22 de noviembre de 2017
Última actualización: 10:25
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Luis Pérez Triviño
21 de agosto de 2016

Felipe II, Hitler y los abucheos en los JJOO

Guardar en Mis Noticias.

Felipe II tras la batalla de Trafalgar librada por la denominada Armada Invencible española contra los ingleses, se quejó amargamente de que no había enviado a sus barcos a luchar contra los elementos. El elemento suerte en forma de imprevistas tormentas jugó en su contra y probablemente fuera decisivo en el resultado de la batalla. Algo parecido podría haber dicho el francés Renaud Lavillenie en la final de pértiga de los JJOO de Río de Janeiro.

 

A pesar de salir como favorito, acabo segundo tras el atleta local Thiago Braz da Silva. Más allá de los méritos de este último, el “elemento imprevisto” con el que se encontró el francés fueron los continuos abucheos que sufrió antes, durante y tras los sucesivos saltos que efectuó. Tal fue el nivel de presión que padeció el francés, que posteriormente comparó la situación con la que padeció Jesse Owens en los Juegos Olímpicos organizados por Hitler en 1936 . Más allá de lo acertado de la comparación, el comportamiento del público brasileño ha sido objetado por las propias autoridades brasileñas que han insistido en que “abuchear no es la forma de apoyar a nadie”.

 

Este incidente pone de nuevo sobre la mesa un asunto que en los últimos tiempos había pasado casi desapercibido: ¿hasta dónde está permitido el comportamiento de los aficionados en las gradas? En estos últimos años se han producido en España casos controvertidos como los cánticos vejatorios, las pitadas al himno español o la exhibición de las esteladas que han provocado que especialmente la Liga de Fútbol Profesional haya tomado medidas preventivas pero también represivas, en forma de sanciones.

 

Pero siendo cierto que a pocos nos gustan algunas de esas actitudes que han mostrado algunos aficionados, también es verdad que nos guste o no, apoyar al equipo propio y abuchear al equipo rival y a sus aficionados, ya sea en forma de silbidos, ruidos, abucheos, pitadas o incluso insultos ha formado parte del deporte.

 

Es más, algunos defienden que esto es algo que hace valioso ir a un estadio y no quedarse en casa viendo el mismo espectáculo por televisión. La identificación emocional con el equipo constituye para los aficionados una parte de lo que hace valiosa su vida y por ello, entienden que una forma de participar en la victoria de su equipo es animándolo… pero también lo es abucheando al rival para que pierda la concentración.

 

Esto es lo que los estadounidenses denominan “cheering o fan speech”, una potestad de la que gozarían los aficionados en la grada y que estaría amparada no solo por la tradición sino también por el derecho a la libertad de expresión. En aras de evitar la peores manifestaciones del “fan speech” se ha llegado a detener a un aficionado por ir al lavabo durante la “Star Spangled Banner”, esto es, el momento en que en todos los eventos deportivos se iza la bandera estadounidense y se canta el “God Bless America”.

 

También se detuvo a un clérigo por llevar la siguiente inscripción en su camiseta “John 3:16”, que se refería no a una cita con John sino a un versículo de la Biblia. Y es que aun reconociendo lo indeseable de algunas de esas manifestaciones no solo por su contenido, sino por el efecto que pueden tener sobre el resultado de una prueba deportiva, habría que ir con cuidado para evitar conculcar el derecho a expresarse libremente, uno de los diversos riesgos a la hora de regular este tipo de comportamientos, so pena  de caer en un ridículo puritanismo.

 

José Luis Pérez Triviño

Profesor Titular (acreditado catedrático) de Filosofía del Derecho. Universidad Pompeu Fabra

Presidente de la Asociación Española de Filosofía del Deporte

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004