30 de abril de 2017
Última actualización: 17:55
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Miguel Fraguela
21 de abril de 2017

El Barcelona no recurrió ante el TAD la sanción a Neymar, que se perderá el Clásico

Guardar en Mis Noticias.

Aún tiene plazo para hacerlo, pero lo cierto es que el recurso no entró ni ayer ni hoy en el registro del TAD, razón por la cual este no ha podido pronunciarse este viernes ni siquiera sobre una eventual medida cautelar

[Img #41285]

Resulta dificil de explicar, pero lo cierto es que el recurso del Barcelona no entró ni ayer ni hoy en el registro del TAD, razón por la cual este tribunal no se pronunció este viernes ni siquiera sobre una eventual medida cautelar, que que podría haber permitido a Neymar jugar el clásico de este domingo, si es que se la concedían.

 

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) terminó en torno a las 14:30 de este viernes la reunión sin que hubiese entrado el recurso.

 

En consecuencia, mantiene toda su vigencia la sanción de dos partidos (más otro por la expulsión) que le fue impuesta por los gestos de desconsideración hacia un colegiado en el partido del 8 de abril contra el Málaga, concretamente por aplaudir al cuarto árbitro tras ser expulsado.

 

Por tanto, podemos ya dar por seguro que Neymar no estará este domingo en el Clásico del Santiago Bernabéu.

 

Probablemente el recurso del Barcelona se presente la semana próxima, pero, obviamente, el Clásico ya se lo habria perdido el crack brasileño, que se encuentra en uno de sus mejores momentos de juego.

 

La resolución de Apelación

 

Como informamos en IUSPORT, el Comité de Apelación de la RFEF acordó ayer jueves desestimar el recurso interpuesto por el Barcelona contra la referida sanción .

 

Neymar fue sancionado por Competición con tres partidos: uno por la expulsión por doble amonestación y dos más porque se "dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole". El brasileño ya cumplió el primer encuentro de castigo contra la Real Sociedad en la pasada jornada.

 

En el acta de ese partido, el árbitro relató que Neymar, "tras ser expulsado y cuando iba a entrar en el túnel de vestuarios, se dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole".

 

Por ello, el Comité de Competición acordó imponer al brasileño una sanción de suspensión durante dos partidos por infracción del artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF, con multa accesoria de 700 euros al club y de 600 al futbolista, en aplicación del artículo 52. Contra dicho acuerdo el Barcelona interpuso un recurso.

 

Según Apelación, el club azulgrana "no discute la existencia de los aplausos que constituyen la base fáctica de la sanción recurrida. Opone que en esa acción no se encierra una conducta subsumible como conducta sancionable al amparo del artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF, 'por cuanto el plus de menosprecio y de desconsideración que se exige para la aplicabilidad de dicho precepto no concurre en el presente caso'".

 

Apelación subrayó que el acta arbitral dice textualmente que el jugador en cuestión "tras ser expulsado y cuando iba a entrar en el túnel de vestuario, se dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole".

 

"La referencia al cuarto árbitro es contemplada como una afirmación gratuita por el club recurrente. Y en este sentido es forzoso desestimar el argumento del club por cuanto el acta arbitral, en el párrafo mencionado, como toda el acta, está protegida por la presunción de veracidad que le concede el artículo 27.3 CD y que no ha sido destruida por ningún medio de prueba del recurrente. Ello es suficiente para sostener la fuerza probatoria del acta en este extremo", agrega el comité.

 

Además precisa que "la tesis del recurrente descansa en una simple afirmación que considera lógica: 'simplemente aplaudir no se puede interpretar como reacción personal hacia la persona de dicho cuarto árbitro'".

 

En su recurso el Barcelona añade que "podría considerarse como una reacción desesperada del jugador consecuencia de su expulsión, incluso como una velada disconformidad con el criterio de decisiones arbitrales adoptadas durante el partido".

 

A este respecto, Apelación señala que "esa misma lógica conduce a la desestimación del recurso, pues es indudable que como el mismo recurrente admite en su hipótesis, los aplausos solo pueden entenderse como protesta y desaprobación, que el árbitro aclara en el acta que se hizo al cuarto árbitro".

 

"Si los aplausos son signo lógico de la desaprobación de un jugador hacia una medida arbitral -y ello no lo discute el propio recurrente-, y el árbitro, redactor y fedatario del acta, afirma que se dirigieron al cuarto árbitro, sin que se haya probado nada en contra, es forzoso concluir que el recurso debe ser desestimado", continúa el comité.

 

Apelación ponía como ejemplo la resolución del 7 de febrero de 2014, el expediente contra Cristiano Ronaldo, en el que reflejó que "la lógica más elemental conduce a concluir que es correcta la deducción del acta, pues la cadena de acontecimientos habla en ese sentido. Quien osa hacer ese gesto de burla en público es indudable que lo dirige a un destinatario, y éste, con lógica, lo era el cuarto árbitro al que el jugador consideró responsable de una decisión injusta".

 

Por todo ello, Apelación entendió que el Comité de Competición "aplicó correctamente el artículo 117 CD, por lo que el recurso debe ser desestimado".

 

El Barcelona visitará al Real Madrid en próximo domingo, por lo que, una vez denegada la cautelar por el TAD,  Neymar se perderá el clásico justo cuando se encuentra en uno de sus mejores momentos.

 

TEXTO ÍNTEGRO DE LA RESOLUCIÓN DE APELACIÓN

 

"Expediente nº 417 - 2016/17


Reunido el Comité de Apelación, que forman D. José Mateo Díaz, D. Arturo Manrique Marín y D. Carlos González Torres, para resolver el recurso interpuesto por la representación del FÚTBOL CLUB BARCELONA, contra Resolución del Comité de Competición de fecha 10 de abril de 2017, son de aplicación los siguientes


ANTECEDENTES


Primero.- El acta arbitral del encuentro del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado el día 8 de abril de 2017 entre el Málaga CF y el FC Barcelona, en el apartado 1. Jugadores, bajo el epígrafe C. Otras incidencias, literalmente transcrito, dice: “Equipo: FC Barcelona. Jugador: Neymar Da Silva Santos. Motivo: Otras incidencias: Tras ser expulsado y cuando iba a entrar en el túnel de vestuarios, se dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole”.


Segundo.- Vistos el acta y demás documentos correspondientes al referido encuentro, el Comité de Competición, en resolución de fecha 10 de abril de 2017 y en base a los fundamentos recogidos en la misma, acordó imponer al citado jugador sanción de suspensión durante dos partidos, por infracción del artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF, con multa accesoria en cuantía de 700 € al club y de 600 € al futbolista, en aplicación del artículo 52.


Tercero.- Contra dicho acuerdo se interpone en tiempo y forma recurso por la representación del FC Barcelona.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


Primero.- El club recurrente no discute la existencia de los aplausos que constituyen la base fáctica de la sanción recurrida.


Opone que en esa acción no se encierra una conducta subsumible como conducta sancionable al amparo del artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF, “por cuanto el plus de menosprecio y de desconsideración que se exige para la aplicabilidad de dicho precepto no concurre en el presente caso”.


A este respecto debemos subrayar que el acta arbitral dice textualmente que el jugador en cuestión “tras ser expulsado y cuando iba a entrar en el túnel de vestuario, se dirigió al cuarto árbitro aplaudiéndole”.
La referencia al cuarto árbitro es contemplada como una afirmación gratuita por el club recurrente. Y en este sentido es forzoso desestimar el argumento del club por cuanto el acta arbitral, en el párrafo mencionado, como toda el acta, está protegida por la presunción de veracidad que le concede el artículo 27.3 CD y que no ha sido destruida por ningún medio de prueba del recurrente. Ello es suficiente para sostener la fuerza probatoria del acta en este extremo.


La tesis del recurrente descansa en una simple afirmación que considera lógica: “simplemente aplaudir no se puede interpretar como reacción personal hacia la persona de dicho cuarto árbitro”.


Y añade: “podría considerarse como una reacción desesperada del jugador consecuencia de su expulsión, incluso como una velada disconformidad con el criterio de decisiones arbitrales adoptadas durante el partido”.
Segundo.- Pues bien, esa misma lógica conduce a la desestimación del recurso, pues es indudable que como el mismo recurrente admite en su hipótesis, los aplausos solo pueden entenderse como protesta y desaprobación, que el árbitro aclara en el acta que se hizo al cuarto árbitro.


Si los aplausos son signo lógico de la desaprobación de un jugador hacia una medida arbitral –y ello no lo discute el propio recurrente-, y el árbitro, redactor y fedatario del acta, afirma que se dirigieron al cuarto árbitro, sin que se haya probado nada en contra, es forzoso concluir que el recurso debe ser desestimado. Como dijimos en la resolución de fecha 7 de febrero de 2014, expediente nº 252 - 2013/14 (jugador sancionado don Cristiano Ronaldo Dos Santos Aveiro), “la lógica más elemental conduce a concluir que es correcta la deducción del acta, pues la cadena de acontecimientos habla en ese sentido. Quien osa hacer ese gesto de burla en público es indudable que lo dirige a un destinatario, y éste, con lógica, lo era el cuarto árbitro al que el jugador consideró responsable de una decisión injusta”.


En consecuencia, el Comité de Competición aplicó correctamente el artículo 117 CD, por lo que el recurso debe ser desestimado.


En virtud de cuanto antecede, el Comité de Apelación,


ACUERDA:


Desestimar el recurso formulado por el FC Barcelona, confirmando el acuerdo impugnado, recaído en resolución del Comité de Competición de fecha 10 de abril de 2017.


Contra la presente resolución cabe interponer recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de quince días hábiles, a contar desde el siguiente al que se reciba la notificación.


Las Rozas de Madrid, a 20 de abril de 2017.
El Presidente",

 

TEXTO ÍNTEGRO DE LA RESOLUCIÓN DE COMPETICIÓN DE DOS PARTIDOS POR LOS APLAUSOS A LOS COLEGIADOS

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
 
 

NOTICIAS

 

OPINIÓN

 

LEG. & JURIS.

 

EVENTOS

 

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

  Noticias 2006-2013   Opinión 2006-2013   Legislación 06-13   Eventos 2006-2013   Publicaciones 2006-13
    Casos 2006-2013   Editoriales 2006-2013   Juris. 2006-13   Cursos sobre deporte   Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013   Dossier 2006-2013   Entrevistas 2006-2013   Bases de datos        
HEMEROTECA 1997-2013   Otro ángulo 06-2013   Opinión 2005-2006            
        Opinión 1997-2004