24 de marzo de 2017
Última actualización: 05:14
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

EDITORIAL DE IUSPORT
6 de febrero de 2016

La adaptación al Código de la AMA: una obligación ineludible

Esta mañana dábamos cuenta en IUSPORT de que la normativa española antidopaje, que ya ha sufrido reformas para adaptase a las exigencias de la AMA, no ha sido adaptada al último texto aprobado del Código Mundial Antidopaje, que -ojo- entró en vigor el 1 de enero de 2015.

 

El asunto es serio, pues puede desembocar, si no se actualiza antes del 18 de marzo, en una suspensión de funciones de la Agencia Española (AEPSAD) por parte de la Agencia Mundial (AMA).

 

El Gobierno español no puede permanecer impasible ante esta situación bajo el pretexto de que está "en funciones".

 

El compromiso

 

Recuérdese que el 19 de noviembre de 2015, la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte emitió un comunicado en el que salía al paso de las informaciones acerca de la “vigilancia” u “observación” a la que está sometida por parte de la AMA.

 

La AEPSAD reconocía que “la decisión adoptada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de incluir a España en el denominado “programa de observación” del grado de cumplimiento del Código Mundial Antidopaje 2015 está motivada por la pendiente modificación de la Ley Orgánica 3/2013, de 20 de junio, de protección de la salud en el deporte y lucha contra el dopaje en la actividad deportiva, para su adecuación a los últimos cambios realizados en el citado Código”.

 

Y terminaba la agencia española afirmando que la Agencia Mundial Antidopaje cuenta con el compromiso de España de que "esta modificación legislativa se llevará a cabo tan pronto como sea posible, tras la constitución de las Cortes Españolas celebradas las elecciones generales convocadas para el próximo mes diciembre”.

 

Y concluía el comunicado de la Agencia afirmando que “en el caso de España, la implementación total del Código conlleva fundamentalmente la introducción de dos nuevas infracciones (complicidad y asociación prohibida), el alargamiento de las sanciones para casos de dopaje intencionado que pasan de dos a cuatro años y la modificación del periodo de prescripción de las infracciones de los 8 años actuales a los 10 previstos en el nuevo Código".

 

Un gobierno en funciones

 

Nadie en España se rasgaría las vestiduras si el Gobierno de Mariano Rajoy, aún en medio de este periodo de negociaciones de las fuerzas políticas para elegir presidente, presenta mañana mismo un proyecto de ley que adapte la ley española al código de la AMA. Todos entenderían que el Estado español ha contraído ese compromiso internacional y debe cumplirlo, sin que un periodo convulso -políticamente-, como el actual, deba ser obstáculo para ello.

 

Y si el Gobierno no mueve ficha, cualquier grupo del Congreso de los Diputados está legitimado para presentar una proposición de ley con el mismo objetivo.

 

Están tardando.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
 
 

NOTICIAS

 

OPINIÓN

 

LEG. & JURIS.

 

EVENTOS

 

PUBLICACIONES

ARCHIVO HISTÓRICO (1997-2013)

  Noticias 2006-2013   Opinión 2006-2013   Legislación 06-13   Eventos 2006-2013   Publicaciones 2006-13
    Casos 2006-2013   Editoriales 2006-2013   Juris. 2006-13   Cursos sobre deporte   Otros enlaces
BUSCADOR 1997-2013   Dossier 2006-2013   Entrevistas 2006-2013   Bases de datos        
HEMEROTECA 1997-2013   Otro ángulo 06-2013   Opinión 2005-2006            
        Opinión 1997-2004