// Google Analytics (function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-42624090-1', 'auto'); ga('create', 'UA-284980-4', 'auto', {'name': 'canariasahora'}); ga('create', 'UA-284980-14', 'auto', {'name': 'caius'}); ga('send', 'pageview'); ga('canariasahora.send', 'pageview'); ga('caius.send', 'pageview'); // Fin Google Analytics
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Manel Atserias Luque
26 de octubre de 2016

Carta dirigida a los candidatos que quieren liderar la Federación Catalana de Baloncesto (FCB)

Guardar en Mis Noticias.

[Img #30250]“Por una Federación más democrática y transparente”

 

Querido candidato,

 

Antes de exponerle brevemente qué mejoras urgentes necesitaría la Federación Catalana de Baloncesto (en adelante, FCB) para recuperar su plena legitimidad democrática y transparencia, permítame felicitarle de antemano. Y es que, por primera vez en nuestra joven democracia, según un medio de comunicación deportivo, habrá más de un candidato que concurra a unas elecciones para elegir la Junta Directiva de esta entidad. Aunque este dato sea un tanto significativo y merezca una profunda reflexión, estaremos de acuerdo con el refrán español de que “más vale tarde que nunca”.

 

El próximo día 26 de noviembre de 2016, los miembros de pleno derecho de la Asamblea General elegirán al órgano colegiado que, durante los próximos cuatro años (si todo va bien), se encargará del gobierno y administración de la FCB. Ante esta circunstancia, he considerado que es el momento idóneo para intentar conseguir algún compromiso formal de su candidatura.

 

De todos modos, no se preocupe. Piense que el impacto de esta carta será insignificante (por no decir nulo) teniendo en cuenta que miles de personas que forman parte de la FCB (jugadores, entrenadores, árbitros y auxiliares de mesa, entre otros colectivos) quedan excluidas de participar en las elecciones para elegir la Junta Directiva al no ser miembros de pleno derecho de la Asamblea General.

 

Ante esta crítica, señor candidato, algunos podrían utilizar una estrategia que, por más vieja que sea, parece funcionar siempre: echar balones fuera. Se me ocurren dos excusas distintas.

 

La primera, que carece de fundamento alguno, consiste en culpar sistemáticamente al Estado. Pues bien, me gustaría recordarle que la Generalidad de Cataluña tiene competencia exclusiva en el establecimiento del régimen jurídico de las federaciones deportivas catalanas, tal como establece el artículo 134.1.d de la Ley Orgánica 6/2006, de 19 de julio, de reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Por lo tanto, entre otros aspectos, la composición de las asambleas generales de las federaciones deportivas catalanas es una cuestión que compete, exclusivamente, a la Generalidad. Por lo tanto, este “primer balón” no cuela.

 

La segunda, cuyo grado de perversión es notable, consiste en afirma que la Generalidad ha establecido solo este modelo. Buen intento, pero tampoco cuela.  

 

Cuando el legislador catalán aprueba el Decreto Legislativo 1/2000, de 31 de julio, por el que se aprueba el Texto único de la Ley del deporte, deja al ejecutivo que desarrolle la cuestión relativa a la composición de las asambleas generales de las federaciones deportivas catalanas (art. 23.1). Eso sí, pone una condición: deben estar constituidas de acuerdo con los principios de representación democrática de los miembros que las integran (art. 21.1).

 

¿Qué hace el Gobierno de Cataluña? Deja que las federaciones establezcan en sus estatutos la composición de sus asambleas generales, pero siempre que se ajusten a los requisitos del artículo 57 del Decreto 58/2010, de 4 de mayo, de las entidades deportivas de Cataluña. Y fíjese usted cómo son las cosas que el apartado segundo del citado artículo contempla la posibilidad, siempre y cuando los estatutos de la federación la contemplen, de que ciertos estamentos en los que se agrupan las personas físicas (deportistas, entrenadores y árbitros) puedan ser miembros de pleno derecho de la Asamblea General de la federación deportiva catalana correspondiente. Las únicas limitaciones que se establecen son las siguientes: (I) un estamento por disciplina, y (II) el número de representantes de estos estamentos tiene que tiene que ser inferior al 50 % de los miembros de la Asamblea General.

 

Por lo tanto, siguiendo los cauces establecidos en los Estatutos de la Federación Catalana de Baloncesto, esta reforma puede hacerse si hay voluntad.

 

Además, este sistema de mayor democracia representativa ya se aplica a otras federaciones autonómicas de baloncesto (entre otras, Andalucía, Aragón, Asturias, Madrid y La Rioja). Incluso algunas de ellas ―Canarias, Navarra y Murcia―   contemplan en sus propios estatutos las proporciones y número de representantes por estamentos que deben tener sus asambleas generales.

 

En otro orden de asuntos, aunque está íntimamente conectado con la idea de democracia, es la idea de la transparencia. Si los distintos estamentos fueran miembros de pleno derecho de la Asamblea, podrían tener conocimiento y ejercer la tarea de control respecto a las actuaciones de la Junta Directiva.

 

Durante estos dos últimos años, he tenido la oportunidad de defender, con el apoyo y ayuda de bastantes personas, los intereses de miles de entrenadores catalanes de baloncesto en el caso #NoPayNoCoach y puedo decirle que el grado de indignación no hubiera sido el mismo si nuestro sistema fuera diferente. Porque la información es, probablemente, el poder más importante que cualquier persona pueda tener y, por ello, es imprescindible que los representantes de todos los colectivos que forman parte de la FCB dispongan de la misma al mismo tiempo.

 

Me gustaría poder detallar más las reformas estructurales que, a mi parecer, contribuirían a un mejor funcionamiento de la FCB. Pero considero que el sistema de composición de la Asamblea General, sin haber entrado en profundidad, es esencial.

 

Finalmente, le deseo mucha suerte para estas elecciones. Estaré encantado de ayudar y participar en todo lo que sea necesario para que la FCB sea un referente en todos los sentidos.

 

Dublín,

23 de octubre de 2016

 

Manel Atserias Luque

Abogado del caso #NoPayNoCoach y entrenador de baloncesto

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress