28 de junio de 2017
Última actualización: 17:52
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
EFE//Iusport
10 de marzo de 2016

La Audiencia Nacional rechaza suspender la Orden reguladora de las elecciones

Guardar en Mis Noticias.

[Img #19569]

La Audiencia Nacional ha rechazado hoy la suspensión cautelar de la orden ministerial que regula las elecciones a las federaciones españolas, denegando así la petición de la Real Federación Española de Fútbol, al no concretar los daños y perjuicios que se crearían de no decretarse esa medida.

La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional mantiene así en un auto, contra el que cabe recurso, la vigencia de la orden ministerial impugnada, "máxime" cuando la propia RFEF no ha acreditado que su aplicación le sitúe "en una tesitura susceptible de hacer inútil la eventual sentencia estimatoria, ni los daños que de no adoptarse se generarían".

La RFEF recurrió esa orden ministerial al entender que vulnera derechos fundamentales y que se aprueben por la Administración Pública los reglamentos electorales de dichas asociaciones privadas imponiendo determinados criterios, requisitos y formalidades para llevar a cabo los procesos electorales.

Para este organismo ello supone "un atentado directo a la potestad de autoorganización de las entidades privadas, como es la RFEF", ya que la orden llega a regular, no solo la composición de las asambleas generales de las federaciones deportivas, sino también la proporcionalidad en la representación de los estamentos implicados, lo que supone "una injerencia de los poderes públicos".

Según los magistrados, la Federación demandante "se limita a aducir unos daños meramente hipotéticos y eventuales, consistentes en la posibilidad de que la federación pueda ser suspendida o expulsada de competiciones", porque la orden, según la RFEF, "implica una injerencia por parte de los poderes públicos contraria a los estatutos de la FIFA, no resarcible económicamente".

"La generalidad e imprecisión de su planteamiento obliga a desatender" la petición de la suspensión cautelar de la orden, porque para ello los daños irreparables aducidos "han de ser reales y efectivos", destaca el auto.

A juicio del tribunal, la orden del Ministerio de Educación y Deporte recurrida desarrolla "normas que tienen por objetivo reforzar la transparencia de los procesos electorales sin alterar la estructura" de la orden anterior de 2007, que fue respaldada por el Tribunal Supremo "mejorando la gobernanza de las federaciones y ofreciendo al deporte de élite y a los deportistas de alto nivel una representatividad adecuada".

Trata así de "adaptar y actualizar la regulación de los procesos electorales a las reformas legislativas operadas en el ámbito del deporte y, en particular, a la creación del Tribunal Administrativo del Deporte, órgano que ha asumido las funciones que en los anteriores procesos electorales correspondían a la Junta de Garantías Electorales".

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress

NOTICIAS

OPINIÓN

LEG. & JURIS.

EVENTOS

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

Noticias 2006-2013 Opinión 2006-2013 Legislación 06-13 Eventos 2006-2013 Publicaciones 2006-13
Casos 2006-2013 Editoriales 2006-2013 Juris. 2006-13 Cursos sobre deporte Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013 Dossier 2006-2013 Entrevistas 2006-2013 Bases de datos
HEMEROTECA 1997-2013 Otro ángulo 06-2013 Opinión 2005-2006
Opinión 1997-2004