desarrollo digital. Es más: algunas formaciones políticas hacían gala de ello, cuestionando abiertamente que lo Smart, lo digital, pudiese convertirse jamás en la revolución económica, educativa e industrial en la que se ha convertido.

 

Esa actitud es la misma de aquellos trabajadores del textil catalán que, cuando llegaron las primeras máquinas de vapor, las quemaron por miedo a que les quitaran el puesto de trabajo. Ese es un mal camino.

 

La digitalización del mundo del deporte no acabará con el deporte tal como lo hemos conocido hasta ahora, sino que lo mejorará, y nos mejorará a todos. Daremos por fin un contenido ético al juego en internet. Convertiremos un pasatiempo en una actividad educativa. Generaremos empresa y pedagogía. Centraremos psicológicamente a nuestros adolescentes, introduciremos pautas y, si me lo permiten, siendo como voy siendo un canario de adopción, fijaremos y atraeremos el talento que nuestras islas necesitan para liderar alguno de los movimientos mundiales de cambio, basados en el mundo digital.

 

Los eSports son una apuesta estratégica para hacer una sociedad mejor. Nosotros, gente del básquet, del fútbol, del atletismo, del ajedrez, también tenemos que ser gente de la LOL.

 

El miedo y las barreras sólo consiguen una cosa: matar la iniciativa y hacer perder la oportunidad. Los eSports en las Islas Canarias son, hoy día, una de las apuestas más valientes y decididas del mundo para demostrar que sí es posible construir una sociedad más sana, más inteligente y más libre gracias al desarrollo digital. Perder esta oportunidad sería imperdonable.

 

NOTA.- Publicado en el diario La Provincia

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress