30 de abril de 2017
Última actualización: 17:55
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EFE / IUSPORT
21 de abril de 2017

El Manchester United y la importancia de la Liga Europa

Guardar en Mis Noticias.

"No quiero ganar la Europa League", dijo José Mourinho en julio del año 2013, poco después de tomar las riendas del Chelsea por segunda vez en su carrera. "Sería una gran desilusión para mí. No quiero que mis jugadores sientan que la Liga Europa es nuestra competición", añadió.

Las declaraciones del actual entrenador del Manchester United eran un dardo a Rafael Benítez, quien pocos meses antes había levantado la Liga Europa con el Chelsea. Con 'su' Chelsea.

La Liga de Campeones "es la única competición europea que debemos jugar, y en ella tenemos que dar lo mejor", señaló Mourinho, quitando valor al trabajo de su predecesor en los 'Blues', que con su triunfo en la final de Amsterdam (2-1 sobre el Benfica) clasificó al Chelsea para la máxima competición continental.

Ahora, casi cuatro años después, el preparador portugués sí le da valor la Liga Europa. La segunda competición europea en importancia es la tabla de salvación en su decepcionante primera temporada en Old Trafford.

Mourinho salió del Chelsea por la puerta de atrás y llegó al Manchester United con la vitola de ganador y el objetivo de reconstruir y devolver la gloria a un equipo que deambulaba en la Premier, primero con David Moyes y más tarde con Louis van Gaal.

Ocho meses después de su sonada llegada a Old Trafford, en agosto del pasado año, el club, que a comienzos de curso veía la Liga Europa como una mera distracción, lo apuesta todo a una victoria en el torneo para regresar a la élite del balompié europeo.

Sin opciones en la Premier, eliminados de la Copa y con escasas probabilidades de terminar el curso entre los cuatro primeros de la tabla, Mourinho y sus hombres están a dos pasos de levantar su primera Liga Europa y de volver al torneo que preferido del técnico luso.

El United llega a la eliminatoria de semifinales ante el Celta de Vigo probablemente en su mejor momento de la temporada, después de un convincente triunfo en liga sobre el Chelsea (2-0), líder de la tabla, que ha reenganchado a la afición.

En su camino hasta las 'semis', los hombres de Mou se han deshecho de Fenerbahce, Feyenoord y Zorya Luhansk en la fase de grupos, Saint-Étienne en dieciseisavos de final, Rostov en octavos, y Anderlecht en cuartos.

Con la única excepción del duelo ante el Saint-Étienne (victorias en casa 3-0 y a domicilio 0-1), el equipo rojo de Mánchester ha tenido más problemas de los previstos para doblegar a sus rivales, y se aferra a su fortaleza en el 'Teatro de los sueños' -6 triunfos en 6 partidos- para sentenciar las eliminatorias.

La portería del United, con dueño en la Premier -David De Gea-, cambia de inquilino en la Liga Europa, competición en la que Mourinho apuesta por Sergio Romero. El guardameta argentino, sin apenas minutos desde su llegada al club, se ha reivindicado los jueves, y, con varias actuaciones de mérito, ha evitado más de un disgusto de su equipo.

Adivinar los cuatro componentes de la defensa suele ser una tarea hercúlea, y sólo el ecuatoriano Antonio Valencia en la derecha y el marfileño Eric Bailly en el eje de la zaga parecen tener sitio fijo.

Las lesiones han impedido a Chris Smalling, Marcos Rojo y Phil Jones asentarse en el 'once', y suele jugar el que no está lesionado en ese momento. El lateral izquierdo parece ahora tener dueño, después del tirón de orejas de Mourinho a Luke Shaw. El joven internacional inglés pugna en el puesto con Daley Blind y el veterano Ashley Young, suplentes habituales.

En el centro del campo, Michael Carrick, el termómetro de este equipo, acompaña a Paul Pogba, el futbolista más caro del mundo, mientras que Ander Herrera entra dependiendo del rival. Si juega Ander, no lo suele hacer Jesse Lingard, en un 'once' en el que Henrikh Mkhitaryan en la mediapunta y el jovencísimo Marcus Rashford entrando por la izquierda tienen sitio fijo.

La punta del ataque también tiene dueño: Zlatan Ibrahimovic. El ariete sueco ha sido, probablemente, el jugador más en forma del United esta temporada, pero una inoportuna lesión en la vuelta de cuartos contra el Anderlecht podrían apartarlo del equipo en el tramo final de campaña.

El once tipo del Manchester United es el siguiente: David De Gea; Antonio Valencia, Eric Bailly, Marcos Rojo o Chris Smalling, Luke Shaw; Michael Carrick, Paul Pogba, Ander Herrera o Jesse Lingard; Henrikh Mkhitaryan, Marcus Rashford o Anthony Martial y Zlatan Ibrahimovic. 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
 
 

NOTICIAS

 

OPINIÓN

 

LEG. & JURIS.

 

EVENTOS

 

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

  Noticias 2006-2013   Opinión 2006-2013   Legislación 06-13   Eventos 2006-2013   Publicaciones 2006-13
    Casos 2006-2013   Editoriales 2006-2013   Juris. 2006-13   Cursos sobre deporte   Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013   Dossier 2006-2013   Entrevistas 2006-2013   Bases de datos        
HEMEROTECA 1997-2013   Otro ángulo 06-2013   Opinión 2005-2006            
        Opinión 1997-2004