17 de enero de 2017
Última actualización: 18:13
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Menroco (La Provincia)
14 de noviembre de 2016

Ricardo Moyano presentó su libro 'El juego de nuestras vidas, la edad de oro'

[Img #31257]

Ricardo Moyano García presentó el pasado miércoles, en el Cicca, Las Palmas de Gran Canaria, la primera parte de su libro El juego de nuestras vidas; la edad de oro del ajedrez grancanario (1954-1979). Ricardo agradeció en primer lugar las facilidades que los responsables del Cicca le dieron para presentar su libro en tan emblemático centro, curiosamente, el mismo lugar donde hace 49 años (octubre 1967) La Caja Insular de Ahorros abrió su primer club de ajedrez en los bajos de un hotel (Cairasco) allí instalado, comenzando de esa forma la brillante historia de una época grandiosa e irrepetible para el ajedrez canario.

 

El también magistrado juez presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Las Palmas estuvo acompañado en la mesa central del presidente de la Federación Insular, Juan José Sosa Suarez, expresidente del Club de la fundación Caja, Andrés Armas Suarez, y por el empresario de la firma Ideas Ajedrecistas Canarias y editor del libro, Juan Ramón Jerez López. El acto se vio asimismo arropado por la esposa e hijo del autor, María Eugenia y Eduardo, y por distintos jugadores y aficionados de varias generaciones entre los que hay que citar a Juan Pedro Domínguez, Eligio Quinteiro, José Miguel Fraguela, Juan Alemán, Alfredo Brito y la flamante campeona de España y subcampeona de Europa, Sabrina Vega, que de alguna manera representaba el futuro.

 

Desgranando la historia

 

Todos los intervinientes y el pequeño coloquio que se mantuvo desgranaron cómo era el ajedrez grancanario antes de la llegada de Pierre Dumesnil a Las Palmas en 1954, protagonismo que se prolongó entre dicho año y 1967, en que Juan Marrero Portugués logró que La Caja llevara el ajedrez a todas las escuelas de Gran Canaria, y cómo con la incorporación de Juan Rafael Betancort hicieron posible que nuestra Isla fuera conocida en todos los estamentos del ajedrez mundial.

 

Ricardo Moyano tuvo, como no podía ser de otra forma, un recuerdo de gratitud para aquellos que con su esfuerzo personal y vocacional colaboraron con el trío antes mencionado: Pedro Lezcano, Ángel Fernandez, Joaquín Sarraute, Gregorio Hernández, Ildefonso Lasso, Manuel Quevedo, Juan Francisco Hernández, y en el terrero competitivo Germán Pírez, Juan Pedro Domínguez, Fernando Sagaseta, Blas Rodríguez y Augusto Menvielle, a los que hay que añadir a los jóvenes de entonces José Miguel Fraguela y José García Padrón.

 

Fue, en efecto, la edad de oro de nuestro ajedrez. Una época inolvidable que las generaciones actual y futuras no deben olvidar.

 

Fuente: La Provincia 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
 
 

NOTICIAS

 

OPINIÓN

 

LEG. & JURIS.

 

EVENTOS

 

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

  Noticias 2006-2013   Opinión 2006-2013   Legislación 06-13   Eventos 2006-2013   Publicaciones 2006-13
    Casos 2006-2013   Editoriales 2006-2013   Juris. 2006-13   Cursos sobre deporte   Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013   Dossier 2006-2013   Entrevistas 2006-2013   Bases de datos        
HEMEROTECA 1997-2013   Otro ángulo 06-2013   Opinión 2005-2006            
        Opinión 1997-2004