21 de enero de 2018
Última actualización: 17:29
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Anna Almécija
17 de marzo de 2017

Medidas de autoprotección frente al delito: la defensa personal para mujeres

Guardar en Mis Noticias.

[Img #38860]

La semana pasada se publicó el informe anual de 2016 del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, donde se constata el aumento en un 8,7% en el número de víctimas respecto de 2015.

 

En lo que llevamos de 2017, las cifras de asesinadas siguen aumentando. Los últimos datos sobre agresiones sexuales dados por el Ministerio del Interior son igualmente estremecedores, más de 1.200 denuncias al año.

 

Ante dicho panorama, y dejando claro de antemano que la responsabilidad de una agresión es únicamente de quien la realiza, nunca de la víctima, sensibilizar sobre la importancia de la autoprotección de la mujer es imprescindible.  Algunas de las medidas que proponen en la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, apuntan en esta dirección: si crees que te van a agredir, intenta defenderte. Por ello, hablamos con cuatro profesionales para que nos aclaren algunas dudas al respecto.

 

Para empezar le consultamos a Cristina Vizcaíno, karateka, que el pasado fin de semana revalidó su título de Campeona de España en su categoría y que cuenta con una gran experiencia como instructora

 

¿Cómo puede ayudar a una mujer conocer defensa personal?

 

Practicar una disciplina como el karate te hace sentir fuerte, aporta autoconfianza, seguridad. Te proporciona una forma física, beneficios psicológicos y también unos valores que te ayudan a tener una determinada actitud ante la vida, por lo tanto no es solo que te puedas defender mejor ante una posible agresión, sino que si el agresor no te percibe como vulnerable no hay tantas posibilidades de ser víctima.   

 

¿Es realista pensar que saber defensa personal le puede servir a una mujer si el agresor es mucho más corpulento que ella o va armado?  

 

La mujer que haya practicado un arte marcial estará preparada ante esa situación, habrá entrenado, por lo que sabrá cómo afrontarlo, conocerá unas técnicas básicas de protección que pueden evitarle un grave problema e incluso salvarle la vida. El karate no se limita a unos movimientos o combate sobre un tatami, tiene una aplicación práctica, sirve para defenderse de agresiones reales de todo tipo, sea como sea tu agresor. En determinadas situaciones, si él es muy corpulento o va armado, lo ideal es golpear en determinados puntos vitales que en clase enseñamos, correr y buscar ayuda, no exponerte más.

 

¿Existe alguna limitación en función de la edad o la condición física para practicar este deporte?

 

No hay límite alguno, desde niñas a partir de 3 años hasta mujeres mayores, cada instructor adapta la técnica al grupo al que entrena.


 

Nos interesa recoger también las aportaciones de los profesionales de la prevención del delito: desde la Sociedad Española de Criminología (SECrim) las criminólogas Shaila Villar, Presidenta y Sara Cervelló,  vicepresidenta, nos resuelven magníficamente algunas cuestiones sobre este tema.

 

¿Que las mujeres tengan conocimiento de técnicas de defensa personal puede prevenir posibles agresiones o evitar la gravedad de la agresión que sufra?  

 

La agresión, en su concepto genérico, no depende en exclusiva de la víctima o de la futura víctima, ni de sus capacidades. Que tenga conocimientos de defensa personal es una herramienta para saber cómo actuar frente a la agresión e intentar evitar sus consecuencias al máximo. Es importante aclarar que no todas las agresiones a las que se puede enfrentar una mujer, son iguales. Por ejemplo, no es lo mismo una situación de maltrato intrafamiliar o de violencia de género, que un asalto puntual en la calle con intención de acoso o agresión sexual.  

 

[Img #38862]Entonces ¿es útil acudir a clases de defensa personal?

 

Entrenar y participar en grupos donde además, se desarrolle las capacidades de autoprotección, en principio es positivo como elemento o factor de protección. Ya no sólo por las capacidades de autodefensa que pueda adquirir la mujer (de cualquier edad), sino por el simple hecho de tener un núcleo de amistad, un núcleo de confianza externo a sus relaciones personales y familiares (o institucionales, si la mujer está bajo la protección de la Administración), que en un momento dado puede ser un apoyo fundamental.

 

Además, podemos desarrollar este tipo de actividades como parte de la Atención Integral de la Mujer Víctima: trabajar con ella para que recupere su confianza, su fuerza y que vea que no está sola, que además de todos los profesionales que estamos para ayudarla, existe un grupo de iguales con el que puede empezar a crear vínculos emocionales y nuevas relaciones.

 

¿Puede la actitud de una mujer prevenir agresiones, es decir, una mujer fuerte, con autoestima y confianza tiene menos probabilidades de ser víctima? ¿Los agresores buscan víctimas vulnerables?

 

Depende del delito. En los casos que se nos plantea, podemos encontrar bastantes variables.

 

Si los centramos en la violencia de género, evidentemente, una mujer fuerte, con autoestima y confianza no es el perfil típico de víctima; los rasgos mencionados son rasgos protectores. Aunque puede perder esa protección debido a la relación con el maltratador, o futuro maltratador... es decir, que pierda la autoestima y la confianza como consecuencia de la evolución del propio ciclo del maltrato.

 

También, aunque es menos frecuente, nos podemos encontrar el proceso inverso: Mujeres que ya han sido victimizadas que tenían un perfil más vulnerable, y que tras trabajar con ellas diferentes factores de protección, desarrollen y fortalezcan su autoestima y confianza a niveles en los que nunca habían estado.

 

Existen distintos tipos de agresores, en algunos casos buscarán víctimas vulnerables, y en otros víctimas a las que poco a poco ir dominando.

 

Es importante trabajar dos vertientes:

 

- El grupo de iguales: Tener un referente externo de apoyo al que poder acudir si nos vemos en peligro o que nos pueda ayudar en caso de no ser capaces de detectarlo por nosotras mismas.

 

- Trabajar desde la infancia en el concepto de convivencia, igualdad y relaciones saludables, tanto para hombres, como para mujeres.

 

Por eso consideramos que trabajar la defensa personal, puede englobar un buen recurso de prevención para las mujeres, sean de la edad que sean.

 

¿Consideráis que desde el plano criminológico puede ser contraproducente de alguna manera que una mujer conozca técnicas de defensa personal?

 

Únicamente será contraproducente si el mensaje de porqué se trabaja la autodefensa no queda totalmente claro. No debe entenderse como un “arma de ataque”, sino como una “herramienta de autoprotección”. Debemos saber explicar que no hay que buscar el conflicto, y esta cuestión, dependiendo de la edad y de la situación personal, en ocasiones será todo un reto para la persona responsable del proyecto.

 

Finalmente, creemos que es importante contar con una última opinión, ya que puede caber la duda de si una disciplina como el karate u otras artes marciales son adecuadas para mujeres desde el punto de vista médico. Hablamos con Anna Hernan, fisioterapeuta

 

¿Recomendarías realizar una disciplina como el karate a mujeres? ¿Hay alguna contraindicación?

 

No es una disciplina agresiva para el cuerpo de la mujer. Es cierto que algunos esfuerzos que se realizan en karate aumentan la hiperpresión sobre el suelo pélvico, pero puede compensarse acabando la sesión con unas abdominales hipopresivas y también anticipándonos al esfuerzo con una contracción ascendente del suelo pélvico durante el mismo, y mantener una postura lo más erguida posible siempre que la técnica lo permita,  pero en ningún caso diría que realizar karate es contraproducente para las mujeres, adaptándolo a su edad y condición física. Sería importante que los instructores tuvieran en cuenta y conocieran estas técnicas cuando den clases a mujeres.

 

Después de hablar con estas profesionales llegamos a una conclusión clara: para las mujeres saber defensa personal solo puede aportar beneficios. Aunque el Código Penal permite la legítima defensa – siempre que se den tres requisitos como son agresión ilegítima, necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla y falta de provocación suficiente por parte del defensor – hay que considerar que las artes marciales no solo aportarán a una mujer técnicas para enfrentarse a una posible agresión sino que provocará unos cambios en su actitud vital que pueden evitar que se convierta en víctima o que le ayudarán a salir de una situación de maltrato si es que ya está en ella. Practicar artes marciales puede aumentar su fuerza, su autoestima, confianza y la seguridad, y además, así formará parte de un grupo de entrenamiento que puede ser de ayuda y apoyo en caso necesario.

 

Anna Almécija

www.annaalmecija.com

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: 22 de julio de 2017 a las 14:06
DiarioDUC
Este artículo entra en el fondo de la cuestión:

**** : **** www.diariodeuncriminologo.com/2017/05/29/la-falsa-seguridad-en-los-cursos-de-defensa-personal-femenina/

IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004