17 de agosto de 2017
Última actualización: 01:27
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Alexander Guede
7 de julio de 2016

El encaje del fútbol en la aplicación de la normativa de ayudas de Estado

Guardar en Mis Noticias.

[Img #24380]De acuerdo con el artículo 107.1 del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE), el receptor de una ayuda de Estado ha de ser una empresa o una asociación de empresas, que siguiendo la consolidada jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) y la práctica de la Comisión Europea (CE), se caracterizará esencialmente por el ejercicio de su actividad económica en el mercado interior.

 

En sus orígenes, el Deporte y por consiguiente el fútbol como tal, no fueron regidos por motivos o intereses económicos. Un ejemplo son los clubes objeto de investigación de la CE sobre la dicotomía fiscal en España, que siguen estando registrados como asociaciones no lucrativas. Sin embargo, en los últimas décadas, el fenómeno futbolístico –especialmente– se ha convertido en una industria o negocio mercantil strictu sensu capaz de generar recursos y lucrarse por sí misma, y que queda razonablemente bajo el foco de la normativa de Competencia e indiscutiblemente de las reglas de ayudas de Estado.

 

El concepto de actividad económica se basa en el ofrecimiento de bienes y servicios a cambio de una retribución económica dentro de un mercado, como por ejemplo, en el que actúan los clubes de fútbol profesionales.

 

La CE, con especial énfasis en las Decisiones que ha tomado sobre declarar como ayudas de Estado ilegales a ciertos clubes españoles, señala el refuerzo financiero que estos disfrutan al engrosar de alguna manera su actividad dentro de la industria del Deporte como entretenimiento. Esta influyente asistencia podría implicar efectos en otros mercados aguas abajo, dependiendo de la estructura y atracción mediática que tenga la competición nacional del club receptor.

 

Estos son los elementos esenciales para comprender el encaje del fútbol ante estas prácticas anticompetitivas:

 

(a) VENTAJA COMPETITIVA

 

La involucración de los poderes públicos en la financiación de un club de fútbol profesional sólo crea una ventaja económica en la medida en que no haya una contraprestación por parte de éste. Las administraciones públicas de carácter local suelen estar decididamente comprometidas en promover a su club: es evidente el especial interés de las autoridades por mantener y socorrer a estos actores económicos, que con respecto a otros rivales se ven aventajados de una manera adulterada, para así garantizar y fomentar la viabilidad de su propia realidad, que dependerá después del éxito deportivo dentro del terreno de juego –y del terreno del cumplimiento normativo–.

 

(B) FIGURA DEL INVERSOR PRIVADO

 

La jurisprudencia del TJUE, en aras de delimitar la existencia de un favorecimiento a una empresa o club de fútbol, ha ido desarrollando los criterios de la figura de inversor privado que actúa en condiciones normales dentro del mercado en el que opera. El Estado tendrá que tener un comportamiento similar al que tendría cualquier inversor privado para no crear una ventaja competitiva injustificada. El propósito es evitar ventajas artificiales de los clubes –como empresas– que cuentan con el apoyo del Estado –en alguna de sus formas– sobre sus competidores, normalmente otros clubes de fútbol.

 

La problemática radica en que muchos actores económicos de carácter privado no conciben resultados o contrapartidas en el corto plazo; incluso aceptan pérdidas dentro de su estrategia de inversión ya que los objetivos de su apuesta pueden estar en mercados paralelos en los que invierten que sí son rentables. La mayoría de los clubes en Europa no tienen beneficios, y de hecho, en los últimos años las cifras de estos son negativas. Hay que añadir que muchos clubes no cuentan con activos inmobiliarios propios al no ser propietarios de los estadios donde compiten. Pese a lo anterior, la fuerza de los inversores privados dentro del fútbol sigue en aumento.

 

El Derecho de la UE es neutral en relación a la titularidad de propiedades por lo que las inversiones públicas no han de ser tratadas desfavorablemente en comparación con las privadas, sino que al igual que los capitales privados que invierten en la industria del fútbol por razones de marca, repercusión, etc., el Estado puede perseguir sus objetivos con una inversión planificada y a largo plazo. Independientemente de todo comportamiento legal, riguroso y responsable –prácticas que ni muchísimo menos se han tenido en cuenta, por ejemplo, en el caso del Instituto Valenciano de Finanzas–, las entidades locales y regionales están capacitadas para invertir como cualquier inversor con el fin de promover sus intereses territoriales y así sembrar los frutos venideros de una inversión pública en el fútbol que reviertan haciendo uso instrumental de su club local para lograr un desarrollo económico, turístico, social o cultural.

 

(C) TRANSFERENCIA DE RECURSOS PÚBLICOS

 

Cualquier recurso financiero de carácter económico que se genera, obtiene u origina en la producción o prestación de bienes y servicios por parte del Estado o cualquier entidad pública es un recurso estatal. Proceden de los impuestos y de los que pueden disponer libremente los poderes públicos. Las transferencias se realizan frecuentemente por parte de iniciativas públicas regionales o locales para cubrir así las expectativas de la ciudadanía, con normalidad, social y culturalmente ligadas al club de fútbol municipal.

 

(D) SELECTIVIDAD

 

El elemento de la ventaja selectiva es muy particular en la industria del fútbol y merece ser apreciado en algunos de los mercados aguas abajo –pese a los criterios de la CE que suelen ir siempre encaminados a confirmar la ventaja selectiva de una ayuda en el fútbol–. Ante una ventaja a un club por parte del Estado, los efectos no son los mismos en cada mercado segmentado:

 

En cuanto a la financiación de infraestructuras deportivas, la ventaja selectiva podría producirse si existiera una pugna entre dos o más infraestructuras, lo cual es un hecho inexistente en el fútbol. Si bien los principales usuarios de las grandes obras de infraestructuras –aerolíneas en aeropuertos, empresas de eventos en espacios multifuncionales, etc.– son extremadamente flexibles a la hora de elegir los emplazamientos donde llevar a cabo su actividad, el caso de los clubes de fútbol es totalmente diferente: su enraizamiento e identificación con el lugar donde se establecen es fortísimo y no hay margen para mover su sede.

 

Lo mismo sucede con la venta de entradas: los espectadores seguirán apoyando a su club a pesar de que otros clubes –competidores– ofrezcan acondicionamientos más cómodos o entradas a los partidos más baratas. Será por lo tanto muy difícil también probar la ventaja selectiva para este segmento de mercado ante una ayuda no compatible con el mercado interior.

 

Por otro lado, las empresas publicitarias o patrocinadoras se sirven de los clubes de fútbol dependiendo de su presencia en base a los factores de éxito del equipo, su participación en competiciones internacionales, o también por la propia imagen mediática y social del club; y no por referencia a estadios más atractivos o de mayor capacidad.

 

La selectividad de un club ante una supuesta ayuda de Estado sí que es especialmente sensible en el mercado de la compra de jugadores. Un club que no tenga la necesidad de cubrir los costes de la utilización de su estadio, o que reciba indirectamente ayudas fiscales por parte de la Administración Pública, tendrá más recursos económicos para destinarlos en la firma de mejores jugadores, por lo que sí que generará un desajuste competitivo en el mercado.

 

(E) AFECCIÓN DEL COMERCIO ENTRE LOS ESTADOS MIEMBROS

 

Según los criterios aplicados por la CE en materia de ayudas de Estado, básicamente todo favor realizado por el sector público a una empresa contendrá una afectación al mercado de los Estados Miembros. También para los clubes de fútbol, si bien es preciso realizar algunas exactitudes en alguno de los segmentos del mercado aguas abajo:

 

En relación al segmento de mercado de la venta de entradas para los partidos de fútbol, hay que indicar que éste es puramente local, puesto que no hay afectación en el mismo salvo en el mercado segmentado de la asistencia de espectadores a competiciones europeas u otros grandes encuentros.

 

En el mercado de los derechos audiovisuales, pese a haber una afectación de índole europea, las condiciones dependerán en gran medida de cada club en concreto y de la forma de venta de sus respectivos derechos, de la atracción de la liga nacional en cuestión que pueda traer más clientes de televisión de pago, etc.

 

En cuanto a las diligencias de comercialización y patrocinio, sí que existe una clara afectación al territorio comunitario, siempre y cuando estas provengan de los clubes profesionales que participan –mediáticamente– en las principales competiciones europeas de la UEFA Europa League y UEFA Champions League. En la otra mayoritaria parte de clubes –competiciones nacionales o domésticas y fútbol semi-profesional–, este elemento de afectación no se da de una forma tan clara.

 

Finalmente, el mercado de contratación de jugadores quedó totalmente abierto a los términos de la libre libertad de trabajadores, por lo que este segmento del mercado queda totalmente afectado ante una potencial ayuda de Estado.

 

Alexander Guede

Abogado

[email protected]

Noticias relacionadas Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004