18 de agosto de 2017
Última actualización: 01:04
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Remedios Roqueta Buj
14 de mayo de 2017

Los derechos de formación en el baloncesto

Guardar en Mis Noticias.

[Img #43033]SUMARIO: 1. Introducción. 2. Los derechos de formación en el ámbito del baloncesto aficionado. 3. Los derechos de formación en el ámbito del baloncesto profesional. 3.1. El derecho de inscripción preferente. 3.2. Los derechos de tanteo y prórroga del contrato. 3.3. La compensación por renuncia de los derechos de tanteo y de inscripción preferente o de prórroga.

 

1. Introducción

 

            La regulación española de los derechos de formación difiere según vengan referidos a baloncestistas aficionados federados o a baloncestistas profesionales (1).

 

2. Los derechos de formación en el ámbito del baloncesto aficionado

 

De conformidad con el Reglamento General y de Competiciones de la Federación Española de Baloncesto (RGFEB), las licencias de jugadores tienen “validez para una temporada” (art. 24.3) y, al finalizar el período de vigencia de la licencia, el jugador queda “en absoluta libertad para suscribir licencia con cualquier Club, salvo que fuese mayor de edad y existiese contrato laboral, o en su caso, convenio colectivo que determine lo contrario” (art. 25). Sin embargo, esta libertad queda sujeta a ciertas limitaciones, ya que, al amparo de la DA 5ª del RD 1835/1991, el art. 37 y el Anexo II del Reglamento General y de Competiciones de la FEB establecenla obligación de abonar derechos de formación cuando se produce la transferencia de un jugador aficionado federado.

 

El régimen jurídico aplicable a la compensación económica por formación es el siguiente:

 

1º) La compensación se debe abonar cada vez que un jugador con una edad comprendida entre 16 y 22 años cambia de club.

 

No obstante, no se debe abonar la compensación por formación en los siguientes supuestos (art. 1.4 Anexo II RGFEB):a) Cuando el jugador se haya desvinculado del club como consecuencia de un expediente de solicitud de desvinculación de oficio resuelto a su favor por la Secretaría General de la FEB.b) Cuando el jugador haya estado durante una temporada sin licencia de jugador para ningún club.c) Cuando el jugador sea menor de edad y tenga que cambiar de residencia por motivos familiares o de trabajo de sus padres o tutores y así quede debidamente acreditado documentalmente ante la FEB. d) Cuando el club rescinda unilateralmente el contrato del jugador sin causa justificada.

 

2º) El responsable del abono de la indemnización por formación es el club que se hace con los servicios del jugador.

 

3º) La indemnización por formación se debe abonar al club anterior del jugador por el tiempo que efectivamente entrenó con ese club. No obstante, se requiere un mínimo de permanencia de dos temporadas consecutivas en el club de origen como requisito para que éste tenga derecho a percibir derechos de formación (art. 37 RGFEB). Además, el jugador debe haber sido alineado por dicho club en equipos de categoría inferiores a la de senior en temporadas distintas (art. 1.2 Anexo II RGFEB).

 

Por lo demás, el club de origen tiene derecho a percibir la compensación por formación tantas veces como el jugador cambie de club durante las dos temporadas siguientes a la última temporada que estuvo inscrito en ese club, transcurridas éstas se extinguirá el meritado derecho (art. 3 Anexo II RGFEB).

 

4º) El importe de la compensación económica se calculará mediante la aplicación de la siguiente fórmula: (N+C+E) x (P) x (K) x (S).

 

Los factores considerados en esta fórmula son los siguientes (art. 2 Anexo II RGFEB):

 

- Los años de permanencia ininterrumpida del jugador en el club de origen (N). Se computan a partir de la categoría de Minibasket (benjamín) y cada año suma un punto.

 

- La categoría del jugador en atención a su edad en la temporada en la que se inscribe en el club de destino (cadete, junior o senior) (C). Los puntos fijados para esta variable son los siguientes: 2 (cadete), 3 (junior) y 6 (senior).

 

- El número de equipos masculinos de categorías inferiores, incluidos los de Minibasket, pero no los de las escuelas no federadas, inscritos en competiciones oficiales organizadas por la Federación Española de Baloncesto (FEB), que tenga el club de procedencia en la temporada anterior (E). Los puntos que corresponden a esta variable son los siguientes: 1 (0 a 3 equipos), 2 (4 a 6 equipos), 3 (7 a 10 equipos) y 4 (11 o más).

 

- De la suma de N, C y E, resulta la puntuación total, que se debe multiplicar por el importe de 40 euros por cada punto (P).

 

- Al resultado de la operación anterior, se deben aplicar los siguientes coeficientes multiplicadores:

 

a) El coeficiente multiplicador correspondiente a las diferentes categorías del equipo senior del club de origen y de la entidad de destino del jugador (K).

 

A tales efectos, se tiene en cuenta la categoría del equipo que milite en la máxima competición, tanto en el club de origen como en el de destino, en la temporada en que se expida la licencia que da lugar al derecho a la compensación económica.

 

 

El coeficiente multiplicador se determina en función del siguiente cuadro de cambio de jugadores entre clubes:

 

K

a equipos de base

a Primera División

a la Liga EBA

a la ACB/LIGAS LEB

de equipos de base

0

3

3

7

de Primera División

0

0

4

7

de la Liga EBA

0

0

5

10

de la ACB/LIGAS LEB

0

0

7

20

 

Nótese que si el cambio se produce a equipos base o de la Primera División –salvo que el cambio se produzca desde un equipo base, en este último supuesto- el coeficiente multiplicador será cero y un valor de cero determinará que no se devengue cuantía alguna por los derechos de formación.

 

b) El coeficiente multiplicador correspondiente a la participación del jugador con las diferentes selecciones nacionales (P), aplicando el siguiente coeficiente no acumulativo:

 

- Jugador alineado en algún partido de competición oficial de la:

● Selección Nacional Absoluta: 6.

● Selección Nacional U20: 5.

● Selección Nacional U19: 4,5.

● Selección Nacional U18: 4.

● Selección Nacional U17: 3,5.

● Selección Nacional U16, U15 o U14: 3.

 

- Para jugadores que no hayan participado en partidos de competición oficial con las diferentes selecciones nacionales, este coeficiente tendrá el valor de 1 punto, salvo que el jugador haya estado inscrito en centros de formación Siglo XXI de la FEB que se valorará con 3 puntos.

 

Al importe final obtenido de la aplicación de la fórmula anterior, el Club de origen debe deducir todas aquellas aportaciones económicas que hayan sido realizadas a su favor por el jugador o sus familiares en concepto de cuotas, o cualquier otro abono realizado como consecuencia de la participación del jugador en diferentes campeonatos (art. 3 Anexo II RGFEB).

 

Y, en fin, para el caso de subsiguientes licencias expedidas por el jugador con clubes de superior categoría en el transcurso de las dos temporadas siguientes a la última temporada que estuvo inscrito en el club de origen, éste únicamente percibirá la compensación por formación resultante de aplicar los baremos de estos clubes deduciendo los importes de las compensaciones percibidas con anterioridad y de los que hubiera tenido derecho y no hubiera reclamado (art. 3 Anexo II RGFEB).

 

A modo de ejemplo:

 

El jugador N:

 

- Ha militado en el Club A desde la categoría de Minibasket y se inscribe a la edad sub-18 como junior en el Club B.

- En la temporada en que se expide la licencia que da lugar al derecho a la compensación por formación el Club A cuenta con 10 equipos de baloncesto masculino y el que participa en la máxima competición lo hace en la Liga EBA. Por su parte, el Club B cuenta con un equipo que participa en la competición de la ACB.

- El jugador N ha sido alineado en varios partidos de competición oficial de la Selección Nacional U17.

 

Compensación económica por formación:

 

- 6 temporadas en el Club A: 6 puntos.

- Categoría del jugador en el Club B (junior): 3 puntos.

-10 equipos en el Club A: 3 puntos.

- 40 € por cada punto.

- Cambio de un Club que milita en la Liga EBA a otro que participa en la Liga de la ACB: 10 (coeficiente multiplicador).

- El jugador N ha participado en la Selección Nacional U17: 3,5 (coeficiente multiplicador).

 

Total: 6 + 3 + 3 x 40 x 10 x 3,5 = 16.800 €

 

 

El jugador Q:

 

- Ha militado en el Club A desde la categoría de Minibasket y se inscribe a la edad sub-18 como junior en el Club C.

- En la temporada en que se expide la licencia que da lugar al derecho a la compensación el Club A cuenta con 10 equipos de baloncesto masculino y el que participa en la máxima competición lo hace en la Liga EBA. Por su parte, la máxima competición en que milita el Club C es la 1ª División Masculina.

- El jugador Q ha sido alineado en varios partidos de competición oficial de la Selección Nacional U16.

 

Compensación económica por formación:

 

- 6 temporadas en el Club A: 6 puntos.

- Categoría del jugador Q en el Club C (junior): 3 puntos.

- 10 equipos en el Club A: 3 puntos.

- 40 € por cada punto.

- Cambio de un Club que milita en la Liga EBA a otro que lo hace en la 1ª División Masculina: 0 (coeficiente multiplicador).

- El jugador N ha participado en la Selección Nacional U16: 3 (coeficiente multiplicador).

 

Total: 6 + 3 + 3 x 40 x 0 x 3 = 0 €

 

 

5º) El Club de origen tendrá la responsabilidad de solicitar el pago de la compensación económica al nuevo club (art. 3 Anexo II RGFEB).Y, si este no la abona, aquel tendrá que reclamarla en sede judicial. Además, podrá solicitar a la Secretaría General de la FEB la incoación del oportuno expediente que podrá determinar las consecuencias previstas en el art. 144.5 del Reglamento General y de Competiciones de la FEB (art. 3 Anexo II RGFEB). De conformidad con este precepto, “no se tramitarán ni expedirán licencias de jugadores a los equipos en competición nacional cuyos clubes hayan incumplido obligaciones económicas exigibles con la FEB o con la respectiva Federación Autonómica”. Sin embargo, en sede judicial se ha declarado que las normas federativas no pueden configurar el pago previo de los derechos de formación como requisito preceptivo para la tramitación de la licencia del deportista a favor del nuevo club. Por consiguiente, el incumplimiento de la obligación de abonar los derechos de formación no puede privar al jugador de su derecho a que se le expida la licencia a favor del nuevo club, aunque tendrá consecuencias para este, al que no se le tramitarán ni expedirán nuevas licencias de jugadores.

 

3. Los derechos de formación en el ámbito del baloncesto profesional

 

El art. 16 del III Convenio colectivo del baloncesto profesional ACB (CCBP) prevé una compensación económica a favor de los clubes o SADs que renuncien a los derechos convencionales de prórroga, tanteo o inscripción preferente.

 

3.1. El derecho de inscripción preferente

 

Al finalizar el período de vigencia anual de la licencia, el jugador aficionado es libre para suscribir una licencia y, por ende, para firmar un contrato de trabajo deportivo con cualquier club. Sin embargo, el art. 15 del CCBP regula lo que se ha dado en llamar la “reserva del derecho de inscripción preferente”. Y así, hasta la edad de 21 años, inclusive, el jugador que no haya sido inscrito por el club o SAD con el que tuviera licencia hasta la edad junior, podrá suscribir contrato y licencia con otro club o SAD, si bien el de origen tendrá reservado, salvo pérdida o renuncia del club, el derecho a inscribirle en la temporada siguiente.

 

El régimen aplicable al derecho de inscripción preferente viene a ser el siguiente (art. 15 CCBP):

 

a) El derecho de inscripción preferente corresponde al club integrado en la ACB, en el que haya militado el jugador en la categoría junior, que engloba las edades de 17 y 18 años. El jugador debe haber participado en las competiciones con el club de origen al menos durante una temporada deportiva completa. Y, si el jugador ha estado en dos equipos ACB distintos durante la edad junior, el derecho de inscripción preferente corresponde al club en el que haya tenido licencia junior en la segunda temporada.

 

b) El derecho de inscripción preferente puede ser ejercitado hasta un máximo de 3 ocasiones.

 

El procedimiento viene a ser el siguiente:

 

1º) Si el club de origen pretende inscribir al jugador en la siguiente temporada, debe comunicar esta circunstancia a él y al otro club o SAD, a través de la ACB, antes del 31 de marzo del año en que se trate. Y, si el club o SAD no participa en las competiciones de la ACB, se cursará también esta notificación a la FEB.

 

Transcurrido dicho plazo sin hacerlo, el jugador podrá suscribir un nuevo contrato anual, o prorrogar el anterior, sin perjuicio del derecho del club o SAD de origen a inscribirle en la temporada posterior a la finalización del contrato o prórroga en cuestión.

 

2º) Además, el club o SAD de origen debe notificar al jugador y a la ACB su decisión de ejercitar el derecho de inscripción preferente, presentando una oferta cualificada dentro de los 2 primeros días naturales del plazo previsto con carácter general en el art. 14.2 del CCBP para la presentación de las ofertas cualificadas por los clubes que pretenden ejercitar del derecho de tanteo sobre los jugadores que terminan contrato de trabajo deportivo. La oferta cualificada se fija, al menos, en el importe del salario mínimo que por edad corresponda al jugador; importe que se multiplicará por 1,5 o por 2, respectivamente, en la segunda y tercera ocasión en que el club de origen pretenda ejercitar este derecho sobre el jugador.

 

Transcurrido ese plazo sin presentar al jugador una oferta cualificada -o renunciando a su derecho para esa temporada- corresponderá al club o SAD que hubiera contratado al jugador en la temporada finalizada presentar su oferta cualificada dentro de los 2 días naturales siguientes, siguiéndose a partir de ahí los plazos y trámites previstos, con carácter general, en el art. 14 del CCBP para ejercitar el derecho de tanteo.

 

Si tras la tercera reclamación, el club de origen tampoco contratase al jugador, este quedará liberado del derecho de tanteo respecto de dicho club.

 

 

3.2. Los derechos de tanteo y prórroga del contrato

 

            Los clubes o SADs de la ACB podrán prorrogar los contratos de los jugadores mediante el ejercicio del derecho de tanteo regulado en los arts. 13 y 14 de la norma convencional (art. 9.3 CCBP).

 

            El club podrá tantear a cada jugador un máximo de tres veces en una misma relación continuada en el citado club, siempre que aquel no supere los 30 años. A partir de esa edad sólo se podrá tantear tres veces más, con independencia de quienes sean los clubes que le contraten. Se entenderá ejercitado el derecho de tanteo si el club de origen presenta la oferta cualificada.

 

            A tales efectos, el club de origen con el que vence el contrato debe, con carácter previo, realizar una oferta cualificada al jugador que, como mínimo, debe contemplar, para la primera prórroga, una retribución anual equivalente al 75% del valor monetarizado de su última retribución percibida (la totalidad de las retribuciones percibidas por los distintos conceptos que la configuren, ya sea en metálico o en especie, siempre que su valor esté determinado o resulte determinable), y para la segunda y sucesivas prórrogas, del 85% de dicho parámetro.

 

            Finalizado el plazo para formular la oferta cualificada, los restantes clubes pueden presentar un documento de oferta sobre el jugador sujeto al derecho de tanteo de su club de origen. Este documento de oferta debe estar suscrito por el jugador y este puede firmar tan sólo un único documento de oferta. La oferta se trasladará a través de la ACB al club de origen para que, en el plazo de 5 días naturales, ejercite su derecho de prórroga y, en consecuencia, contrate al jugador, lo que implicará la obligación de igualarle las condiciones que figuren en el documento de oferta recibido del tercero. Pero el club de origen únicamente deberá igualar las condiciones económicas, la duración del contrato y, en su caso, el importe de la cláusula de rescisión y los honorarios del representante del jugador. El resto de condiciones de la oferta solo vincularán al club que la haya firmado.

 

            El procedimiento puede terminar del siguiente modo:

 

            a) Si el club o SAD de origen no ejerce el derecho de prórroga en los términos establecidos en el epígrafe anterior, el jugador podrá suscribir contrato con el club o SAD ofertante.

 

            b) Si el club o SAD de origen ejerce el derecho de prórroga, el jugador estará obligado a rubricar el nuevo contrato con las nuevas condiciones previstas en la oferta del tercero. Si el jugador se niega a prorrogar su contrato no se procederá a su inscripción, salvo acuerdo con dicho club, en la competición por ningún otro club de la ACB durante la temporada deportiva, y el club o SAD de origen mantendrá los derechos que, de acuerdo con el convenio colectivo, ostente sobre aquel en el momento de producirse tal negativa.

 

            c) Si el jugador no recibe ofertas de terceros, también procede la prórroga obligatoria del contrato con el club de origen, salvo acuerdo con dicho club, al que se incorporarán las nuevas condiciones previstas en la oferta cualificada.

 

            Esta regulación, que impone la prórroga forzosa al jugador, es contraria a la libertad de trabajo y a las previsiones del RD 1008/1985, pues, como denuncia la doctrina científica, aunque garantiza los derechos económicos ofertados por el club interesado en la contratación, no toma en consideración la eventual mejora de las expectativas enla carrera profesional que puede derivarse del cambio de club. Además, obliga al jugador a aceptar la prórroga del contrato so pena de no poder desarrollar su trabajo durante la temporada deportiva en curso. Y, en fin, si el jugador es menor de 30 años, el club puede imponerle la prorroga contractual hasta en tres ocasiones, lo que resulta abusivo, a la vista de lo corta que es la vida profesional del jugador. No parece que la autorización del párrafo tercero del art. 6 del RD 1006/1985 permita llegar tan lejos. Aunque en la NBA todavía son menos proteccionistas, pues los jugadores con contrato en vigor pueden ser intercambiados y por tanto traspasados a cualquier otro equipo de la Liga sin su consentimiento.

 

3.3. La compensación por renuncia de los derechos de tanteo y de inscripción preferente o de prórroga

 

            Los clubes o SADs de la ACB que, tras formalizar las correspondientes ofertas cualificadas, renuncien de forma definitiva a ejercitar los derechos de prórroga, tanteo o inscripción preferente que les confieren los arts. 13 y siguientes del CCBP, tendrán, según el art. 16 del citado convenio colectivo, derecho a percibir una compensación del club o SAD que haya contratado al jugador, cuyo importe será hasta la edad de 20 años, inclusive, el 75% del promedio de la retribución comprometida para las temporadas de vigencia del nuevo contrato de acuerdo con la siguiente escala: hasta 100.000 €, el 75%; lo que exceda de 100.000 a 300.000 €, el 50%; lo que exceda de 300.000 a 600.000 €, el 25%; y lo que exceda de 600.000 €, el 10%. Y a partir de la edad de veintiún años y hasta los veintitrés, inclusive: hasta 70.000 €, el 15%; lo que exceda de esta cantidad y hasta 180.000 €, el 30%; y lo que exceda de ésta última, el 50%. Por consiguiente, “a contrario sensu”, la edad límite del jugador para ser causante del abono de la compensación económica es la de 23 años.

 

 

            Por lo demás, el régimen jurídico de esta compensación económica se completa con las siguientes previsiones (art. 16 CCBP):

 

            1ª) Esta compensación se abonará una sola vez en toda la carrera del jugador y será incompatible con el derecho de formación federativo o cualquier otro de semejante naturaleza si lo hubiera.

 

            2ª) Los clubes o SADs que ejerzan el derecho de inscripción preferente, únicamente percibirán la compensación cuándo la renuncia a sus derechos sobre el jugador sea definitiva.

 

            3ª) Esta compensación será abonada con cargo a la cuenta de que cada club o SAD dispone en la ACB y distribuida en tantas anualidades como temporadas se comprometan en el nuevo contrato, salvo que el club o SAD en cuestión deje de pertenecer a la ACB, en cuyo caso se procederá en tal momento a la amortización total de la deuda pendiente.

 

            4ª) El jugador no tiene derecho a percibir cantidad ninguna derivada de la compensación.

 

            5ª) Los clubes o SADs perderán los derechos que ostentan sobre los jugadores en los casos previstos en los arts. 13.2 y 17.4 del CCBP.

 

 

            A la vista de lo expuesto, y a partir de una interpretación sistemática de lo dispuesto en el art. 16 del CCBP en relación con la regulación convencional de los derechos de prórroga y tanteo y del derecho de inscripción preferente, cabe distinguir las siguientes situaciones de hecho:

 

  1. Si el jugador suscribe su primer contrato de trabajo deportivo con el club en el que ha militado en la categoría de junior, éste podrá tantear al jugador y prorrogar el contrato hasta en tres ocasiones y si renuncia a ejercitar tales derechos de tanteo y/o de prórroga antes de que el jugador cumpla los 24 años, tendrá derecho a percibir la compensación económica. Así, por ejemplo, si la retribución comprometida para la vigencia del nuevo contrato es de dos millones de euros, tendrá derecho a cobrar 275.000 € si el jugador tiene 20 años o 453.500 € si tiene 21 años.

 

  1. Si el jugador suscribe su primer contrato de trabajo deportivo antes de cumplir 22 años con un club distinto de aquel con el que tenía licencia en la categoría de junior, este tendrá reservado el derecho a inscribirle en las tres temporadas siguientes y si renuncia de forma definitiva a sus derechos sobre el jugador, también tendrá derecho a percibir la compensación económica. En este caso, como el club de origen tiene derecho a reclamar al jugador durante las tres temporadas siguientes y únicamente puede percibir la compensación cuando la renuncia a sus derechos sobre el jugador sea definitiva, el importe de la compensación será el previsto para los jugadores con edades comprendidas entre los 21 y los 23 años.
  2. En el supuesto anterior, si el club con el que el jugador tenía licencia en la categoría de junior hace uso del derecho de inscripción preferente durante alguna de las tres temporadas antes señaladas, en tal caso también podrá tantear al jugador y prorrogar el contrato hasta en tres ocasiones y si renuncia a ejercitar tales derechos de tanteo y/o de prórroga antes de que el jugador cumpla los 24 años, tendrá derecho a percibir la compensación económica.

 

 

Por consiguiente, es evidente que los clubes en los que los jugadores han estado durante la edad junior tienen un derecho preferente a la compensación por renuncia de los derechos de prórroga, tanteo o de inscripción preferente y el resto de clubes sólo podrán acceder a la misma cuando aquellos renuncien a sus derechos sobre los jugadores. De este modo, y como quiera que, además, el sistema convencional del cálculo de la compensación nada tiene que ver con una compensación real de los gastos de formación, queda en evidencia que la verdadera pretensión de los sujetos negociadores es restaurar el derecho de retención de cuatro años previsto en el art. 3-56 del Reglamento Interno de la FIBA a favor del club con el que el baloncestista tiene licencia a los 18 años, lo que entorpece o dificulta en grado sumo la posibilidad que este tiene de concertar relaciones laborales con otros clubes, pues de querer estos contar con sus servicios deben abonar al club de origen una importante indemnización, y, con ello, además, afectan a sus condiciones económicas. Si a ello se añade que el nuevo club, a su vez, podrá tantear al jugador e imponerle la prórroga forzosa hasta en tres ocasiones, siempre que no supere los 30 años, es evidente que el convenio colectivo rebasa los límites constitucionales.

 

Remedios Roqueta Buj

Catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social

Codirectora del Master Propio en Derecho DeportivoAnclaAnclaAncla

Universidad de Valencia

 

[1] Un desarrollo más exhaustivo sobre esta problemática, así como de los derechos de formación en las transferencias internacionales, en ROQUETA BUJ, “Las transferencias de los jugadores de baloncesto”, que próximamente se publicará en la Revista Aranzadi de derecho de deporte y entretenimiento.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004