25 de abril de 2017
Última actualización: 18:36
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción de Iusport
27 de agosto de 2016
TEXTO ÍNTEGRO DEL AUTO

El juez suspende cautelarmente el acuerdo de la Comisión Mixta de 3ª División RFEF–AFE

Guardar en Mis Noticias.

[Img #26894]

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Majadahonda (Madrid) ha dictado Auto por el que se acuerda la suspensión temporal del acuerdo adoptado por la Comisión Mixta de Tercera División RFEF-AFE en su reunión del 23 de junio de 2016, según informa la Comisión de Clubes de Tercera y Segunda División B.

 

En su razonamiento, el juez aprecia que concurren los requisitos legales para su adopción, muy especialmente el de “fumus boni iuris” o apariencia de buen derecho: “(...), el cual se desprende del contenido de la demanda y la documentación presentada con la misma, pues ésta permite, sin prejuzgar del fondo del asunto, emitir un juicio provisional e indiciario favorable de forma racional al fundamento de la pretensión del demandante” (sic).

 

La Comisión de Clubes de Tercera y Segunda División B (CCT) ha manifestado reiterada y públicamente su total disconformidad con la Comisión Mixta de Tercera División por su “irregular” constitución, sus excesos de competencias y su composición, exigiendo formar parte de la misma al tener más representación en la categoría de Tercera División Nacional que la propia Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que sí forma parte de la misma. También entiende la CCT que no tiene sentido que AFE sea quien interponga las reclamaciones de sus asociados y, a la vez, quien resuelva.

 

La CCT puso el departamento jurídico de la asociación, encabezados por el letrado Álvaro Ortiz de Urbina, a disposición de aquellos clubes asociados que se hubiesen visto afectados por resoluciones de la Comisión Mixta de Tercera División.

 

La resolución del Juzgado de Primera Instancia de Majadahonda, además de histórica por ser la primera admitida a trámite, es de vital importancia para la CCT, pues permite que esta denuncie en el procedimiento principal las presuntas irregularidades apreciadas en la tramitación de los procedimientos por parte de la mencionada Comisión Mixta.

 

TEXTO ÍNTEGRO DEL AUTO

 

"A U T O

 

Juez/Magistrado-Juez Sr./a: INMACULADA GONZALEZ CERVERA.

En MAJADAHONDA, a veintidós de agosto de dos mil dieciseis.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

UNICO.-Por turno de reparto ha correspondido conocer a este Juzgado de la demanda de Juicio Ordinario seguida bajo el nº 474/2016 a instancia del Procurador Sr. García Ortiz de Urbinaen representación de CLUB UNION COLLADO VILLALBA, frente a la REAL FEDERACION ESPAÑOLA DE FUTBOL. Mediante OTROSI DIGO se interesó la adopción de medidas cautelares. Admitida a trámite la demanda de solicitud de medidas cautelares se formó pieza separada y se convocó a las partes a la vista para el día 17de agosto de 2016 celebrándose la misma con el resultado que obra en las actuaciones.

 

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

 

PRIMERO.-Tres son los requisitos que debe deben cumplirse para la adopción de las medidas cautelares, la apariencia de buen derecho, el periculum in mora y la prestación de caución. Respecto al segundo de ellos la resolución de la AP de Madridde 31 de diciembre de 2005 afirma: "la necesidad impuesta por el artículo 728.1 de la LEC de que el actor justifique ante el Tribunal la existencia del periculum in mora, no puedeinterpretarse como necesidad de que se aporte una pruebacierta y demostrativa de que los demandados van a procurar la frustración de la ejecución del procedimiento judicial, sino que debe ser interpretada de una forma más flexible y abierta, pues no en vano la ley emplea el término "justificar", que implica un grado menor de certeza que el de probar o acreditar. Como afirma el Auto de la AP de Valladolid de 28.06.2002,"se trata de que el solicitante evidencie la concurrencia de una situación de riesgo durante la pendenciadel proceso, por la que razonablemente pudiera quedaramenazada la efectividad de una futura Sentencia condenatoria,de modo que el Juez no debe exigir la existencia de un peligro concreto de insolvencia, que resultaría de hecho difícil o imposible de acreditar en generar, sino un cierto riesgofuturo y meramente previsible racionalmente".

 

Y la resolución de la AP de Madrid de 25 de abril de 2005 afirma en cuanto al primero de los requisitos, la apariencia de buen derecho: " En cuanto -al menos, en buena técnica-las medidas cautelares van preordenadas a asegurar en el futuro laefectividad del fallo interesado a través de la demanda rectora del proceso principal, que se quiere favorable para elsolicitante de las medidas, presupuesto toral de éstas es que aparezca indiciado, siquiera sea de forma semiplena, que el derecho afirmado en el juicio por el peticionario de la tutela cautelar goza de alguna probabilidad de ser finalmente acogida. Las SS.A.P. de Barcelona, Secc. 15ª, de 24 de mayo de 1990 y de 30 de abril de 1991, se refieren, respectivamente, a la "probabilidad cualificada de triunfo de la pretensión de fondo", y a la "razonable perspectiva de éxito"..Como se cuidade precisar el A.A.P. de Barcelona, Secc. 13ª, de 7 de octubrede 1992 (Pte.: Iltmo. Sr. Ferrer Mora), esta apariencia de buen derecho "no puede confundirse con la razón última que permita sancionarlo, ya que la medida cautelar no ha de requerir un estudio minucioso y detallado de todos y cada uno de los elementos exigibles para decidir en último término acerca de la pretensión de la demanda, a menos de correr elriesgo de prejuzgar o anticipar el fallo ...".

 

El solicitante debe proporcionar al órgano jurisdiccional elementos bastantes de los que resulte, al menos prima facie, la "verosímil existencia del derecho alegado", sin perjuiciode relegar al proceso principal la demostración cumplida de surealidad. Para cohonestar la exigencia de celeridad -y consecuente eficacia-con evitación de potenciales abusos, se requiere algo más que la mera alegación del derecho,suficiente, en cambio, para iniciar el proceso de declaración; y algo menos que la certeza rigurosa, necesaria, empero, para la sentencia definitiva. En este sentido, la S.A.P. de Vizcaya, de 12 de mayo de 1994 refiere la necesidad de "unajustificación de que se ostenta una apariencia de derecho, un "fumus boni iuris", que permita dar crédito inicialmente a la pretensión de aseguramiento...".

 

El art. 728, apdo. 2 obliga al solicitante a "presentar los datos, argumentos y justificaciones documentales que conduzcan a fundar, por parte del tribunal, sin prejuzgar el fondo del asunto, un juicio provisional e indiciario favorable al fundamento de su pretensión. En defecto de justificacióndocumental, el solicitante podrá ofrecerla por otros medios". La intensidad del acreditamiento ha de ser proporcionada a la índole, características y, en especial, al alcance de las medidas solicitadas. En todo caso, su límite superior ha desituarse, so pena de desvirtuar la utilidad y función del instituto, en el punto en que pueda presumirse vehementemente que la pretensión principal del pleito será acogida en la sentencia que le ponga fin, reservando la determinación del derecho con mayor grado de certidumbre al proceso principal.

 

SEGUNDO.-El presente procedimiento ordinario se sigue en este Juzgado en virtud de demanda a instancia de la entidad CLUB UNION COLLADO VILLALBA frente a la REAL FEDERACION ESPAÑOLA DE FUTBOL, al amparo de los artículos 45 de la LEC, 40 de la LOreguladora del derecho de Asociación 1/2002 de 23 de marzo y 57 y 58 del Reglamento General de la RFEF, en ejercicio de acción de nulidad de la reunión de la Comisión Mixta de Tercera División de la RFEF-AFE celebrada en fecha 23 de junio de 2016 y nulidad de los acuerdos adoptados en dichareunión en lo que atañe al Club Unión Collado Villalba. Con carácter cautelar se solicita la suspensión temporal en tanto se sustancia el presente procedimiento de dicho acuerdo. El acuerdo en cuestión se refiere a que el Club ahora demandante deberá justificar indubitadamente el pago al futbolista ALVAROOLMEDO RODRIGUEZ de la cantidad de 1440 euros por ser este elimporte que por el Club se le adeuda con la advertencia de que de no justificarse el pago fehacientemente antes de las 12 horas del día 30 de junio de 2016 la Comisión Mixta informaráa la RFEF del incumplimiento por parte del Club de las obligaciones económicas exigidas por el futbolista anteriormente citado a los efectos de la posible suspensión de servicio federativo del Club y demás consecuencias reglamentariamente previstas en tanto no abone el importemencionado conforme se dispone en el reglamento de la RFEF.Como base de la demanda se impugna la creación, composición, competencias y funcionamiento de la comisión Mixta de Tercera División y se alega la ausencia de reglamentación, la actuación de la comisión excediéndose de sus competencias y elcarácter no profesional del futbolista respecto del cual se haadoptado el acuerdo.

 

En el presente caso, concurre el requisito del fumus boni iuris, el cual se desprende del contenido de la demanda y ladocumentación presentada con la misma, pues esta permite, sin prejuzgar del fondo del asunto, emitir un juicio provisional eindiciario favorable de forma racional al fundamento de la pretensión del demandante, sin perjuicio de lo que puedaresolverse en sentencia a la vista de la contestación de la parte demandada que todavía no obra en Autos. Por el letrado de la parte demandada en el acto de la vista de la medida cautelar se alega que no concurre el citado requisito,oponiendo resumidamente que la demandante conocía perfectamente la existencia y el acuerdo de la comisión, que hizo alegaciones al respecto sin que haya existido indefensión, que existe una relación de profesionalidad del futbolista reclamante con el Club y no de simple aficionado y que los clubes suelen enmascarar el amateurismo, y aporta documentos relativos a las cuestiones controvertidas que ya sevan perfilando en el presente pleito y que desde luego deben ser objeto de prueba y contradicción en el procedimientoprincipal por formar parte del fondo del asunto, sin que tales alegaciones sirvan ab initio y en sede de medidas cautelares para desvirtuar la existencia de la apariencia de buen derecho.

 

Igualmente concurre el requisito del periculum in mora ya que de no adoptarse la medida cautelar y mantenerse el acuerdo cuya suspensión se interesa, podrían verse suspendidos los derechos federativos del club demandante impidiendo así que elmismo pudiese tramitar licencia de entrenadores y futbolistasy por ende se vería impedido para competir en el campeonato liguero de la Temporada 2016/2017 cuya primera jornada de liga está prevista para finales de agosto de 2016 de forma que seevidencia la concurrencia de una situación de riesgo durante la pendencia del proceso, por la que razonablemente puedequedar amenazada la efectividad de una futura Sentencia condenatoria. Por ello habrá de adoptarse la medida cautelarsolicitada consistente en la Suspensión temporal del acuerdoadoptado por la Comisión Mixta de Tercera División RFEF-AFE en reunión celebrada en fecha 23 de junio de 2016 peroexclusivamente en lo que atañe al Club Unión Collado Villalba, no en relación con la totalidad de la reunión, en tanto se sustancie el presente procedimiento, medida que será efectiva una vez se preste por la parte solicitante una caución por importe de 1440 euros correspondiente a la cantidad reclamada por el futbolista D. ALVARO OLMEDO RODRIGO,cantidad que se considera suficiente para cubrir los eventuales perjuicios económicos que la medida pudiese causar a la parte demandada.

 

TERCERO.-En materia de costas es de aplicación el artículo394 de la Lecr sin que haya lugar a la imposición de costas ya que la medida ha de entenderse estimada únicamente en elsentido de suspender exclusivamente el acuerdo relativo al Club Unión Collado Villalba, pero dejando a salvo el resto deacuerdos adoptados, precisión ésta que no se realizaba en el Suplico de la solicitud, y que ha obligado a comparecer a la demandada en esta sede en defensa de la totalidad de los acuerdos adoptados en dicha reunión.

 

PARTE DISPOSITIVA

 

ACUERDO la Suspensión temporal del acuerdo adoptado por la Comisión Mixta de Tercera División RFEF-AFE en reunión celebrada en fecha 23 de junio de 2016 relativo al Club UniónCollado Villalba, dejando a salvo el resto de acuerdos adoptados en dicha reunión, en tanto se sustancie el presente procedimiento, medida que será efectiva una vez se preste por la parte solicitante una caución por importe de 1440 euros.Sin expresa imposición de costas".

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
IUSPORT • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
 
 

NOTICIAS

 

OPINIÓN

 

LEG. & JURIS.

 

EVENTOS

 

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

  Noticias 2006-2013   Opinión 2006-2013   Legislación 06-13   Eventos 2006-2013   Publicaciones 2006-13
    Casos 2006-2013   Editoriales 2006-2013   Juris. 2006-13   Cursos sobre deporte   Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013   Dossier 2006-2013   Entrevistas 2006-2013   Bases de datos        
HEMEROTECA 1997-2013   Otro ángulo 06-2013   Opinión 2005-2006            
        Opinión 1997-2004